MAS ARTICULOS DE ACTUALIDAD Y VIDEOS RELACIONADOS CON LA COMUNIDAD DE MADRID EN De Madrid al Cielo

MAS INFORMACION DE ACTUALIDAD con VIDEOS en Cosas de rosamar Madrileña

"Le preguntaron a Mahatma Gandhi cuáles eran los factores que destruyen al ser humano y respondió así: "La política sin principios. El placer sin compromiso. La riqueza sin trabajo. La sabiduría sin carácter. Los negocios sin moral. La ciencia sin humanidad"

Buscar en este blog

sábado, 22 de diciembre de 2012

El rumbo del Presidente del Gobierno


Carlos Berzosa – Consejo Científico de ATTAC España
Las navidades de este año llegan más tristes y austeras que las que han tenido lugar en los últimos tiempos, aunque hubiera crisis. Mientras esto es así, el Presidente de Gobierno declara ni más ni menos lo siguiente: “Estoy satisfecho con el rumbo que hemos marcado”. La verdad es que cuando leí esta afirmación, no me lo podía creer, y pensé que ante tanta insensatez que hay que escuchar día tras día a los miembros del Gobierno y a otros dirigentes del PP, ya se me había embotado la mente, después de ser atormentado por tantas simplezas y engaños, que ya leía lo que no era. Pero no, lo he leído y releído en varios medios de comunicación, y resulta que sí dijo lo que acabo de citar. Mi perplejidad es máxima.
¿De qué se encuentra satisfecho el presidente? ¿De que aumente el número de parados? ¿De que los ERE estén a la orden del día? ¿De que aumente la desigualdad y la pobreza? ¿De que se recorten los derechos sociales? ¿De que se acabe con la Educación y la Sanidad pública? ¿De que se cercene a la investigación?¿ De que se recorte la ayuda al desarrollo y la destinada a la acogida de los refugiados? En fin, tantas cosas se están viniendo abajo, que el rumbo del presidente, del que se encuentra tan satisfecho, no es otro que el que retrocedamos unos cuántos años en el bienestar y derechos logrados. A lo mejor es de eso de lo que se trata. En suma, trabajar más horas por menos sueldos, tener menos vacaciones, pagar por el uso de los servicios públicos y de esta manera igualarnos a los países emergentes asiáticos en las condiciones laborales y de derechos para ser más competitivos. Esto es de lo que se trata ser más competitivos, para que unos cuantos se enriquezcan y mientras el resto vivamos peor.
El rumbo marcado no es otro que hacer que la sociedad española sea más pobre económicamente pero también en conocimientos, cultura, solidaridad y sostenibilidad. Una economía más injusta y desigual en rentas, riqueza, de género, oportunidades y derechos. Al tiempo que los gobernantes parecen vivir en una burbuja de cristal, dando la impresión de que se encuentran en una esfera distinta a la de la realidad cotidiana de la mayoría de la gente, los ciudadanos de todos los sectores y colores ideológicos, se rebelan contra la política económica y social practicada. No sé si queda alguien por salir a la calle, pero se está consiguiendo el malestar en todos los ámbitos de la vida social.
Los dirigentes se encuentran impotentes para dar respuesta a las demandas ciudadanas, a la vez que no sólo no son capaces de arreglar en lo más mínimo lo que está sucediendo, sino que lo agravan todo aún más de lo que estaba. La ineficacia es manifiesta. La política, basada en la mayoría absoluta parlamentaria, se utiliza para vencer pero no para convencer. No es esta la forma de actuar en un sistema democrático. Tratan de acallar las voces disidentes, pretendiendo dominar los medios de comunicación y cambiar la información y la opinión por la propaganda burda con la que nos obsequian en los informativos de la televisión pública. A pesar de ello, los ciudadanos protestan y no comulgan con ruedas de molino.
Todo lo que está sucediendo es el fracaso de las políticas económicas de ajuste y es también el de muchos economistas convencionales que siguen insistiendo en que se siga haciendo lo mismo que hasta ahora, aunque las cosas empeoren en vez de mejorar. Así no solamente se retrocede en tantas cosas como hemos mencionado, sino que no se sale de la crisis, y no se acaba con el déficit público. Las cuentas no se sanean pero aunque se consiguiera, que parece ser que es el único objetivo del presidente del Gobierno, los que quedaríamos sin sanear seremos los mayoría de los ciudadanos que acabaremos no se sabe cómo, pero eso sí, con las cuentas equilibradas. Los Bancos salvados, pero la Educación, Sanidad e Investigación hundidas, entre tantas cosas.
En definitiva, que ante las navidades lo mejor que se puede hacer es disfrutar de la cultura y de la lectura, aunque también cuesta cada vez más dinero. Pero debemos formarnos y seguir leyendo, entre otras cosas, para que no nos engañen. Habitualmente en mis artículos recomiendo libros. Ahora también lo voy a hacer por si les puedo ayudar, o para hacer algún regalo.
Krugman y Stiglitz siempre son una garantía, del primero “Acabad ya con esta crisis” del segundo “El precio de la desigualdad”. Uno ameno, provocador y estimulante es el de Varoufakis “El Minotauro global”. Para un análisis profundo del funcionamiento del sistema el de Alvater “El fin del capitalismo tal y como lo conocemos”. El problema de las deudas es bien tratado por Chesnais en “Las deudas ilegítimas”. Entre los españoles Rodríguez Ortiz “Las máscaras de la crisis”; Amparo Estrada (coord..) “Qué hacemos para construir una alternativa con la que mostrar que es posible otra política económica”; de economistas frente a la crisis, “No es economía es ideología”; de Sampedro y Berzosa, “La inflación (al alcance de los ministros)”; y los varios publicados de Navarro, Torres y Garzón. Esto solamente es una muestra de las alternativas y análisis que existen más allá de la economía oficial. Uno muy interesante es el de los Skidelsky, padre e hijo, “¿Cuánto es suficiente?
Felices navidades austeras y que se lo pasen bien con un buen libro.
Artículo publicado en Fundación Sistema

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

MIS OTROS BLOGS

Blogs y Publicaciones que sigo