MAS ARTICULOS DE ACTUALIDAD Y VIDEOS RELACIONADOS CON LA COMUNIDAD DE MADRID EN De Madrid al Cielo

MAS INFORMACION DE ACTUALIDAD con VIDEOS en Cosas de rosamar Madrileña

"Le preguntaron a Mahatma Gandhi cuáles eran los factores que destruyen al ser humano y respondió así: "La política sin principios. El placer sin compromiso. La riqueza sin trabajo. La sabiduría sin carácter. Los negocios sin moral. La ciencia sin humanidad"

Buscar en este blog

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Carrillo, de película

Santiago Carrillo, con su legendaria peluca


Cuando yo era niño (nacido en 1974), en el colegio contábamos chistes que, en variación del clásico “van un francés, un inglés y un español en un avión…”, comenzaban con la fórmula: “Van Suárez, Fraga y Carrillo en un avión…”. Esperen, no huyan, que no voy a ponerme nostálgico en plan Cuéntame. Si comienzo con este apunte costumbrista es para ilustrar mi tesis: para varias generaciones de españoles, la mía, las posteriores y algunas anteriores, Santiago Carrillo es un personaje de ficción. No un personaje histórico, real, sino de ficción, de película.
Protagonista de chistes, de anécdotas (la peluca, el cigarro, lo que dijo tal o cual día), de cuentos para asustar a los niños de derechas (para la caverna ha sido un coco hasta ayer mismo: recuerden a la dimitida Aguirre, en el debate regional de la semana pasada), y de no pocas leyendas del antifranquismo y la Transición. Pero sobre todo Carrillo fue uno de los actores principales de una ficción superior: La Historia de España en el siglo XX, drama por entregas.
Santiago Carrillo protagonizó unas cuantas escenas de acción, algunas terribles, en el primer capítulo de la serie, de género bélico: La Guerra Civil. Tuvo papel muy destacado en el siguiente episodio, de género negro: Franquismo y Antifranquismo, un tiempo turbulento del que salió ileso entre muchos que no pudieron contarlo. Disfrutó de generosos primeros planos en la tercera entrega, del género “final feliz”: La Gran Transición; y aceptó un papelito, secundario pero prestigioso, en el capítulo culminante, del género musical: Democracia, donde se paseó a la manera de esos grandes del cine que, tras ser galanes de éxito en su juventud, en la vejez siguen aceptando papeles menores pues caen simpáticos al espectador.
En los últimos minutos de la película ya era sólo un figurante, de relumbrón pero figurante, de esos que merecen mención especial en los títulos de crédito aunque ya apenas tengan frase, les basta con sentarse al fondo con su icónico cigarro y que sean las arrugas las que hablen por él.
Con su muerte, tras una vida tan larga e intensa, Carrillo tiene la fortuna de quedarse fuera del reparto en el capítulo de desenlace que remata aquella exitosa superproducción: El hundimiento, esta vez del género cine de catástrofes. Ha salido de escena justo a tiempo para llevarse un ramo de flores, una placa en el teatro, y el respeto y cariño de la profesión, en un momento en que cada vez más espectadores cuestionan la calidad del guión y sobre todo el resultado de aquella película, y antes de que empiecen a caer tomates también sobre los padres de una democracia frágil, tan frágil que en cuanto le ha dado el primer viento fuerte ha empezado a tambalearse y se volatilizan derechos sociales y conquistas.
Se fue Fraga, como se fue Peces Barba y otros antes. Se va Carrillo y se ahorra la tristeza de ver cómo su obra más laureada, la Transición y la democracia resultante, envejece mal, amarillea, enseña los descosidos y acaba por irritar a un público que ha permanecido en silencio durante todo el metraje para al final llevarse el susto de un final así.
Aunque hoy sean mayoría los elogios, Santiago Carrillo tuvo detractores durante toda su carrera, tanto en la derecha más ultra (esa que todavía emplea “comunista” como un insulto, y vuelvo a la Aguirre última), esa derecha extrema que hace meses blanqueaba a Fraga y que ahora no esperará a que se enfríe el cadáver para negarle sepultura en el panteón de grandes hombres; como también entre parte de la izquierda, sobre todo sus antiguos compañeros que hoy le rinden respeto pero que recibieron como puñaladas algunas de sus decisiones en momentos cruciales.
Carrillo, como todos los grandes de la escena, fue un actor polifacético, que no se encasillaba, capaz de hacer creíble por igual al héroe (de la defensa de Madrid, del antifranquismo más duro, de una Transición donde pocos habrían querido estar en la camisa del secretario del PCE con la Guerra Fría todavía echándote el aliento en la nuca); como en controvertidos papeles de villano (un asesino para los ultras que quisieron empapelarlo varias veces; un traidor para algunos de sus ex compañeros); capaz de poner rostro duro al comunista más férreo en sus primeros años y acabar interpretando a un socialdemócrata suave. Pero el papel que escogió en su tramo final, por el que será recordado e ingresará en los manuales, el que evocaba ayer la clase política y llena hoy las portadas y páginas de opinión de la prensa no revanchista, es el de hombre de Estado, padre de esta democracia, y como tal corresponsable de la misma, para lo bueno y para lo malo.
No es momento de pedirle cuentas (hemos tenido 97 años para hacerlo) por sus pactos, cesiones y renuncias, porque además Carrillo, como tantos de su generación, fue a la vez protagonista y víctima del tiempo que le tocó vivir. Hoy toca reconocerle su militancia antifascista y su persistencia, y concederle el respeto que se ganó, y el cariño que conquistó entre tantos españoles que, en efecto, lo querían como se quiere a una estrella de cine, y como tal hoy le aplauden. Descanse en paz.

Última estación: Esperanza

Nadie hablará estos días de la huelga de transporte público y ferroviario que el lunes colapsó Madrid y Barcelona. Nadie hablará de la huelga indefinida de la "marea verde" que acaban de iniciar algunos profesores de la Enseñanza Pública. Nadie hablará de las bajadas de sueldos, las subidas de tasas y tarifas y los despidos y otras desesperantes medidas que han provocado esas acciones desesperadas. Nadie hablará de la desesperanza de la gente. Todo el mundo habla, hablamos, de Esperanza.
Se habla, sí, de la mujer que desespera a los maestros, médicos, funcionarios y bomberos. Pero no se habla de lo que ha hecho sino de lo que va a dejar de hacer. No se habla tanto de su gestión como de su dimisión. Hasta su último aliento como gobernante ha sido una acción de Gobierno.
No quería que se hablase demasiado de las huelgas que provoca y salió justo a tiempo para acaparar las portadas de los periódicos, las aperturas de los telediarios y los TT de Twitter. Y con sus lágrimas logró borrar de los principales titulares a todos los huelguistas. A ella siempre le ha gustado decidir cuándo tienen que estar las cámaras presentes. Conociéndola es difícil pensar que escogiese el momento a la ligera. Tiene el don de la oportunidad y del oportunismo. En eso es insuperable. Y otra vez ha vuelto a llevarse El Gato al Agua.
La culpa también es nuestra, de los periodistas, que estos días sólo hablamos de las razones de su dimisión, de lo que no sabemos, en lugar de hablar de lo que sabemos. La culpa es nuestra porque hablamos de sus "hijoputa", de sus accidentes aéreos, de tiroteos en Bangkok y de calcetines con sandalias manchados de sangre en lugar de hablar de los tiroteos políticos que ella ha perpetrado en Madrid, de los accidentes que ha provocado en la gestión pública y de cómo ha desangrado al personal tratándolo como calcetín usado. La culpa es nuestra por hablar de mamandurrias en lugar de hablar de lo importante.  
Esperanza nos dijo hace poco que se iban a acabar las mamandurrias, es decir, las sueldos que se reciben sin merecimiento. Parece que por su parte va a cumplirlo. Pero antes nos ha dejado una buena colección de mamandurrias de las que no se habla estos días. No se habla de que ella le ha regalado a la Escuela Concertada en exenciones fiscales 90 millones de euros que es casi lo mismo que le ha recortado a la pública en el último presupuesto (80 millones). No se habla de que en el último presupuesto gastó más dinero, 111 millones, en publicidad institucional para hacerse autobombo.
Tampoco es probable que se hable de que este año le ha dado 130 millones más que el año pasado a la sanidad privada de su comunidad mientras le ha recortado casi 40 millones a la Sanidad Pública. Ni creo que se recuerde que este año decretó subidas de hasta el 30% en transporte público después de haber prometido que no lo haría. Ni se habla de la publicidad que ella encargó en la que se vendía con datos engañosos que Madrid tiene el Metro más barato del mundo. Como tampoco creo que se hable de que le ahorró 630 millones de euros a las grandes fortunas al no cobrarles el impuesto de Patrimonio que tienen que pagar en el resto del Estado (excepto Baleares, por cierto). No se habla de esto ni de los contratos millonarios que el gobierno que ella presidía dio a los imputados del  Gürtel, ¡la trama que ella afirmó haber destapado! Ni se habla de la manipulación de Telemadrid, ni de sus luchas por manejar Cajamadrid, ni de la trama de los espías en la que estuvo implicado su Gobierno, ni de otras muchas razones que había para que Doña Esperanza Aguirre dimitiese.
Se habla de los motivos personales que ha alegado para dimitir. Habría que hablar de los motivos personales que tienen médicos, enfermeros, profesores, alumnos y funcionarios para aplaudir su dimisión. Se habla del cáncer que "presuntamente" ha superado y que le ha hecho darse cuenta de que quiere pasar más tiempo con su familia. Deberíamos hablar de los miles de enfermos y familias cuya atención sanitaria se ha visto mermada por sus decisiones políticas liberales. Se hablará de esta mujer que deja su trabajo voluntariamente. En lugar de eso, deberíamos hablar de los trabajadores que esta semana han hecho huelga precisamente porque pueden perder su puesto de trabajo por culpa de las decisiones de Esperanza Aguirre.
De hecho, es la primera vez que esos trabajadores aplauden una medida de la ex presidenta: su dimisión. Pero el aplauso será corto porque Aguirre ha dejado al mando a su vicepresidente, Ignacio González. Más de lo mismo. El vice es sospechoso de adjudicaciones públicas a dedo a amigos y familiares. Tanto él como su jefa llevan años demostrando con sus políticas que disponen de lo público para sus propios intereses privados. Aunque a Rajoy no le gusta González es posible que se lo tenga que tragar porque no está el patio para trifulcas sucesorias. Aguirre es como el Cid: hasta muerta, vence.
En su despedida, la ex presidenta ha dicho que siempre pensó que la política era una dedicación temporal. Pues para ser temporal, el huracán Espe ha durado un Rato: más de 30 añitos. Y no estoy muy seguro de que no vuelva a tronar porque todo en esta despedida tiene una aire de repentino que no permite asegurar que sea definitiva. Todo en esta despedida ha sido raro, raro. Ha ocurrido sin aviso, sin amagos previos, sin enfrentamientos recientes con Rajoy que hayan trascendido, sin Gallardón de por medio. Al menos que se sepa. Lo único que hemos sabido es que al presidente del Gobierno y líder de su partido no le ha salido ni una cana en la barba con su retirada. Una enemiga menos en casa. Pero precisamente porque están enemistados puede que Aguirre se quite de en medio un tiempo por el desgaste y espere a ver pasar el cadáver de su enemigo para volver con fuerzas renovadas y triunfante. Ella siempre ha hecho bueno el dicho: la Esperanza es lo último que se pierde. En su caso, la Esperanza es la última que pierde. No suele perder.
No en vano su última jugada ha sido ganar Eurovegas para Madrid. Ése es su modelo sanitario y educativo, su modelo económico: especulación urbanística, recalificaciones de suelo, agresiones al medio ambiente y liberalizaciones salvajes que dejen indefenso al ciudadano frente al todopoderoso e intocable inversor. Miedo me da que exporte el modelo al resto del país ahora que va a ocupar un puesto de funcionaria en el consejo de Turespaña. Ha conseguido trabajo en la empresa pública tan rápido como otros lo pierden por sus medidas ultraliberales. Antes se quejaba de que los funcionarios eran unos privilegiados pero poco ha tardado ella en aprovechar esos privilegios. No le gusta lo público excepto cuando sirve a sus intereses privados. Ahora no dirá que su sueldo es una mamandurria y los funcionarios unos vagos. Ahora no. Ahora lee a la escritora Sara Mago.
Por confusiones como aquella que la hizo famosa, los humoristas están tristes porque pierden a una aliada. Pero mucho más triste es la que hay liada por su culpa. Hablemos de eso. Lo demás son mamandurrias.

LAS MENTIRAS DEL PP

Hoy, miércoles, día 19 de septiembre, a las 19:00 horas, será la primera presentación del Frente Cívico "Somos Mayoría", una iniciativa popular que pretende reconquistar los derechos sociales, impulsado por D. Julio Anguita. 



► Información del proyecto: si todavía no conoces los objetivos del Frente Cívico, aquí tienes toda la información: http://www.democraciarealya.org/blog/somos-mayoria-10-medidas-urgentes/

* Para poder participar más activamente en el proyecto, puedes inscribirte al boletín de datos ofrecido por el Colectivo Prometeo: http://colectivoprometeo.blogspot.com.es/2012/07/boletin-de-datos.html

PP se opone al impuesto de patrimonio



El portavoz adjunto del Grupo Popular en la Asamblea de Madrid, Pedro Muñoz Abrines, ha asegurado que no pueden apoyar retomar un impuesto de patrimonio o arrancar otro para gravar las grandes fortunas porque lo que los ciudadanos necesitan es ahorrar.

   Muñoz dijo, en la recta final del Debate del Estado de la Región, que lo que hace falta ahora es "fomentar el ahorro" y aprobar alguno de esos impuestos es "ir en contra de lo que necesitan" los ciudadanos. "Esos impuestos, de patrimonio o grandes fortunas va en contra de eso", aseveró.

   El popular destacó que España tiene un "problema importantísimo" de competitividad que hay que afrontar "desde el rigor presupuestario", por lo que aboga por la "limitación o reducción, en su caso, del número de diputados".

   Así, han pedido al Gobierno regional que "se dirija a España para cambiar el 'status quo' que determina las competencias y amplitud y profundidad de los servicios públicos". Muñoz dice que los principales problemas del país son la "ausencia de capital" y el "nivel educativo".

Holanda informa a la Audiencia Nacional de las cuentas bancarias de la trama Gürtel

Es el último país que ha cumplimentado las comisiones rogatorias internacionales impulsadas en su día por el juez Garzón

La unidad de delitos económicos de la policía está de enhorabuena. Holanda ha comenzado a colaborar en la investigación de la trama Gürtel. Los investigadores siempre han sostenido que el grueso del dinero presuntamente evadido por esta red de corrupción se encontraba en los paraísos fiscales de Sant Kitts, la Isla de Nevis y Curaçao.

Holanda ha cumplimentado la comisión rogatoria de las autoridades españolas y ya ha comenzado a colaborar en la investigación de la trama Gürtel.
Tres años ha tardado el último de los diecisiete países a los que, según la investigación, la red desvió una parte del dinero obtenido en España gracias a las adjudicaciones de contratos por parte de administraciones gobernadas por el Partido Popular y a la organización de congresos y otros actos para esta formación política.
Holanda ha comenzado a facilitar información de las cuentas que la red tenía en su país y en los paraísos fiscales de Sant Kitts, la Isla de Nevis y Curaçao. La primera remesa ha sido tan voluminosa que la Fiscalía Anticorrupción ya ha solicitado una primera ampliación de información.
Los informes de la unidad de delitos económicos de la policía señalaban que la finalidad de las sociedades radicadas en Holanda y en sus paraísos fiscales, vinculadas a los cabecillas de la trama, "ha sido la reintroducción en España, mediante inversiones de tipo inmobiliario y adquisición de otros bienes de lujo del dinero obtenido ilícitamente".

cadenaser.com

"¿Dónde está el endurecimiento de las penas por delitos de cohecho o corrupción?"


El informe sobre la reforma del Código Penal presentado ayer por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, pone en el punto de mira a los ciudadanos que salen a la calle a protestar en tiempos de recortes.
Gallardón ha adelantado que se incluirá como delito la difusión de mensajes de movilizaciones que inciten a la alteración del orden público, algo que, según señala Eric Sanz, abogado de la comisión Legal del 15-M, "es un cajón donde cabe absolutamente todo".
El movimiento de los indignados suele convocar concentraciones mediante las redes sociales queno se comunican a la delegación del Gobierno y que, en ocasiones, terminan en cortes de calles por parte de los manifestantes.
Para que haya persecución penal es suficiente con lanzar el mensaje de la convocatoria aunque finalmente no se concrete el acto de desorden, ya que se configura, según fuentes del Ministerio de Justicia, como un delito de peligro y no de resultado.
"Estas modificaciones responden a casos mediáticos, se está intentando reprimir a los que salen a la calle a defender los derechos sociales en una época en la que estamos sufriendo recortes brutales", asegura Sanz, quien apunta además que no se está apuntando a "las causas socio-económicas de los delitos".
"¿Dónde está el endurecimiento de las penas por delitos de cohecho o de corrupción, que son el verdadero cáncer que tenemos ahora mismo?", se pregunta.

Supuestos para la "represión"

La nueva reforma convertiría en delito además acciones de "pillaje", algo que a muchos les ha recordado a la acción de ‘expropiación' del Sindicato Andaluz de Trabajadores al Mercadona de Sevilla.
"Se están dotando de herramientas punitivas frente a un movimiento no violento"
"No se puede hacer que el hurto sea un delito leve, ya que más del 90% de las personas que cometen hurto tienen muy poco poder económico, y encima ahora van a tener antecedentes", denuncia.
Además, la acción de resistencia pasiva, junto a la desobediencia, se mantiene penada con entre seis meses y un año de cárcel. Las amenazas graves de violencia sobre el agente de las fuerzas de seguridad también serán consideradas delito, algo que, en opinión de Sanz, "da pie a una gran arbitrariedad por parte de la policía".
"Se están dotando de herramientas punitivas frente a un movimiento que ha usado la no violencia como bandera. Se habían quedado desprovistos de supuestos que posibilitasen la represión contra una persona que se sienta, levanta las manos y no hace nada", concluye 


viernes, 7 de septiembre de 2012

No nos representan

por 


Hay una indignación ciudadana contra los políticos de cuyas dimensiones ellos mismos no parecen ser conscientes. Lo cierto es que llega un otoño cargado de protestas, ira creciente de múltiples matices, conviviendo con quien aparentemente muestra la actitud del cordero que se dirige a su sacrificio por propia voluntad no viendo otra salida.
El denominador común culpabiliza a los políticos de lo que ocurre. Mes tras mes se sitúan como el tercer problema para los españoles y el rechazo (en bloque) a su labor crece por momentos. No sin razón. Les hemos elegido para representar nuestros intereses y no parecen querer o saber frenar a la exclusiva minoría que impone sus normas sobre todos. Nuestras desdichas desaparecían en buena parte si los políticos cumplieran su misión y trabajaran para la soberanía popular. No para mantener privilegios de unos pocos –los de ellos incluidos–.
De hecho, esta tenebrosa época podría culminar en un Núremberg para juzgar a sus responsables. El descrédito de los políticos representa, entretanto, un serio peligro para la democracia que puede acarrear males aún mayores. 
Es inaplazable regenerar la política y los partidos, y en esa tarea deberían ser ellos los primeros interesados. Aunque no únicamente. Se hace preciso remozar el viejo edificio parlamentario del XIX con las puertas abiertas de la participación, real ya en la sociedad más comunicada de la Historia. Urge hacer cambios. Cuando las bases de la democracia tiemblan, emergen peligrosas perversiones. Fascismos, populismos y, de cuño más reciente, tecnocracias dando forma oficial a la idea de que los países son empresas dedicadas al lucro y no una unión de ciudadanos cuyas vidas y derechos son lo primero a mantener y acrecentar.
A Mariano Rajoy y su equipo se les está cayendo España a pedazos. Con una rapidez solo pareja a su empeño en cambiar el modelo social a su imagen y semejanza. Ni una cifra se les mantiene en pie. Y, además, se han gastado todo el presupuesto en siete meses, mientras huye el capital despavorido –en palmaria muestra de desconfianza–, al punto de récord: 219.817 millones de euros en el primer semestre, cuando en el mismo periodo de 2011, entraron 22.457. Demasiada basura acumulada en los sótanos de este desgraciado país emerge ahora, batida en los despropósitos continuos.
Como los impuestos a las grandes fortunas, o las subvenciones a la Iglesia católica, y otro sin fin de capítulos, no se pueden tocar, el PP va como un borracho en un incendio, tapando fuegos… con la gasolina de los recortes –muy precisos en el orden ideológico– y las subidas de impuestos. ¿Hasta dónde? ¿Hasta cuándo? A Portugal tampoco le cuadran las cuentas. A Grecia menos.  Ese es nuestro futuro. Las políticas neoliberales solo funcionan en sueños.
Los espejismos de la visita de Merkel o de la “ayuda” del BCE de Draghi no solucionarán los agobios de la población. El nuevo rescate –para el que ya han inventado un nuevo eufemismo: “precautorio”–, no deja de ser un crédito, a devolver con contrapartidas (a estas las han llamado “estrictas” para que no quepa duda). Las ideas fuerza son “austeridad” y “reformas”, o sea, recortes, más recortes. En estas circunstancias, las convulsiones sociales, el propio incumplimiento del programa del PP, podrían, quizás deberían, propiciar un adelanto electoral. Y es un escenario a contemplar para estar prevenidos y actuar en consecuencia.
Y ahí volvemos al principio: no nos representan, la política está desprestigiada, el manido –e injusto– “todos son iguales”. No es camino, aunque, realmente, el panorama se presenta bastante sombrío y los principales implicados no dan la impresión de estar tomando conciencia del problema.
Como el PP de Rajoy en su día, el PSOE de Rubalcaba parece aguardar el desgaste del contrario. Por completo alejado de la indignación que sienten sus votantes, se contenta con una oposición “calmada” e “institucional”. Y además le pesan las políticas neoliberales que aceptó aplicar. Ambos partidos bajarán presumiblemente en votos.
Lo mismo que en esa Grecia con la que compartimos la tolerancia social a la corrupción –que siempre se paga– y su apuesta por el turismo como principal motor económico, el voto se fragmentará. IU subirá, aunque parece tener un techo porque también precisa renovación interna y porque solo destacan en la formación unas pocas brillantes individualidades, no hay mujeres entre ellas, y se oscurece el trabajo continuo en las instituciones en las que participa.
Podría ascender notablemente esa amalgama ideológica y de personas que se aglomera bajo las siglas de UPyD y que solo parece tener como argamasa el populismo y el nacionalismo español. Al Equo silenciado en la anterior campaña electoral se le frenó en la salida y no parece despegar, habrá que ver. Incrementarían sus votos, sin duda, los nacionalismos como respuesta a la actitud que ha venido teniendo con algunas comunidades el PP. Todo ello expresado como opinión personal.
Un país ingobernable o muy dividido en el voto, en el que como a los griegos se nos atemorizaría con diluvios universales si osáramos salir de la pauta marcada, lo que no hace sino prolongar la agonía. Son otras soluciones las que hay que buscar. Se dictan –con escasa audiencia mediática, es cierto– a diario, desde el punto de vista del bienestar de la sociedad en su conjunto.
Mucha gente está algo así como “Esperando a Godot”, el mítico personaje de Samuel Beckett… que nunca apareció. Un nuevo partido o coalición ilusionantes disiparía la depresión social que nos embarga. Algunos movimientos se están dando, no de envergadura por el momento.
Queda el 15M. La sociedad que se apuntó a escuchar, saber, hablar y compartir. La que hasta en un 66% se pasó por las plazas para asistir al prodigio, también era 15M. Y sigue estando ahí con su indignación creciente, con su desconcierto, con ganas de desterrar tanto atropello. Desde el poder se piensa en multas y palos para acallarla. Y eso hace mella en un sector decisivo. Cuarenta años de ser educados en la ignorancia, la sumisión, el infantilismo y el miedo han dejado un poso social, siquiera imperceptible en algunos casos.
La progresión del deterioro de España, de las condiciones de vida y derechos de sus ciudadanos, exigen soluciones. Democráticas, absolutamente democráticas. Los partidos harían bien en bajarse del Olimpo en el que –algunos, muchos– viven y tomar medidas para regenerarse porque solo así llegarán a los ciudadanos.
El 15M ha de pasar a una nueva fase que prime la efectividad. Y la sociedad en general pensar que está en sus manos más que en ningunas otras cambiar del destrozo a la construcción positiva. A través de informarse primero, de utilizar sin descanso el pensamiento crítico y la reflexión, exigir a sus representantes, primar lo que une sobre lo que separa, pensar en el bien común y actuar como seres adultos. Es decir, el civismo, la democracia.
eldiario.es/zonacritica

Interior filtró que tras el 25-S estaba la ultraderecha aunque sabía que era falso


Un informe policial elaborado durante el mes de agosto por la Policía Nacional desvelaba que la iniciativa del 25-S Toma el Cogreso había partido de un conocido miembro del 15-M. Sin embargo, desde Interior se filtró en una reunión informal que tuvo lugar el día 20 de agosto a varios periodistas que detrás de la convocatoria estaban grupos de ultraderecha y neonazis. Tras esa reunión la campaña de desprestigio hacia los convocantes no se hizo esperar hasta el punto de que los organizadores del 25-S han tenido que cambiar hasta el formato para alejarse del estigma lanzado desde Interior.
Javier Fonseca. 06.09.12. En un informe elaborado por la Policía Nacional y remitido a Interior y la Delegación del Gobierno en Madrid se detallaba que el promotor inicial de la idea fue Luis Fernández, presidente de la Asociación Nacional de Desempleados (ADESORG) y uno de los miembros más activos del movimiento 15-M, con sonoras protestas y varias huelgas de hambre a sus espaldas. Ese informe fue elaborado con la información aportada por varios miembros del Cuerpo Nacional de Policía, infiltrados de forma habitual en el movimiento. Sin embargo y pese a que conocían ese dato, se filtró a varios periodistas en una reunión informal que tuvo lugar en la sede de la Delegación del Gobierno que entre los convocantes se encontraba la ultraderecha, un dato que no aparece en el informe elaborado por la Policía Nacional según ha podido saber Diario El Aguijón de fuentes cercanas a la investigación.

Cristina Cifuentes se pone al frente de la campaña de desprestigio.
La Delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, conocida por su beligerancia frente al 15-M y que incluso llegó a fingir una agresión de miembros del 15-M que desmontó Diario El Aguijón, se puso al frente de la maquinaria para difundir ese dato que no aparece en el informe policial. Para ello puso como ejemplo los comentarios de apoyo vertidos en twitter por Enrique de Diego, con quien mantiene un serio enfrentamiento desde la ruptura de este con Intereconomía, al que ahora tacha de ultraderechista, pero con quien no tenía problema alguno cuando compartían cámaras en Intereconomía. De hecho, esta acusa directamente a Enrique de Diego (e infundadamente) de estar detrás de la información publicada por nuestro diario sobre el cobro en dinero negro por sus intervenciones en Intereconomía que ha finalizado con Cristina Cifuentes denunciada por la Liga Anticorrupción ante Hacienda y la Seguridad Social por estos cobros. Lo cierto es que ni Enrique de Diego ni ningún grupo de ultraderecha están detrás de la convocatoria del 25-S ni han participado de ninguna reunión de la organización de esa jornada, sino que tan sólo ha habido algunos comentarios de apoyo en las redes sociales, algo que dista notablemente de ser  organizadores de la protesta como han filtrado y difundido con una clara intencionalidad desmovilizadora desde Interior.

De hecho, Cifuentes no dudó en señalar a los medios de comunicación el pasado 27 de agosto que detrás del 25-S estaban grupos de ultraderecha y ultraizquierda, pese a que sabía positivamente que eso era del todo incorrecto. Sin embargo, la campaña lanzada desde Interior ha tenido sus resultados positivos, puesto que ha servido para desmovilizar a una gran parte del 15-M que pedía acciones más expeditivas que las realizadas hasta ahora frente a los recortes y ajustes del gobierno.



diarioelaguijon.com

#Juntospodemos #Sinmiedo #15S #25S



Las 30 alternativas de IU a la crisis

El cónclave de diciembre discutirá un documento específico sobre la 

depresión económica y las posibles salidas justas. La federación 

ha compilado las propuestas más señeras de sus programas electorales 

La ponencia arriba finalmente a la actualidad, a la posibilidad del rescate para España, que IU siempre ha rechazado. A ello opone "una política de solidaridad financiera, que encamine la ayuda necesaria para superar la situación de crisis sin condiciones irracionales que reduzcan el nivel de vida de los pueblos", una política que pasaría por un "nuevo papel" más activo del Banco Central Europeo (BCE) y por una auditoría de la deuda soberana, para ver qué parte de ella es "ilegítima". El problema de fondo, analiza el texto, es que los gobiernos europeos "actúan al dictado de los especuladores". Y, en el caso de España, ninguno de los dos grandes partidos se desvían de la ortodoxia: "La diferencia de PSOE y PP se reduce a 0,4 décimas de neoliberalismo".  
Se propone un nuevo modelo producido alternativo, "una nueva sociedad"
Tan importante como el examen de las causas es para la federación el planteamiento de propuestas, y estas nuclean la segunda parte del documento. García Rubio compila y ordena todas las grandes medidas económicas que han inundado todos los documentos internos y externos de los últimos cuatro años, singularmente su programa electoral del 20-N, y que han concitado desde el principio un total consenso interno. Esas medidas tienen como eje la construcción de un nuevo modelo productivo alternativo (NPMA), "una nueva sociedad, que será una democracia política y social avanzada".  
Algunas de las propuestas más importantes son las siguientes: 
1. Desarrollo de una estrategia por la creación de empleo. Programas de empleo público para los desempleados sin subsidio. 
2. Derogación de las reformas laborales del PSOE y del PPSubida del salario mínimo a 1.100 euros al mes y establecimiento de un salario máximo. Ampliación de la prestación por desempleo. Jornada de 35 horas semanales. Recuperación del antiguo modelo de pensiones: jubilación a los 65 años (con reducción progresiva a los 60), periodo de cotización de 15 años, cotización máxima de 35 años. 
3. Recuperación de la primacía de la negociación colectiva. Fomento de la incorporación de la mujer a la población activa. 
4. El Estado "garantizará trabajo, seguro de desempleo, subsidio o formación a toda la ciudadanía". Apertura del debate sobre la renta básica. 
5. Introducción de la democracia en la economía, "desde la planificación sostenible hasta la gestión de cada empresa concreta". 
6. Derogación de la Ley Orgánica de Estabilidad Financiera e incorporación a la Constitución de la garantía del gasto social
7. Los despidos con beneficios, las deslocalizaciones industriales, y las viviendas, locales y oficinas serán fuertemente penalizados
IU quiere que se deroguen las reformas laborales y la nueva jubilación
8. Nuevo modelo productivo: cambio del mix energético. Viraje hacia las renovables. 
9. Reforma fiscal global, "justa y progresiva". Los inmuebles de la Iglesia deberán pagar el IVA. Cambios en la legalidad de las sicav. Nuevo sistema de fiscalidad verde. Combate de la economía sumergida y el fraude. 
10. Creación de una banca pública para "garantizar el crédito necesario a las pymes". Prohibición de cualquier tipo de asistencia con dinero público a la banca privada. 
11. Desarrollo de un polo público "en todos los sectores estratégicos de la economía, especialmente en el energético, transporte, alimentario, comunicaciones y nuevas tecnologías". 
12. El derecho a la vivienda "será exigible". Utilización de los stocks de pisos vacíos para crear programas de viviendas de alquiler moderado. 
13. Equiparar la Ley de Transparencia –en tramitación– a la legislación de otros países europeos, y que afecte a la Casa del Rey y al Banco de España. 
14. Auditoría de la deuda y rechazo de la que "no se corresponda con el déficit generado por los servicios públicos y la protección social".  
15. Rechazo al Pacto del Euro. Que el BCE financie "directamente a los Estados y a los programas de inversión pública". 
Se insiste en la necesidad de auditar la deuda para ver su parte "ilegítima"
16. Impulso de la economía real, apoyando a las pymes. Facilitar el crédito a través del ICO y apoyo a los sectores productivos: los emergentes (energías renovables, agricultura ecológica, servicios sanitarios, servicios sociales...), los básicos (construcción, automoción, turismo, química verde), los que suponen una apuesta de futuro (mecatrónica, biotecnología médica, aparatos médicos, biocombustibles...) y los transversales (educación, transporte, tecnologías de la información...). Apoyo al cooperativismo. 
Junto a los pilares económicos, IU destaca otras propuestas en distintos ámbitos: 
17. Impulso de un proceso constituyente. Defensa de un Estado federal y laico, republicano y solidario. Referéndum sobre monarquía o república. 
18. Democratización de la economía y la via pública. Referendos sobre las políticas de ajuste, los recortes y los "regalos a la banca". Regeneración de la vida democrática. Reforma de los mecanismos de participación directa de los ciudadanos. 
19. Reforma del sistema electoral
20. Recuperación de la memoria histórica
21. Prioridad "absoluta" del gasto público en pensiones, desempleo y servicios públicos esenciales. Que cada derecho "esté garantizado por un servicio o poder público". 
22. Defensa de una educación pública, laica y "de calidad". 
La defensa cerrada de lo público protagoniza todos los documentos
23. Protección del Sistema Nacional de Salud en toda su extensión: público, universal, de calidad, integral, solidario y de equidad. 
24. Salida social y ecológica a la crisis. Gestión pública de los recursos naturales estratégicos. 
25. Feminismo como poder vertebrador de "todas las políticas de transformación social desde la izquierda". Erradicación de la brecha salarial de hombres y mujeres. Modificación de la Ley Electoral para consagrar las listas cremallera (50% de cada candidatura para cada sexo). Defensa del aborto libre y gratuito.
26. "Ningún ser humano puede ser ilegal y ninguna discriminación por género, raza, cultura, nacionalidad u opción sexual es aceptable ni regulable". 
27. Democratización de la comunicación y la cultura. Apuesta por la gestión pública de los derechos de autor y reivindicación del software libre. 
Se persigue un Estado federal laico, solidario y republicano
28. Nuevo proceso constituyente también en Europa, para que se apruebe una Constitución "que respete y amplíe los derechos" de todos los ciudadanos de la UE. 
29. Cierre de las bases de la OTAN y salida de España de la organización. Rechazo a la guerra "en todas sus formas". 
30. Defensa de los pueblos saharaui y palestino. Fortalecimiento de las relaciones con los "Gobiernos progresistas de América Latina". IU reitera además su "compromiso con la Revolución Cubana y con el proceso bolivariano en Venezuela", así como el apoyo a la búsqueda de la paz en Colombia. 

jueves, 6 de septiembre de 2012

EN ESPAÑA, ESTADO LAICO, SE LE ENTREGA A LA IGLESIA CATÓLICA....

Devuélvannos nuestra vida

Rosa María Artal  Comité de Apoyo de ATTAC España
A unos más, a otros menos, pero a la mayoría de los españoles nos ha cambiado la vida en estos cuatro años oficiales de crisis y con una insoportable aceleración en la debacle durante los últimos meses.
La UE envía ya comida a España para paliar el hambre de los más necesitados. No ocupó grandes titulares la noticia de que este año se invertían a este fin 80 millones de euros. Un auténtico escarnio ético en uno de los principales países de Europa.
Cada vez se ve más gente en las ciudades pidiendo para comer. En Internet ha tenido gran audiencia, el dramático y hermoso relato, de un hombre en su blog que comienza así:
“La semana pasada tocaron a la puerta y fui para allá. Siempre echo un vistazo por la mirilla y al hacerlo he pensado que se trataba de una vecina, pero al abrir la puerta he encontrado delante a una señora que rozaría los 70 años, bien vestida, aseada, educada en las formas…
Resumiendo mucho, me ha dicho que agradecería mucho algo de comida, que sus hijos están en paro y que es ella quien tiene que mantenerlos con su pensión. Que no le da para alimentar a toda la familia y que ha decidido ir casa por casa tocando a las puertas y ver si de esa manera podía llegar a finales de mes porque tenía la nevera vacía (estábamos a día 20 y los pensionistas cobran el día 25)”.
Los “colchones” familiares que con tanto ahínco propicia el PP comienzan a ser insuficientes para acoger el récord de paro del mundo desarrollado. Además de injustos y tercermundistas. Los derechos sustituidos por la benevolencia y la beneficencia.
150.000 emigrantes se quedan sin asistencia sanitaria desde el sábado, a no ser que la paguen a “precio de mercado”. Y también españoles. El periodista Antonio Maestre -de quien enlazaba ayer mismo un trabajo magnífico de investigación- se ha quedado sin tarjeta sanitaria, al estar ahora en el paro, a pesar de que ha trabajado desde los 16 años.
Amigos míos, enfermeras, profesores, funcionarios de la Administración, han visto reducido de forma drástica su nivel de vida. Víctimas del mayor ensañamiento de los gobiernos del PP (destinado a acabar con el sector público), no llegan a los compromisos contraídos al haber contado con unos ingresos que, sin más, se han visto mermados.
Con las subidas de impuestos y los re-pagos la mayoría de la sociedad se ve afectada y tiembla y guarda si puede porque se presume que llegarán tiempos aún peores. Lo harán con seguridad si no cambian las políticas que se están llevando a cabo.
Toda la responsabilidad por el mal que nos aqueja, es vivir en una sociedad en la que una minoría decisiva ha votado a políticos plegados a los poderes financieros -causantes de todo el problema-. Y que, en el caso español, no eligen como prioridad el bienestar de la sociedad a la que representan, porque comparten esa religión ideológica en la que todo está basado en el lucro de unos pocos.
Mientras crece en España el sector del lujo (un 25%) algunos políticos tienen la osadía de presentarse a hablar de mermas, incluso de los derechos humanos, sonriente y con la piel casi abrasada por el sol de unas sabrosas vacaciones.
No causamos la crisis… y la pagamos. Muy duramente. El daño ocasionado por esos políticos y sus electores nos afecta a todos.

Alguien tendrá que afrontar el hecho. Así no podemos seguir. Tienen que devolvernos nuestras vidas. No fuimos nosotros, fueron otros los que nos han traído la ruina y la incertidumbre.

“Me desperté en una noche silenciosa, no escuché ni un ruido, los maletines saltaban en la oscuridad, y trajeron la ruina a mi ciudad“, canta Springsteen, anunciado lo obvio: que siguen aquí y… volverán a continuar sus tropelías.

Pérez-Reverte revoluciona las redes sociales en su “A ver si lo he entendido, presidente” y los bárbaros de Cavafis

“PARA ESTO, QUE NOS INVADAN LOS BÁRBAROS DE UNA PUTA VEZ. QUE TODO SE VAYA AL CARAJO Y EL SENTIDO COMÚN RECONOZCA A LOS SUYOS. SI QUEDAN”, CIERRA EL ESCRITOR


A ver si lo he entendido, señor presidente... Hasta por morirme debo pagar un 21 %... A ver si lo entiendo. Insisto.

Alemania tiene 80 millones de fulanos y 150.000 políticos. España, 47 millones y 445.000 políticos. Sin contar asesores, cómplices y colegas. O en Alemania faltan políticos, o aquí sobran. Si en Alemania faltan, apenas tengo nada que decir. Si en España sobran, tengo algunas preguntas. Señor presidente.

¿Para qué sirven 390 senadores (con la brillantez media y la eficacia política media de un Iñaki Anasagasti, por ejemplo)? Subpregunta: si un concejal de Villacantos del Botijo, por ejemplo, necesita contratar a 15 asesores... ¿Para qué puñetas sirve ese concejal, aparte de para dar de comer a numerosos compadres y parientes?

¿Para qué sirven 1.206 parlamentarios autonómicos y 1.031 diputados provinciales? ¿Sabe usted lo que cobra toda esa gente? ¿Y lo que come? Ese tinglado regional, repartido en diecisiete chiringuitos distintos, duplicados, nos cuesta al año 90.000 millones de euros. Con ahorrar sólo la mitad... Eche usted cuentas, señor presidente. Que yo soy de Letras.

En vista de eso, ¿cómo es posible que el Gobierno de este putiferio de sangüijuelas y sangüijuelos se la endiñe a las familias y no a ellos? Que en vez de sangrar a esa chusma, se le endiñe a la Dependencia, a la Sanidad, a la Educación, a la Cultura, al pequeño comercio? ¿A la gente que de verdad lucha y trabaja, en vez de a esa casta golfa, desvergonzada y manifiestamente incompetente?

A ese negocio autonómico absurdo e insostenible, del que tanta gentuza lleva viviendo holgadamente desde hace más de treinta años. 17 parlamentos, 17 defensores del pueblo, embajadas propias, empresas, instituciones. Negocios casi privados (o sin casi) con dinero público. El único consuelo es que a esa pandilla depredadora la hemos ido votando nosotros. No somos inocentes. Son proyección y criaturas nuestras.

Treinta años engordándolos con nuestra imbecilidad y abulia política. Cuando no con complicidad ciudadana directa: Valencia, Andalucía... Con unos tribunales de Justicia cuando no politizados o venales, a menudo lentos y abúlicos. El golfo, impune. Y el ciudadano, indefenso. Esos políticos de todo signo (hasta sindicalistas, rediós) puestos en cajas de ahorros para favorecer a partidos y amiguetes. Impunes, todos.

Me creeré a un presidente de Gobierno, sea del color que sea, cuando confiese públicamente que este Estado-disparate es insostenible. Cuando alguien diga, señor presidente, mirándonos a los ojos, "voy a luchar por un gran pacto de Estado con la oposición"; "me voy a cargar esta barbaridad, racionalizándola, reduciéndola, controlándola, adecuándola a lo real y necesario"; "voy a desmontarles el negocio a todos los que pueda. Y a los que no pueda, a limitárselo al máximo. A lo imprescindible"; "aquí hay dos autonomías históricas que tendrán algo más de cuartelillo, dentro de un orden. Y el resto, a mamarla a Parla".

"Y el que quiera entrar en política para servir al pueblo, que se lo pague de su bolsillo".


Pero dudo que haga eso, señor presidente. Es tan prisionero de su propia chusma político-autonómica como el PSOE lo es de la suya. Ese toque de jacobinismo es ya imposible. Tiene gracia. No paran de hablar de soberanía respecto a Europa quienes son incapaces de ejercerla en su propio país. Sobre sus políticos. Dicho en corto, señor presidente: no hay cojones. Seguirán pagándolo los mismos, cada vez más, y seguirán disfrutándolo los de siempre. El negocio autonómico beneficia a demasiada gente.
Usted, señor presidente, como la oposición si gobernara, como cualquiera que lo haga en España, seguirá yendo a lo fácil. A cargar a una población triturada, con cinco millones de parados, lo que no se atreven a cargar sobre sus desvergonzados socios y compadres. Seguirá haciéndonos aun más pobres, menos sanos, menos educados. Hasta el ocio para olvidarlo y la cultura para soportarlo serán imposibles.


Así que cuando lo pienso, a veces se me va la olla y me veo deseando una intervención exterior. Que le vayan a frau Merkel con derechos históricos, defensores del pueblo, inmersiones lingüísticas, embajadas y golferías autonómicas. De tanto reírse, le dará un ataque de hipo. De hippen, o como se diga allí.

Lo escribía el poeta Cavafis en Esperando a los bárbaros. Quizá los bárbaros traigan una solución, después de todo. Para esto, que nos invadan los bárbaros de una puta vez. Que todo se vaya al carajo y el Sentido Común reconozca a los suyos. Si quedan.

Recristo
. Qué a gusto me he quedado esta tarde, señor presidente. Lola acaba de abrir el bar. Esta noche me emborracho. Como Gardel en el tango.. Fiera venganza la del tiempo. Parece un título de Lope de Vega. Un tango adecuado para este pasaje".

Archivo del blog

MIS OTROS BLOGS

Blogs y Publicaciones que sigo