MAS ARTICULOS DE ACTUALIDAD Y VIDEOS RELACIONADOS CON LA COMUNIDAD DE MADRID EN De Madrid al Cielo

MAS INFORMACION DE ACTUALIDAD con VIDEOS en Cosas de rosamar Madrileña

"Le preguntaron a Mahatma Gandhi cuáles eran los factores que destruyen al ser humano y respondió así: "La política sin principios. El placer sin compromiso. La riqueza sin trabajo. La sabiduría sin carácter. Los negocios sin moral. La ciencia sin humanidad"

Buscar en este blog

domingo, 31 de marzo de 2013

Paralelismos entre la España contemporánea y la Alemania de los años 30

nazis

González Pons afirmó “Querían marcarme como los nazis a los judíos”, en referencia al escrache que sufrió por parte de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca en su domicilio. La realidad es que en la Alemania de los años 30 los que marcaban y hostigaban eran los que ostentaban el poder. Habría que buscar un suceso de reacción de los judíos contra los nazis para que las palabras de González Pons tuviesen un referente en la Alemania nazi.
Sabemos lo que causó el nazismo pero pocas veces nos fijamos en los sucesos y medidas que se sucedieron para que ese proceso llegara a producirse.
En 1937 un informe del partido socialdemócrata en Praga comparaba el proceso de transformación moral de la sociedad alemana durante el ascenso del nazismo con la reconstrucción del puente de una línea férrea: “Los ingenieros no podían limitarse a demoler una estructura ya existente, debido a las repercusiones en el tráfico ferroviario. Lo que hacían en su lugar era ir renovando lentamente cada tornillo, viga y raíl, un trabajo que apenas si hacía levantar la vista de los periódicos de los pasajeros. Sin embargo, un día, se darían cuenta que el viejo puente había desaparecido y que ocupaba su sitio una nueva estructura deslumbrante”
Mantenimiento del poder

Los gobiernos tienen como objetivo principal mantenerse en el poder y perdurar el mayor tiempo posible. La diferencia entre los democráticos y los que no lo son, es que estos últimos buscarán la perpetuación del poder mediante cualquier tipo de método. El hecho de que esos métodos sean o no violentos, no cambian el objetivo: mantener el poder.


Cuando las condiciones sociales y económicas no son las idóneas para mantenerse en el poder es cuando pueden surgir actitudes antidemocráticas y autoritarias que permitan a un gobierno continuar ejerciéndolo por encima de la desafección social. Es entonces cuando todas las medidas, decretos y leyes, buscan reprimir el conflicto social y criminalizar a la disidencia y la oposición, ocasionando entonces un proceso de degeneración democrática.
Degradación progresiva

Uno de los elementos prioritarios en la propaganda de Joseph Goebbels fue la degradación progresiva de la situación política para que el pueblo alemán y la opinión pública internacional fueran asumiendo las medidas que el partido nazi fue instaurando. Varios intelectuales y periodistas contemporáneos de la república de Weimar que se dieron cuenta de la deriva en la que se sumía Alemania iban analizando las medidas que se tomaban convirtiendo la democracia de la República de Weimar con constitución desde 1919 en un sistema autocrático.



Uno de los intelectuales que advirtieron de esa deriva autocrática en los años 30 fue Friedrich Rech-Malleczewen’s, quien comparó el incipiente periodo nazi con el reinado del terror de Bockelson en Münster, en el siglo XVI. Los dirigentes nazis usaron su propaganda para volverse contra el autor de la comparación y argumentar que era “exagerada y fruto de la ignorancia”.
A la hora de criticar ciertos paralelismos entre un periodo tan dramático y el resto se tiende a fijarse en el resultado final de aquel periodo histórico, y no en el proceso y las fases que lo hicieron conformarse. No hubiese sido posible el genocidio de seis millones de judíos sin el Decreto del Reichstag, Las Leyes de Nuremberg o la Ley Habilitante de 1933. Todas ellas tomadas bajo la más estricta legalidad.
El nazismo fue incubándose durante décadas y fueron multitud de medidas y circunstancias las que lo conformaron. Esos paralelismos y similitudes de deriva autocrática son los que se deben analizar para entender a dónde nos llevan los años que vivimos.
Criminalización de colectivos desafectos para el endurecimiento de leyes

En España, en un periodo de crisis económica, con un índice de desempleo disparado y recortes de la administración pública, los conflictos sociales y laborales aumentan de manera exponencial. Los paros, huelgas y protestas ponen al Gobierno en una difícil situación. La estrategia generalizada para afrontarlos es la criminalización de cualquier colectivo que justifique el endurecimiento de leyes o medidas contra esos sectores.

En España se han venido produciendo por parte de miembros de los gobiernos locales, autonómicos y estatales, declaraciones que menoscaban la imagen de colectivos como funcionarios, maestros, personal sanitario, sindicalistas, manifestantes, estudiantes y plataformas cívicas.
En 2010, en España, durante el conflicto de los controladores aéreos la criminalización del colectivo llevó a la declaración del estado de alarma y la militarización de los trabajadores para conseguir acabar con el conflicto.
Más recientemente, la Comunidad de Madrid en el contexto del conflicto educativo contra los profesores, publicó las pruebas de oposición a maestro con el fin de menospreciar la labor de los profesores y así justificar las medidas de excelencia que prepara en la educación pública. Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid, durante el conflicto por la privatización de servicios sanitarios, acusó al personal sanitario de hacer huelga con fines corporativistas y de posponer operaciones quirúrgicas.
Otro caso es el de las acusaciones de terrorismo y kale borroka por parte de miembros del Gobierno a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca por sus movilizaciones contra los diputados que deben votar la iniciativa legislativa popular que propone medidas contra los desahucios. La estrategia de criminalización de la plataforma concluyó con la circular del Ministerio del Interior, el pasado jueves, que ordena la identificación y detención de todos aquellos participantes en los escraches.
La estrategia que definen estos ejemplos es simple: criminalizar a la oposición para justificar medidas disuasorias o resolutivas del conflicto.
En Alemania, el 27 de febrero de 1933, se produjo un incendio en el Reichstag. Existen historiadores que lo atribuyen a las SA de Adolf Hitler. Lo que no admite discusión es que el comunista Marinnus Van Der Lubbe fue condenado a muerte acusado del incendio y ejecutado mediante guillotina. Condena que por otra parte fue derogada en 2008 por tratarse de una injusticia manifiesta.
El incendio sirvió para que el partido nazi acusara a los comunistas de conspiración y detuviera a varios de sus líderes ilegalizando su partido. Se decretó el estado de emergencia y se promulgó el “Decreto del presidente del Reich para la protección del pueblo y el estado”, también conocido como el decreto del incendio de Reichstag.
El decreto anulaba la libertad de expresión, la libertad de prensa, la libertad individual de la persona, la libertad de asociación, la libertad de reunión y el secreto de las comunicaciones.


Acondicionamiento de centros de internamiento. (CIEs Vs Theresiendstadt)

En diciembre de 2011, una inmigrante murió en un CIE, uno de los centros de internamiento de extranjeros donde se retiene a inmigrantes “ilegales” a la espera de ser deportados a sus países. El oscurantismo sobre su muerte y la situación de estos centros, en los que se ha denunciado hacinamiento y malas condiciones de salubridad, llevó al Ministerio del Interior a autorizar una visita de la prensa para convencer a la opinión pública de que las condiciones en los CIE respetan los derechos humanos. La visita sólo aumentó las dudas sobre las condiciones en estos centros al no permitir a la prensa ni ver, ni hablar con ningún inmigrante retenido allí.


Las medidas de represión del Estado camufladas a la opinión pública con los mismos métodos. En 1944, tras la deportación de judíos daneses a Theresiendstadt, el régimen nazi autorizó la visita de la Cruz Roja al campo de concentración.
Los alemanes acondicionaron el campo convenientemente para que la Cruz Roja se llevara una buena impresión, deportaron a otros campos a multitud de presos para erradicar el hacinamiento, pintaron las barracas, crearon eventos de ocio, musicales y actividades lúdicas, e incluso crearon una panadería que impregnó el lugar de un agradable olor a pan recién hecho.
Uno de los reos, un director de cine judío, realizó un video de propaganda que mostraba lo bien que se vivía en Terezin: https://www.youtube.com/watch?v=OlIMAJF3kic
Uso de la delación entre la población. (Web de los Mossos vs Sicherheitsdienst)

Tras la huelga general del 29 de marzo y los disturbios ocurridos en Barcelona, el Consejero de Interior de la Generalitat, Felip Puig, y los Mossos publicaron una web con fotos de sospechosos de los disturbios pidiendo a la sociedad civil que delatara a los que reconociera como autores de esos supuestos delitos. Más recientemente, las NNGG de Castellón iniciaron una campaña para que los ciudadanos delataran anónimamente a aquellos profesores que en su opinión usaban las aulas para adoctrinar.

La promoción de la delación en la sociedad civil era el cometido de la Sicherheitsdienst, un servicio de inteligencia civil dirigido por Reynhard Heydrich que se encargaba de conseguir información para la Gestapo basada en informaciones aportadas por ciudadanos afectos al régimen nazi.
Trato a la disidencia interna

En julio de 2012, el comité de derechos y garantías del PP decidió suspender de militancia al senador Juan Morano tras romper la disciplina de voto del partido y pronunciarse a favor de las enmiendas de la oposición a los Presupuestos Generales del Estado en defensa del sector del carbón. El mismo Juan Morano calificó la acción de “actitud antidemocrática”. Este modo de afrontar la disidencia interna se produjo también en las votaciones del PSC junto al PSOE en el Congreso de los Diputados en la votación que permitiría establecer un diálogo con la Generalitat para la celebración de un referéndum soberanista.

Expulsar o sancionar a cualquiera que se aparte de la disciplina de partido, dando a éste todo el poder absoluto lo abordó el propio Adolf Hitler en su obra Mein Kampf, cuando literalmente escribió: “uno de los principales cuidados que debe tener la organización, consiste en procurar que no se ingiera en la solidaridad del movimiento ningún motivo de desunión capaz de provocar divisiones que debiliten la obra”.
Instauración de trabajos forzosos

El gobierno de España, en septiembre de 2012, publicó una norma que instaura en los parados con prestación la realización de trabajos forzosos. La medida les obliga a realizar tareas de limpieza y reconstrucción de montes por los incendios. La norma establece que “en caso de negativa o incumplimiento de obligación por parte de del desempleado será aplicable el régimen sancionador previsto en el texto refundido de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social”.

Este tipo de prestación forzosa también existía en la Alemania de los años 30. En 1934, se establece el Servicio Laboral del Reich o Reichsarbeitsdienst, un servicio de trabajo forzoso en obras públicas con una duración de 6 meses para hombres entre los 18 y los 25 años.
Criminalización de ayuda a inmigrantes

El borrador de la nueva reforma del Código Penal propuesta por el ministro Alberto Ruiz-Gallardón establece en el artículo 318: “el que intencionadamente ayude a una persona que no sea nacional de un Estado Miembro de la Unión Europea a entrar en el territorio de otro Estado miembro o a transitar a través del mismo, vulnerando la legislación de dicho Estado sobre la entrada o tránsito de extranjeros, será castigado con una pena de multa de tres a doce meses o prisión de seis meses a dos años”.

Es decir, propone como delito la ayuda humanitaria a inmigrantes irregulares. Lo que el borrador del nuevo Código Penal establece como delito es lo que el estado de Israel considera motivo para ser declarado Justo entre las naciones, una distinción que se otorga a todos aquellos que, poniendo en riesgo su vida, ayudaron a los judíos en la Alemania nazi -algo que se castigaba con prisión e incluso con la muerte-.
Proceso gradual

En la actual Europa y en España se está tomando multitud de pequeñas medidas que tienen el mismo fondo que las que se tomaron durante el proceso de conformación del periodo nazi. Lo que allí se conoció como Gleichschaltung, el proceso gradual de sincronización y uniformidad del pensamiento mediante la acumulación de poder.

La eliminación de la oposición política se puede hacer mediante real decreto, como se hizo en los Decretos del incendio del Reichstag, o mediante una multitud de medidas que dificulten el acceso a los órganos de poder o produzcan cambios en la representación de los distintos partidos. En esta línea, se han promovido varias iniciativas en España en los últimos meses, entre las que destacan la eliminación de los sueldos en los diputados autonómicos de Castilla-La Mancha, el recorte de diputados en Galicia en las circunscripciones con menor incidencia del PPel cambio de la ley electoral para permitir que en las elecciones vascas puedan votar aquellos ciudadanos que salieron de Euskadi y que viven en otra comunidad.
Toda esa homogenenización del poder y medidas de represión que buscan la pervivencia del Estado y el statu quo son las que conformaron uno de los periodos más negros de nuestra historia. Algo que no ocurrió de un día para otro y al que se llegó lentamente y en un contexto social, económico y político con muchas semejanzas a las condiciones actuales.
No se debe olvidar encuadrar el problema de construcción autoritario en un contexto europeo en el que se está produciendo el ascenso de partidos nazis tradicionales como Jobbik en Hungría o Amanecer Dorado en Grecia. Partidos que se alimentan de la desafección política y la crisis social y económica. Un virus del que no estamos libres de inocularnos en España.

viernes, 29 de marzo de 2013

Bárcenas 'indica' a Gallardón el camino para desactivar el caso Gürtel


El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, ese es el hombre de quien Luis Bárcenas y su entorno esperan recibir el pago que exigen por su silencio a Mariano Rajoy: la anulación total del caso Gürtel.

O al menos esa es la versión que se extiende desde hace tiempo en algunos ambientes del PP madrileño y en la que, curiosamente, encajan perfectamente como piezas de un rompecabezas pulcramente colocadas, los últimos acontecimientos judiciales que se han desarrollado alrededor del caso. Sobre todo los movimientos de la Fiscalía Anticorrupción, un cuerpo que depende directamente del Ministerio de Justicia. O sea de Gallardón.

Según estos rumoress. Hace tiempo que el presidente del Gobierno conoce el precio que el antiguo tesorero del PP le exige para no poner sobre la mesa los documentos que posee y que acreditan, más allá de la duda, el esquema de financiación irregular vigente en el partido durante más de dos décadas. Los donantes, los receptores de los sobres y algunas otras sorpresas más escondidas en la cuentas de ese pasado, a veces no tan remoto, que complica el presente de esta formación política.

Bárcenas quiere quedar completamente libre y para siempre de toda posible acusación relacionada con este asunto. Y sobre todo evitar la cárcel. No hay otro pacto posible. Y no sólo eso. Quiere ver movimientos en la esfera judicial que le tranquilicen porque vayan en la dirección que el considera correcta y que no es otra que la destinada a convertir el 'caso Gürtel' en un nuevo 'caso Naseiro'. Para que termine del mimo modo. Archivado por un defecto de forma en la instrucción y con todos sus implicados libres.

Y por si alguien tenía dudas sobre las intenciones de Bárcenas, el propio interesado ha usado Intereconomía como plataforma para hacer públicos sus deseos y que nadie pueda decir que no los ha manifestado. En dos entregas que tuvieron lugar el pasado viernes 22 de marzo y el lunes 25, el ex tesorero del PP lo puso todo negro sobre blanco. Nada de sutilezas. Las cosas como son.

Bárcenas ya indicó en esas comparecencias públicas que el caso partía viciado por un defecto de forma relacionado con las grabaciones que permitieron iniciar la investigación. Una línea que están siguiendo ahora sus abogados en combinación con los representantes legales de otros antiguos notables del PP, en este caso del entorno de Esperanza Aguirre.

Todos ellos se han unido al recurso presentado por Francisco Correa, el presunto líder de la trama, que solicitaba la nulidad de la causa con el argumento de que las grabaciones particulares realizadas por el ex concejal del PP de Majadahonda que permitieron el inicio de la acciones judiciales eran ilegales. Ahora, para Bárcenas y los suyos, lo fundamental es que triunfe el derecho procesal. Ni el penal, ni el civil, ni el mercantil, les interesa.

Pero para que la estrategia prospere, todo debe ser caso Gürtel, no puede haber piezas separadas ni jueces que compliquen la situación. Baltasar Garzón ya sabe algo de esto y de cómo su intento de investigar hasta el fondo a esta trama corrupta le ha supuesto salir de la judicatura. También por culpa de unas escuchas que ordenó y que, supuestamente, eran ilegales.

Y hasta ahí todo parecía tranquilo. Entre otras cosas porque era Federico Trillo, ese eficiente murciano del Opus Dei quien se encargaba del asunto. Todo un seguro para Bárcenas y los suyos. Pero hubo movimientos en el partido, Trillo se fue de Embajador a Londres y empezó a cundir el nerviosismo en el entorno del ex tesorero del PP. 

Y, según estas crónicas apócrifas, sin contrastar y posiblemente falsas, para calmarle le recordaron que el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, estaba al tanto de la operativa que se empleó para desactivar el 'caso Naseiro' porque el realizó entonces la investigación interna encargada por el partido en relación con aquel asunto.

Pero estas aseveraciones no habrían conseguido tranquilizarle del todo. Más aún cuando en septiembre del pasado año, Bárcenas, según ha relatado la revista Interviú, se empezó a sentir molesto por el acoso al que le sometían un par de fiscales, que decían contar con el apoyo de su jefe el Fiscal General de Estado, Eduardo Torres Dulce, nombrado por Gallardón

El momento era más crítico aún porque al ex tesorero del PP le constaba que las comisiones rogatorias encargadas a Suiza iban a dar fruto y se descubriría el dinero que tiene en el exterior. Entonces decidió ponerse en marcha, sobre todo cuando ya en 2013, una vez descubiertas sus cuentas secretas sintió que nadie se movía para protegerle. 

Ahí aparecieron sus famosos papeles. Y ahí empezó a dejar claro que él asumiría sus responsabilidades, pero solo las suyas. Más claro que si iba a la cárcel no iría sólo. Así que era hora de que el ministro de Justicia empezara a moverse. 

Y eso estaría haciendo Gallardón ahora. Según la rumorología de la que hablamos: activar a la Fiscalía para que todo el caso, sin excepciones que pongan en peligro la estrategia como la que planteaba Gómez Bermúdez al reclamar la investigación de la querella de IU, quede en manos de Ruz se quede todo con todo, un magistrado eventual al que en septiembre sustituirá Miguel Carmona. Un ex magistrado progresista muy amigo del ministro, según se dice.

Y por ahora, la liturgia se cumple. Ruz se ha quedado con el caso tras la decisión sobre la competencia adoptada ayer por la Audiencia Nacional, aunque la sala lo hiciera sin que se produjera una votación unánime. Pero tanto da, porque se trata de una resolución inapelable.

lunes, 25 de marzo de 2013

ERE y Barcenas, en el juego de las compensaciones


Son devastadores los efectos del caso Bárcenas sobre la imagen del PP, como los ERE fraudulentos de Andalucía sobre la imagen del PSOE. Sólo elevando a definitiva esa conclusión se pueden matizar algunos desvaríos del coro político y mediático del PP contra el PSOE y los sindicatos por cuenta del mayor escándalo en la Andalucía socialista. Y no me refiero a la exigencia de responsabilidades a quienes están por encima en el escalafón de un partido. Al fin y al cabo, Bárcenas era un cualificado militante del PP (gerente, tesorero, senador) y Javier Guerrero lo era del PSOE (director general de Trabajo y principal muñidor de la trama).
Tan previsible es que el PP pida la dimisión del presidente de la Junta, José Antonio Griñan, como que los socialistas pidan la del presidente Rajoy. De esa lógica deviene que este sea tan culpable o tan inocente de las trapacerías de Bárcenas como aquel de las de Guerrero. Se acomoda a la pugna partidista que se desenvuelve en el terreno estrictamente político sin pasar al judicial, pues nadie cree en serio que Rajoy, o Griñán en su caso, organizasen, amparasen o consintiesen esas malas prácticas. Lo alarmante es la manipulación de los hechos en virtud del perverso 'más eres tú'. El ansia compensatoria tiene su límite en el respeto a la verdad.
Se falta a la verdad, por ejemplo, cuando se habla de un fraude de 647 millones de euros, que es la cantidad total presupuestada en las partidas de ayudas a empresas y trabajadores durante nueve años consecutivos. La propia juez Alaya sostiene que el dinero defraudado (suficiente para que se les caiga la cara de vergüenza a los socialistas andaluces) ronda los 136 millones: 74 para empresas que falsearon su situación, 50 en comisiones y 12,3 para prejubilados “intrusos”. Se deduce que en ayudas a empresas realmente necesitadas se gastaron no menos de 500 millones de euros. O que, además de los 126 jubilados falsos, recibieron ayuda 6.000 jubilados verdaderos.
A raíz de la reciente Operación Heracles, que deja el saldo de imputados en sesenta y ocho y el de encarcelados en siete, han entrado en danza Comisiones Obreras y UGT. Desde este fin de semana, en el discurso de quienes juegan a compensar los efectos del caso Bárcenas en la opinión pública, se ha colado la acusación de que las dos grandes centrales sindicales forman parte de la trama de los ERE. Y que para financiarse se sumaron al festín de las sobrecomisiones por tramitar expedientes. Es normal que hagan ese tipo de gestiones en nombre del trabajador. Otra cosa es que se prestasen a tramitar expedientes a sabiendas de que eran fraudulentos, porque en ese caso también deberían responder ante la juez. Pero me parece insensato acusarles de formar parte de la trama por la presencia entre los implicados de un exsindicalista, Juan Lanzas, o porque el director de VitaliaEduardo Pascual, que se forró con las comisiones abusivas, le haya dicho a la magistrada “pregunte a los sindicatos” cuando aquella le preguntó por el paradero del dinero defraudado.
Decir que los sindicatos están implicados en la trama por cobrar comisiones (0,5% de la prima) en los expedientes de los ERE andaluces (como en los murcianos, los gallegos, los madrileños o los manchegos) es como decir que la banca está implicada en el caso Urdangarin porque le cobraba comisiones en sus millonarias operaciones bancarias.

ALGUNAS PERSONAS ACTÚAN COMO SI ESTUVIERAN TRATANDO DE AYUDARTE




En este caso, si cambiamos “personas” por Gobierno y resto de Instituciones, el contenido que expresa la imagen, sería el mismo.


Quienes se presentan a una Elecciones, con un Programa determinado, en el que nos dicen todo lo bueno que piensan hacer, y luego, si se les vota por ello y llegando al poder, no solo NO cumplen con lo que han prometido, sino que en la practica hacen todo lo contrario, engañan y estafan al pueblo, y por lo tanto encajan con la imagen.

Si el PPSOE se ponen de acuerdo, para llevar a cabo un cambio en la Constitución , de forma que priorizan el pago de la deuda y sus intereses, a un Estado de Bienestar, que dé respuesta a las necesidades mas fundamentales de la ciudadanía, como por ejemplo son la atención Publica en Sanidad, Educación, Servicios Sociales etc. queda todavía más claro, que los políticos profesionales en su inmensa mayoría, encajan con la imagen.

¿Cómo acabar definitivamente con esta indeseable realidad? La respuesta a nivel teorico es sencilla, como es, la de recuperar esa DEMOCRACIA REAL que la partitocracia tiene secuestrada , y viene utilizándola de una forma totalmente contaminada con sus sucios intereses económicos y partidistas.

¿Qué hacer para lograrlo? No cabe duda, de que muchos tendrán que ser lo caminos que tengamos que poner en marcha, para acabar con tanta injusticia y para poder recuperar nuestra Instituciones, así que por lo que a esta Movimiento Ciudadano respecta, nuestra propuesta pasa por la exigencia de una Reforma de la Ley Electoral, donde entre otros aspectos, se contemple fundamentalmente, que el Voto en Blanco sea Computable, con sus Escaños Vacios correspondientes.

Si estás de acuerdo, te esperamos en:
votoenblancocomputable@gmail.com


ALEMANIA CONTRA EUROPA (El artículo de Juan Torres censurado)



"Es muy significativo que habitualmente se hable de “castigo” para referirse a las medidas que Merkel y sus ministros imponen a los países más afectados por la crisis.

Dicen a sus compatriotas que tienen que castigar nuestra irresponsabilidad para que nuestro despilfarro y nuestras deudas no los paguen ahora los alemanes. Pero el razonamiento es falso pues los irresponsables no han sido los pueblos a los que Merkel se empeña en castigar sino los bancos alemanes a quienes protege y los de otros países a los que prestaron, ellos sí con irresponsabilidad, para obtener ganancias multimillonarias.

Los grandes grupos económicos europeos consiguieron establecer un modelo de unión monetaria muy imperfecto y asimétrico que enseguida reprodujo y agrandó las desigualdades originales entre las economías que la integraban. Además, gracias a su enorme capacidad inversora y al gran poder de sus gobiernos las grandes compañías del norte lograron quedarse con gran cantidad de empresas e incluso sectores enteros de los países de la periferia, como España. Eso provocó grandes déficit comerciales en éstos últimos y superávit sobre todo en Alemania y en menor medida en otros países.

Paralelamente, las políticas de los sucesivos gobiernos alemanes concentraron aún más la renta en la cima de la pirámide social, lo que aumentó su ya alto nivel de ahorro. De 1998 a 2008 la riqueza del 10% más rico de Alemania pasó del 45% al 53% del total, la del 40% siguiente del 46% al 40% y la del 50% más pobre del 4% al 1%.

Esas circunstancias pusieron a disposición de los bancos alemanes ingentes cantidades de dinero. Pero en lugar de dedicarlo a mejorar el mercado interno alemán y la situación de los niveles de renta más bajos, lo usaron (unos 704.000 millones de euros hasta 2009, según el Banco Internacional de Pagos) para financiar la deuda de los bancos irlandeses, la burbuja inmobiliaria española, el endeudamiento de las empresas griegas o para especular, lo que hizo que la deuda privada en la periferia europea se disparase y que los bancos alemanes se cargaran de activos tóxicos (900.000 millones de euros en 2009).

Al estallar la crisis se resintieron gravemente pero consiguieron que su insolvencia, en lugar de manifestarse como el resultado de su gran imprudencia e irresponsabilidad (a la que nunca se refiere Merkel), se presentara como el resultado del despilfarro y de la deuda pública de los países donde estaban los bancos a quienes habían prestado. Los alemanes retiraron rápidamente su dinero de estos países, pero la deuda quedaba en los balances de los bancos deudores. Merkel se erigió en la defensora de los banqueros alemanes y para ayudarles puso en marcha dos estrategias. Una, los rescates, que vendieron como si estuvieran dirigidos a salvar a los países, pero que en realidad consisten en darle a los gobiernos dinero en préstamos que pagan los pueblos para traspasarlo a los bancos nacionales para que éstos se recuperen cuanto antes y paguen enseguida a los alemanes. Otra, impedir que el BCE cortase de raíz los ataques especulativos contra la deuda de la periferia para que al subir las primas de riesgo de los demás bajara el coste con que se financia Alemania.

Merkel, como Hitler, ha declarado la guerra al resto de Europa, ahora para garantizarse su espacio vital económico. Nos castiga para proteger a sus grandes empresas y bancos y también para ocultar ante su electorado la vergüenza de un modelo que ha hecho que el nivel de pobreza en su país sea el más alto de los últimos 20 años, que el 25% de sus empleados gane menos de 9,15 euros/hora, o que a la mitad de su población le corresponda, como he dicho, un miserable 1% de toda la riqueza nacional.

La tragedia es la enorme connivencia entre los intereses financieros paneuropeos que dominan a nuestros gobiernos, y que estos, en lugar de defendernos con patriotismo y dignidad, nos traicionen para actuar como meras comparsas de Merkel."

Juan Torres

“Merkel, como Hitler, ha declarado la guerra al resto de Europa, ahora para garantizarse su espacio vital económico. Nos castiga para proteger a sus grandes empresas y bancos y también para ocultar ante su electorado la vergüenza de un modelo que ha hecho que el nivel de pobreza en su país sea el más alto de los últimos 20 años, que el 25% de sus empleados gane menos de 9,15 euros/hora, o que a la mitad de su población le corresponda, como he dicho, un miserable 1% de toda la riqueza nacional”.
Este párrafo, el penúltimo del artículo del catedrático de economía Juan Torres López, publicado en El País el pasado 23 de marzo bajo el título “Alemania contra Europa, fue la excusa para la censura. En concreto, el diario afirma que “contenía afirmaciones que [El País] considera inapropiadas” en referencia a la comparación de Angela Merkel con Adolf  Hitler. El autor, Juan Torres, lamenta hoy “que se interprete que la tesis de ese artículo es comparar a la Señora Merkel con Hitler, tal y como algunas personas están dando a entender en la red. Lo lament[a] porque cree que es evidente que de ninguna manera son personas comparables o que sus políticas sean igual de dañinas. Y, sobre todo, porque de ninguna manera se puede deducir esto último de [su] texto. Es más, cree que interpretarlo así solo sirve para desviar la atención sobre el fondo de su artículo que es claramente otro”. Pero aunque Torres también lamenta otras interpretaciones, lo más grave de la censura es que se haya desviado la atención de las denuncias de fondo sobre la concentración de la riqueza en pocas manos, el aumento de las desigualdades en Alemania, la financiación de las burbujas inmobiliarias de varios países por parte de la banca alemana, y cómo esta irresponsabilidad se ha vendido en la prensa “como el resultado del despilfarro y de la deuda pública de los países donde estaban los bancos a quienes habían prestado”.

Alemania contra Europa



Lo que El País censura no es el comentario sobre Hitler y Merkel, sino que se diga con claridad que a quien se rescata es a la banca alemana, receptora última de los rescates de los países mediterráneos o de Irlanda, y que se hace como parte de una estrategia al igual que impedir que el BCE “cortase de raíz los ataques especulativos contra la deuda de la periferia para que al subir las primas de riesgo de los demás bajara el coste con que se financia Alemania”.
Juan Torres concluye lamentando “los problemas que hayan podido causar esas interpretaciones”, pero también el hecho de que los lectores “no puedan seguir leyendo el artículo en la web”.

blogs.tercerainformacion.es

martes, 19 de marzo de 2013

Con corralito se entiende todo mejor


El corralito chipriota impresiona mucho, sí, pero qué quieren que les diga: yo casi preferiría que nos hubiesen acorralado también a nosotros con el rescate bancario, que como a los chipriotas nos hubiesen pegado un bocado a la cuenta bancaria de una vez y sin anestesia. Porque total, al final también pagaremos el rescate aunque sea por vías más indirectas.
El corralito y la “tasa extraordinaria”, con todo lo que tienen de ominoso, al menos sirven para que los ciudadanos vean la estafa en todo su alcance, sin lugar a dudas. En vez de, como nosotros, sentir que nos han robado la cartera y mirar en todas direcciones buscando al ladrón, los chipriotas ven cómo les meten la mano en el bolsillo sin disimulo, con una pedorreta de propina.
En España no nos han quitado un porcentaje del dinero ahorrado en el banco, pero al final el resultado es el mismo. Yo cojo el saldo de mi cuenta y, si lo comparo con el de hace un año, me doy cuenta de que he sufrido una quita mucho mayor que el 3% o el 6’7% que quieren imponer a los chipriotas. Como ellos, yo también estoy pagando el rescate a la banca española y los destrozos de la burbuja, pero por otras vías más sutiles: pagando más impuestos, pagando más por servicios públicos que se han encarecido o ya no se subvencionan, y ganando menos por mi trabajo. El resultado, una merma en mis ahorros, que no se han volatilizado, sino que han servido para salvar la banca.
Mientras los chipriotas pagan todos y por igual (aunque los de siempre ya se habrán escapado a tiempo), aquí cada uno ha pagado más cuanto menores fuesen sus posibilidades de escapar al robo: a unos nos quitan sueldo, a otros les quitan pensión (y no digamos las pensiones futuras que ya nos han descontado), a los accionistas y propietarios de preferentes les han dado un buen mordisco, y otras formas de incautación más difíciles de contabilizar, pero que resultan en lo mismo: pérdida de dinero. No otra cosa supone perder derechos laborales y sociales: trabajar más por menos, pagar más para obtener menos.
Mientras a nosotros nos cuesta un esfuerzo entender el fondo de esta crisis, los chipriotas lo comprenderán con solo echar un vistazo al extracto de movimientos del cajero: un saqueo a lo grande, una transferencia masiva de riqueza, desde los ciudadanos hacia el sector financiero. Una quita interminable: si en Chipre hay quita de depósitos, aquí tenemos quita de sueldos menguados, quita de pensiones reformadas, quita de derechos recortados, quita de servicios públicos desmantelados, quita de bienes privatizados.
¿Corralito, dicen? Para corralito el que sufren el Estado de Bienestar y los derechos de los trabajadores, congelados, suspendidos, en reestructuración.
Eso es la crisis, y no me cansaré de repetirlo: una transferencia, un saqueo sin fin. Dicho lo cual, aclaro que no envidio la suerte de los chipriotas, porque ellos al final tendrán doble castigo: corralito bancario, y corralito del otro, ya que el rescate incluirá otro programa de ajuste como los que ya conocemos griegos, irlandeses, portugueses y españoles.

Algunas preguntas incómodas sobre el rescate a Chipre



¿Qué pinta un paraíso fiscal dentro de la zona euro? ¿De verdad Alemania ha descubierto hoy que en este local se juega, que era la mafia rusa quien lavaba sus fortunas en esta isla mediterránea? ¿Cómo es posible que el supuesto primer estafado por esta fuga de capitales en negro –el Gobierno ruso– esté hoy indignado porque a sus ladrones se les vaya a robar?
¿Por qué Europa admitió como socio a un país que tiene como más lucrativa exportación el secreto bancario y la tasa de impuestos al capital más baja de toda la Unión? ¿Para cuándo una unificación de impuestos que acabe con el sangrante dumping fiscal?
¿Qué culpa tienen los ciudadanos chipriotas honrados de compartir banco con ladrones? ¿Por qué tienen que pagar los justos por los pecados ajenos? ¿Por qué no se castiga solo a esos delincuentes y no a todos por igual?
¿Qué entiende la Unión Europea por "unión bancaria" si los depósitos menores a 100.000 euros no están garantizados, salvo que seas alemán? ¿Hay alguien con cerebro y una calculadora que haya sumado los costes añadidos a esta decisión que pone en riesgo la confianza bancaria y la propia supervivencia del euro por la ridícula cantidad (en términos macro) de 5.800 millones? ¿De verdad un país que apenas supone el 0,2% del PIB europeo puede ser el epicentro de un terremoto así?
¿Quién tomó la decisión? ¿Por qué nadie se hace hoy responsable? ¿De verdad la troika nos quiere hacer creer que ellos, que son quienes negocian los rescates, no tienen nada que ver?
¿Por qué se hace pagar a los ahorradores, en vez de a los que compraron bonos de Chipre? Sí, ya sé que la legislación es difícil de sortear, pero ¿no están ya los chipriotas metidos de hoz y coz en una confiscación absolutamente ilegal?

jueves, 14 de marzo de 2013

Ciudadanos y movimientos sociales de Sevilla se alían con vistas a presentarse a unas elecciones


Se constituye en Sevilla una "Asamblea ciudadana" con el horizonte de concurrir a las elecciones y desbancar al poder constituido.
Juan Torres (ATTAC), los abogados Jose Ignacio Aguilar (Intercomisión Vivienda 15M) y Juan Moreno Yagüe (Democracia 4.0), Antonio Losada(ex secretario general de CGT Sevilla), Federico Noriega (Asambleas Ciudadanas Constituyentes y Ecologistas en Acción), la profesora de Ciencias de la Información María Lamuedra (Universidad del Bien Común) y Esteban de Manuel (Coordinador de EQUO Andalucía).
Concentración del 15M en "Las Setas" de Sevilla / AUTOR: Neftalí Vázquez
El Salón de actos de la Facultad de Económicas de la Universidad de Sevilla acogió el viernes 8 de marzo una reunión de cien personas que se proponen unir a ciudadanos y movimientos sociales indignados con la coyuntura política y socioeconómica para "promover el tránsito a una nueva etapa democrática", con el horizonte, para conseguirlo, de presentarse a próximas citas electorales.  
El centenar de asistentes a la asamblea acudió por convocatoria de una treintena de activistas que se reunieron el 21 de febrero en la Casa de las Sirenas sevillana, entre ellos miembros de 15-M,ATTACDemocracia Real YaForo SocialDemocracia 4.0En LuchaI-AnticapilatistaCUT-BAISATEcologistas en AcciónPrimavera Andaluza... pero también representantes de partidos como IU o EQUO
"Nuestra pretensión es bastante clara y simple: queremos promover un gran acuerdo de ciudadanía desde la base social, en torno a una serie de medidas básicas que permitan frenar la agresión neoliberal y modificar el marco institucional de corrupción y falta de derechos en el que estamos, y todo ello construyendo órganos estables de poder popular de amplia base democrática capaces de colaborar con las luchas de resistencia y con la satisfacción de las necesidades humanas básicas y constituyendo candidaturas electorales de ciudadanía, fruto de nuevos tipos de participación social y bajo un nuevo contrato social de representación que someta siempre a los elegidos al poder de la ciudadanía que lo mandata".
Es la síntesis de la convocatoria de asamblea que firmaron a título personal 29 activistas, entre ellos el Catedrático de Economía Aplicada Juan Torres (ATTAC), los abogados Jose Ignacio Aguilar (Intercomisión Vivienda 15M) y Juan Moreno Yagüe (Democracia 4.0), Antonio Losada(ex secretario general de CGT Sevilla), Federico Noriega (Asambleas Ciudadanas Constituyentes y Ecologistas en Acción), la profesora de Ciencias de la Información María Lamuedra (Universidad del Bien Común) y Esteban de Manuel (Coordinador de EQUO Andalucía).
De las instituciones municipales a las europeas
"Hay que reiniciar la democracia -aseguró De Manuel-. Nos encontramos en una situación de emergencia y tenemos que estar a la altura. Para cambiar los cimientos, para no estrellarnos,tenemos que acceder al poder". Su compañero del grupo de siete que presidía la asamblea, Juan Antonio Marcos, investigador de la Facultad de Económicas, planteó ganar "pueblo a pueblo, ciudad a ciudad para, en el futuro, agregarse a una estructura autonómica, nacional y europea". Pero De Manuel fue tajante: "La escala local tiene un potencial enorme para resolver problemas y poner en práctica un nuevo sistema pero no podemos salir hoy de aquí sólo con el horizonte de las municipales, sino con la idea de alcanzar el objetivo antes de que culmine la legislatura y con el horizonte estatal y europeo, porque si no disparamos a la Troika no resolveremos nada".
La iniciativa incluye contar con partidos políticos y sindicatos. "Sin la gente que está en los partidos y sindicatos -declaró el coordinador de EQUO-A- no tendremos la mayoría social que necesitamos para lograr el cambio". Federico Noriega ahondó en esa línea: " En las próximas elecciones va a haber candidaturas ciudadanas porque es una situación de emergencia nacional. Éste es el viento de la historia y quien se oponga a él será barrido como ya lo han sido los partidos comunistas y socialistas tradicionales en Grecia e Italia".

"No son ideas ni de izquierdas ni de derechas, sino de gente honesta"

Juan Torres fue uno de los más vehementes: "No despreciamos a los partidos pero esto tiene que ser otra cosa. Hay que movilizar al 60 o 70% de la sociedad para sortear el inminente peligro de caer en manos del fascismo. Para recuperar la democracia secuestrada tenemos que ir a un programa de mínimos: que la Constitución deje de ser papel mojado, reformarla para que las Iniciativas Legislativas Populares no se bloqueen sistemáticamente, una ley electoral justa que no favorezca a PP, PSOE y nacionalistas, parlamentarios que hayan trabajado y no sido políticos toda su vida, una fiscalidad justa, que el que robe o haga negocio con la deuda pública vaya a la cárcel aunque sea rico. Esas ideas no son ni de izquierdas ni de derechas, sino de gente honesta. Tenemos que convencer a una mayoría social, concurrir a las elecciones unidos, y ganarlas".
Los convocantes de la asamblea explicaron que su objetivo es "una alianza transitoria, un tránsito hacia un nuevo sistema democrático". Tras el cual cada persona o grupo, según su ideología, defenderá sus ideas en otros partidos que surgirán en la nueva etapa democrática.
Para alcanzar el objetivo de hacer crecer el proyecto, Juan Torres propuso a los cien asistentes convertirse en "un nudo de red". "Si cada uno nos comprometemos a convencer a diez personas en un mes seremos mil y si esos mil hacen lo mismo articularemos una marea imparable".
Creación de un órgano ejecutivo: la coordinadora
Pese al deseo común de los asistentes de desalojar el poder establecido y articular una alternativa, los enfoques expuestos el viernes eran heterogéneos (incluso contrarios en ciertos puntos, pues si bien algunos proponían crear "Agrupaciones de electores" para presentarse a las municipales, otros advertían que esa fórmula nunca logrará una victoria nacional). 
Las discrepancias tienen que ver con el contenido ideológico del mismo y con la forma de vertebrar la unión de todos. Para armonizar esa diversidad se planteó crear una coordinadora de la que formarán parte cuantos lo deseen y asistan a una reunión que se celebrará antes del 22 de marzo, en lugar y fecha decidido vía redes sociales por los asistentes a la Asamblea 8-M.
La coordinadora se centrará en tres objetivosautoproclamación ("el primer paso para cambiar las cosas es reconocernos como actores, mirarnos al espejo y decir aquí estamos, esto podemos y vamos a cambiarlo", argumentó Federico Noriega), creación de grupos de trabajo para elaborar un programa de mínimos que pueda asumir esa mayoría social del 60%, y elección del día para lapresentación pública de la iniciativa a la ciudadanía.
"Mi propuesta es -expuso el coordinador de EQUO, Esteban de Manuel-crear candidaturas en las ciudades y promover un plebiscito popular sobre la dimisión de Gobierno, la creación de unGobierno de Transición y la celebración de elecciones constituyentes con una ley electoral y unas listas justas".
El impulso, en este preciso momento, de este movimiento -llamado provisionalmente "Asamblea ciudadana de Sevilla"- no es casual. Sus promotores reconocen que se trata de un paso más tras "las iniciativas de convergencia social que están dándose en nuestra ciudad como las Mareas, el Bloque Crítico y el 15M". Y es que, de hecho, parece haber tenido un papel destacado el que asambleas de 15 M hayan difundido en enero un manifiesto en el que proponen "coordinar un frente común" y "preparar el asalto electoral de la ciudadanía a todas las institucionespolíticas".

Referentes: Grecia, Islandia e Italia

En la mente de todos está el sorpasso de Syriza al PASOC en Grecia, el hundimiento en Islandia de los partidos tradicionales ante una coalición cuyo punto programático era la reforma de la Constitución para la regeneración política, y la recientísima victoria electoral en Italia -como partido más votado tras las coaliciones de izquierda y derecha- del Movimiento 5 Estrellas de Beppe Grillo creado sobre un programa de cinco ideas: agua pública, transporte, desarrollo, conectividad y medio ambiente.
"Aunque sobre el papel pudiéramos tener mucho en común con el M5E por la crítica al funcionamiento del sistema y la corrupción, nuestra propuesta política nace de modo diametralmente opuesto -explica Federico Noriega. No desde un hombre de personalidad arrolladora sino de muchos ciudadanos y colectivos movilizados". Si bien ni él ni Juan Torres descartaron que, a medida que crezca el movimiento, surjan una o varias figuras de liderazgo, con el referente en su imaginario de gente como Ada Colau de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.
Queda aparcado de momento "por prematuro" el tema del líder o de las siglas. José Ignacio Aguilar (Intercomisión viviendas 15M) se refirió más bien a "pequeños liderazgos": "el punto de arranque obligado es contar con una masa crítica que se considere capaz de impulsar el proyecto, que recoja personas de distintos sectores de la ciudad, con pequeños liderazgos. Partir sin esa masa crítica sería un error grave, nos condenaría al fracaso".

El reto de sumar a Izquierda Unida

Sí se tiene en cuenta ya la necesidad de evitar un fraccionamiento de la oposición a las políticas neoliberales imperantes. A este respecto, la duda que no quedó despejada en la asamblea es cuál será el posicionamiento de Izquierda Unida, uno de cuyos miembros en el comité provincial, Javier García, está entre los firmantes de la Asamblea 8M.
"Izquierda Unida tiene que plantearse -expuso el catedrático Juan Torres- si en una situación de emergencia nacional como la actual se conforma con entre un 15 y un 25% de respaldo popular, en el mejor de los escenarios por ellos imaginados. Con ese apoyo no se puede llegar al poder y revertir la situación". En opinión de Torres y citando a Manuel Castells "hay que promover la revolución, que no es partirle la cabeza a la gente sino hacer cambios no previstos. Revolución democrática frente a la conservadora que iniciaron hace 30 años Thatcher y Reagan y que ha llegado a episodios como el cambio de presidentes por la UE en Grecia e Italia sin contar con los ciudadanos, o el secuestro de la Constitución en España, volviéndola rígida, enlatada".
En paralelo al cierre de una fecha anterior al 22 de marzo para la reunión de la Coordinadora, sus impulsores afirman que celebrarán encuentros de coordinación con iniciativas parecidas en el resto de Andalucía y España, con reuniones ya previstas en Madrid, Valencia y Tenerife.

Archivo del blog

MIS OTROS BLOGS

Blogs y Publicaciones que sigo