MAS ARTICULOS DE ACTUALIDAD Y VIDEOS RELACIONADOS CON LA COMUNIDAD DE MADRID EN De Madrid al Cielo

MAS INFORMACION DE ACTUALIDAD con VIDEOS en Cosas de rosamar Madrileña

"Le preguntaron a Mahatma Gandhi cuáles eran los factores que destruyen al ser humano y respondió así: "La política sin principios. El placer sin compromiso. La riqueza sin trabajo. La sabiduría sin carácter. Los negocios sin moral. La ciencia sin humanidad"

Buscar en este blog

lunes, 26 de noviembre de 2012

GRECIA | EL GOBIERNO INTENTA ACALLAR LAS INFORMACIONES CRÍTICAS


La libertad de expresión cotiza a la baja en Grecia

La persecución judicial al periodista que reveló una lista de más de 2.000 empresarios y políticos con cuentas en el banco suizo HSBC es la punta del iceberg de la actitud del Gobierno.

“Grecia dio a luz a la democracia. Un sistema que en la actualidad ha sido secuestrado por una élite poderosa”. En estos términos se expresaba Costas Vaxevanis, el periodista que reveló los nombres de más de 2.000 presuntos defraudadores fiscales, horas después de ser detenido por la policía griega.
Ahora, tras darse a conocer su absolución, Vaxevanis agradece a la prensa internacional su interés por un caso que, de no ser por su cobertura, habría sido “enterrado” por los medios de comunicación griegos.
La espiral de acontecimientos alarmantes comenzó el 28 de octubre, con la detención de Vaxevanis tras la publicación de la conocida como “lista Lagarde”. Un día después, el 29 de octubre, dos presentadores de la televisión pública griega fueron despedidos tras criticar al ministro de Orden Público por un supuesto caso de tortura policial contra activistas políticos. Para rematar, el día 31 del mismo mes otro periodista fue arrestado tras anunciar que publicaría documentos clasificados relacionados con el rescate griego realizado por la troika (Unión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional).
A esta ‘semanis horribilis’ de la prensa se unen otros hechos como la detención de un ciudadano que tomaba fotos de la policía durante una manifestación en Corfú o la suspensión de una obra de teatro de temática gay por las presiones del partido neonazi Amanecer Dorado y la Iglesia Ortodoxa griega.
El caso de Costas Vaxevanis ha sido el de mayor repercusión. La revista Hot Doc, fundada y dirigida por el propio periodista, publicó el 27 de octubre una relación de 2.059 ciudadanos griegos poseedores de cuentas en el banco suizo HSBC. Entre ellos figuraban los nombres de varios políticos y empresarios de renombre. Lejos de investigar los posibles delitos de evasión fiscal cometidos por los aludidos, la justicia griega emitió una orden de arresto contra el periodista, acusado de revelar datos privados. Finalmente, tras un juicio exprés, Vaxevanis ha sido declarado inocente y puesto en libertad sin cargos. El caso abierto contra el periodista supone un paso más en la serie de acciones que se vienen cometiendo contra él. Entre otras, Vaxevanis denuncia un intento de asesinato, así como falsas acusaciones de estar financiado por agencias de espionaje.
Apenas tres días después de la detención de Vaxevanis, otro periodista, Spiros Karatzaferis, era arrestado. Karatzaferis, hermano del líder del partido ultranacionalista LAOS, había anunciado en una tertulia televisiva su intención de publicar una serie de documentos secretos que ponían en evidencia el carácter fraudulento del rescate griego. Los papeles, conseguidos a través de Anonymousincluían emails intercambiados entre el Gobierno griego y funcionarios de la troika. Fue arrestado antes de poder hacer efectivo su anuncio.
La persecución judicial de periodistas en Grecia está en auge. Un inestable Gobierno acuciado por el deterioro económico y las protestas callejeras responde con acciones policiales a los “excesos” de libertad de prensa cometidos por informadores incómodos. Ante ello, como remarca Vaxevanis, “la prensa internacional está jugando el mismo papel que jugó durante la dictadura (1967-74), cuando los griegos acudían a los medios extranjeros para saber lo que realmente ocurría en su país”.

DESPEDIDOS POR CONTAR TORTURAS

Dos presentadores de la TV pública fueron relevados de forma fulminante tras hacerse eco de un caso de tortura policial publicado por el The Guardian, poniendo así en tela de juicio la actuación del ministro de Orden Púbico, Nikos Dendias. Los periodistas analizaron los supuestos abusos cometidos en una comisaría contra militantes anarquistas tras un choque con neonazis. Una hora después de finalizar el programa, un directivo comunicó a los periodistas que no volverían a presentar su espacio informativo por “violar la ética periodística”. La reacción de la plantilla tampoco se hizo esperar: se convocó una huelga de 24 horas exigiendo la readmisión de sus compañeros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

MIS OTROS BLOGS

Blogs y Publicaciones que sigo