MAS ARTICULOS DE ACTUALIDAD Y VIDEOS RELACIONADOS CON LA COMUNIDAD DE MADRID EN De Madrid al Cielo

MAS INFORMACION DE ACTUALIDAD con VIDEOS en Cosas de rosamar Madrileña

"Le preguntaron a Mahatma Gandhi cuáles eran los factores que destruyen al ser humano y respondió así: "La política sin principios. El placer sin compromiso. La riqueza sin trabajo. La sabiduría sin carácter. Los negocios sin moral. La ciencia sin humanidad"

Buscar en este blog

domingo, 14 de octubre de 2012

Firmar por la dación en pago es defender el derecho a la vivienda


Fueron los políticos los que animaron el “crecimiento” basado en el ladrillo. Fueron los bancos y las cajas los que subieron los precios de la vivienda al prestar sin garantías. Con una ley de alquileres baratos, la gente no se hubiera comprado una casa. Sin préstamos de riesgo, la gente no hubiera podido comprarla. Como decía Sampedro en una entrevista reciente, es imposible “vivir por encima de las posibilidades”, se vive según las posibilidades; los políticos y los bancos hicieron posible un endeudamiento suicida porque ellos se beneficiaban, los políticos con votos por el “crecimiento” y los banqueros por los intereses y por todo el chiringuito financiero en forma de compraventa infinita de seguros y paquetes de paquetes de hipotecas.
El gobernador del Banco de España no hizo su trabajo: controlar a los bancos y los préstamos que hacían. Se han registrado miles de casos de estafas: sobretasaciones de los inmuebles, avales cruzados entre desconocidos, hipotecas de más del 80 % con todo tipo de trucos, avales sobre casas hipotecadas, préstamos a promotores y constructores por amiguismo. Los bancos y las cajas sabían que muchos de esos préstamos no se devolverían. El Banco de España sabía que estaban realizando operaciones de alto riesgo. Los malos gobiernos no hicieron nada. Los salarios reales bajaban y la gente aprovechó sus posibilidades para conseguir una casa donde vivir. Un derecho constitucional que los gobiernos no protegieron.
Ahora hay mucha gente que no puede seguir pagando sus letras porque los políticos y los banqueros alimentaron un “crecimiento” y una estructura productiva sin futuro y no tiene empleo. Mucha gente quiere devolver la casa, aunque ya ha pagado 50.000, 90.000, 120.000 euros. Mucha gente pide que se adapte el pago a sus condiciones reales, a los ingresos que tienen. Las casas ya no valen lo mismo, pero ¿quién debe asumir esa pérdida? ¿La gente, que siguió las leyes para conseguir una casa? ¿O los bancos que incumplieron la ley para enriquecerse? En muchos países existe la dación en pago. Precisamente como una forma de recordarle a los bancos que si tasan por encima o realizan irregularidades, luego tendrán que asumir las pérdidas: una manera de controlar su tendencia al riesgo. Mucha gente exigimos la dación en pago retrospectiva, en la calle y pronto en el Parlamento gracias a una Iniciativa Legislativa Popular. Esta ILP exige además una moratoria inmediata de los desahucios y lareconversión de las hipotecas en alquiler social (un alquiler del 30 % de los ingresos de la unidad doméstica).
Los gobiernos y élites financieras amenazan con que estas medidas hundirían todavía más el sector. Lo que pasa es que no quieren que bajen los precios, justo lo que nosotros queremos. Con la dación en pago, miles de casas pasarían a los bancos, casas que ya no valen lo que el banco prestó, por lo que sus contabilidades se verían dañadas. Pero, ¿no motivaría esto una necesidad de deshacerse de esas casas a algún precio, con tal de no acumular “activos tóxicos”? ¿No aceptarían acuerdos antes de los desahucios y la dación, alquileres razonables? ¿No aceptarían compras por parte del Estado a precios reales para hacer parques de vivienda en alquiler? Y la gente, ¿no necesita una casa y pagaría ese precio razonable?
No quieren que los precios bajen porque eso demostraría todavía más su terrible gestión. Prefieren que los precios se mantengan y pasar a un banco malo toda la mierda que han creado al precio que ellos sostienen. Así venden las casas a ese precio todavía inflado y es el banco malo, medio público medio privado, pero en última instancia avalado por el Estado y nuestra deuda pública, el que asume las pérdidas. Como el banco malo está desesperado por vender, malvenderá esas casas a fondos de inversión y de riesgo con lo que volverán a ganar los que causaron el destrozo, como ha pasado en en Irlanda. La deuda pública aumentará. Y seguiremos sin casa.
La dación en pago, la ILP en general, no es solo una solución para los estafados. Es una solución para todos los ciudadanos que tenemos derecho a una vivienda. Es una oportunidad para que los precios bajen y se creen parques de vivienda con alquileres razonables. Las entidades que no puedan soportarlo deben ser liquidadas de forma ordenada, para garantizar los depósitos de sus clientes y que paguen las pérdidas los inversores, nacionales e internacionales, que asumieron enormes riesgos sabiendo que la burbuja estallaría.
Sí se puede. Necesitamos más de 500.000 firmas para llevar al Parlamento esta ILP; este domingo hay una recogida masiva en todo el Estado; consulta dónde estarán las mesas en tu barrio y acude junto a tus amigos y familiares a firmar. Una vez en el Parlamento, veremos si los políticos obedecen o no a la gente. Si no obedecen, deben dimitir. Defendemos en la calle nuestro derecho a la vivienda.

Más de 500 familias son desalojadas al día en España

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

MIS OTROS BLOGS

Blogs y Publicaciones que sigo