MAS ARTICULOS DE ACTUALIDAD Y VIDEOS RELACIONADOS CON LA COMUNIDAD DE MADRID EN De Madrid al Cielo

MAS INFORMACION DE ACTUALIDAD con VIDEOS en Cosas de rosamar Madrileña

"Le preguntaron a Mahatma Gandhi cuáles eran los factores que destruyen al ser humano y respondió así: "La política sin principios. El placer sin compromiso. La riqueza sin trabajo. La sabiduría sin carácter. Los negocios sin moral. La ciencia sin humanidad"

Buscar en este blog

viernes, 23 de noviembre de 2012

El déficit tarifario de las eléctricas es una estafa de 24.000 millones de euros

Crónica de un engaño: España, en la situación que se encuentra, no puede aguantar los desmanes, robos descarados y estafas de una oligarquía, tanto económica como política, a una ciudadanía indefensa que se le ataca por tierra, mar y aire con recortes en las prestaciones sociales, una ensalada variada de impuestos, disminución de salarios y para postre unos brutales incrementos en el recibo de la luz que parecen no tener fin. 

La mafia que controla el mercado eléctrico, roba a manos llenas y se ampara en la presión de sus lobbys para barnizar su atraco con la pátina que le proporciona el Boletín Oficial del Estado,(BOE) que les sirve de biblia. Todo legal y bendecido por una clase política, sea cual sea, que ostenta el gobierno. 

La electricidad española es la más cara del mundo. Si alguien lo pone en duda deberá tener en cuenta que una parte se paga a través de la factura y otra a través de los impuestos ya que el gobierno de Aznar, luego el de Zapatero y ahora el de Rajoy consienten que el precio de le electricidad se fije por una subasta de trileros corrompida hasta la médula que no es subasta ni es nada. Así y todo, el precio resultante sirve para que el gobierno lo dé como válido, una parte se aplica como incremento en la factura eléctrica y otra parte, para hacer más liviano el incremento, lo acepta como “déficit de tarifa”.

Desde 2007 que se instauró el sistema del tocomocho de la subasta el déficit de tarifa (los costes de la energía eléctrica no facturada) asciende a 24.000 millones de euros y cada año se incrementa en unos 4.000 millones. La mafia eléctrica, como sabe que es mentira, se apresura en colocar el apaño en el mercado financiero como emisiones de deuda avalada por el Estado ya que es la forma rápida de toma el dinero y corre, y a vivir que son dos días. 

El país se va a hacer puñetas y a la deuda de los bancos hay que añadir la deuda de las eléctricas que recae en los plebeyos. De los bancos, en este blog, hay cumplida referencia de la mangancia a gran escala, de las eléctricas, en la categoría El mentiroso recibo de la luz, es más de lo mismo, quizás falta el toque final que me dispongo a dar en cumplimiento del titular: El déficit tarifario de las eléctricas es una estafa de 24.000 millones de euros. 

El déficit tarifario no existe. El asunto puede parecer increíble, nadie, absolutamente nadie, lo ha mencionado. Para llegar al fondo de la cuestión se hace necesario conocer cómo funciona la dichosa subasta CESUR (Compra de Energía para el Suministro de Último Recurso) y como se culmina el engaño

El sistema eléctrico español tiene dos vertientes que generan energía, la convencional qué supone un 70% de la energía producida y la obtenida por las energías renovables que aporta un 30%. Esta energía, generada de forma sostenible, el Estado les garantiza un precio superior al de mercado y toda la energía que producen debe ser comprada obligatoriamente. No debe extrañar una decisión política a este respecto ya que se pretende mitigar la dependencia del petróleo, teniendo en cuenta, por ejemplo, las horas de sol durante el año a gratis total. La otra parte son las empresas bajo régimen ordinario, es decir, aquellas que producen energía de forma convencional, nuclear, hidráulica, gas, carbón…, donde el oligopolio eléctrico domina a placer y la energía que éstas producen se compra mediante subasta. 

Todo es una pantomima, antes cuando no existía la subasta nadie compraba y vendía electricidad, de lo que se trata es de montar un teatrillo que simule las variaciones de un supuesto mercado con oferta y demanda para conseguir el precio más alto. Los mismos que producen la energía son los mismos que la distribuyen y comercializan, nunca mejor dicho lo de Juan Palomo yo me lo guiso y yo me lo como. Resultado, el precio que ellos quieren. Lo demás se trata de marear la perdiz. 

Tan segura está la oligarquía mafiosa que puede hacer y deshacer lo que le dé la gana que ni tan siquiera se ocupa del vestir el muñeco. La transición española fue más virtual que real, las familias que dominaban el cotarro con Franco lo continuaron dominando, con mayor vileza, con una adulterada democracia que les daba campo libre para la privatización de las empresas estatales que tienen cautivos a los clientes. Una demostración del desamparo de la clientela lo podemos apreciar en como los trileros mueven la bolita en la subasta. Ver para creer.

Se monta el tinglado y el Operador del Mercado Ibérico de la Energía (OMEL) hace una subasta para comprar energía. La bolita empieza a correr y dar vueltas, la primera demanda que se cubre es la obtenida por energía nuclear, ya que estas centrales deben de estar siempre activas por los elevados costes de arranque y parada. El siguiente tramo de la demanda se cubre con las energías renovables que tienen un precio regulado y una producción colocada por ley. Una vez asegurado el orden de oferta que la demanda debe de adquirir, se subasta para el precio por lo que a continuación entran en escena del teatrillo todos los otros sistemas energéticos desde el hidráulico al carbón. 
Cada sistema de producir energía eléctrica tiene unos costes diferenciados, no obstante el sistema corrupto de la subasta está montado para el paripé. Se subasta en un orden de prelación siendo el último el que fija el precio de todas las demás energías. Si lo instauraran en el manicomio de peligrosos locos más de uno lo rechazaría por falta de cordura. El manicomio funciona de esta manera para dar cobertura a la petición de la demanda. Como se ha dicho la energía nuclear y la producida por las energías renovables cubren el primer tramo, a continuación se subasta las otras producciones, el gas natural, la hidráulica, el fuel y el carbón, cada una a un precio. 
El loco de atar asigna al coste de producir energía eléctrica a través del carbón, la que tiene unos costes mayores, a todos los demás y este es el precio resultante de la subasta, excepto las renovables que tienen un precio fijo. Los costes de la energía nuclear cuando las centrales y sus instalaciones están pasadas de vueltas y más que amortizadas van por la misma enajenación que la producida por el agua de los pantanos de gratis total y con las presas más que amortizadas a las que se le asignan los mismos costes que la producida por carbón. Menudos canallas, encima tienen la osadía de aplicar la terminología de “ingresos caídos del cielo” (windfall benefit) a la facturación generada por las centrales nucleares.
Así, arrastrando esta corrupción, no se puede ir a ninguna parte ni las empresas pueden competir para poder exportar, ni las familias pueden soportar unos constantes incrementos resultantes de una estafa legalizada como la subasta CESUR. La mafia eléctrica no se detiene ante nada y están dispuestos a hundir el país con tal de poder pagar su descomunal deuda generada por sus locas inversiones en los confines del mundo. La sobreproducción de energía y el descenso del consumo por la crisis se solventa incrementando las tarifas con tal de no disminuir los beneficios. 
Nos tendríamos que preguntar qué beneficios obtienen los españoles privatizando la producción de energía eléctrica que en manos de esquizofrénicos que se forran sin tregua y llevan la economía del país a una tendencia inflacionista que contamina todo el sistema provocando graves problemas que hace baldíos los esfuerzos que se imponen a la población. Unos canallas que tienen a un Felipe González y a un José María Aznar con varios de sus ministros pululando como consejeros y asesores
La solución del gobierno de Rajoy con su reforma eléctrica es más de lo mismo: no cambia el corrupto sistema de subasta, la madre del cordero, ni la distribución, ni la competencia ni nada de nada que no sea zumbar más impuestos, que se dice que pagarán las compañías eléctricas, como si estas una vez trasladados a los costes no los fueran a repercutir a los desamparados consumidores. 
¿Previsión de incremento de la factura eléctrica para el próximo año? Un 20% y me quedo corto. Sé que lo que voy a explicar es más largo de lo que debería ser, no obstante una estafa de 24.000 millones de euros no se difunde cada día. Aquí puedes hacer una alto y acabar de leer lo que falta otro día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

MIS OTROS BLOGS

Blogs y Publicaciones que sigo