MAS ARTICULOS DE ACTUALIDAD Y VIDEOS RELACIONADOS CON LA COMUNIDAD DE MADRID EN De Madrid al Cielo

MAS INFORMACION DE ACTUALIDAD con VIDEOS en Cosas de rosamar Madrileña

"Le preguntaron a Mahatma Gandhi cuáles eran los factores que destruyen al ser humano y respondió así: "La política sin principios. El placer sin compromiso. La riqueza sin trabajo. La sabiduría sin carácter. Los negocios sin moral. La ciencia sin humanidad"

Buscar en este blog

miércoles, 30 de mayo de 2012

España: el movimiento social exige cuentas

Jérome Duval / Griselda Piñero  – ATTAC / CADTM.
En Valencia, el movimiento de estudiantes del Instituto Lluis Vives, también conocido como “primavera valenciana”, tiene las características de una auditoría ciudadana de la deuda: el endeudamiento, entre otras consecuencias de las políticas fiscales injustas que producen un déficit que ha de ser controlado a toda costa, es un pretexto ideal para aplicar nuevos recortes presupuestarios bajo el disfraz de una rigurosidad inevitable. La educación, sector con fuerte potencial de emancipación, también se ha visto afectada. Su presupuesto bajó casi un 8% en 2011 y en 2012, el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy lo ha reducido un 21,9%, o sea unos 623 millones de euros menos, en el marco de una austeridad presupuestaria sin precedentes.
Como siempre, el dinero irá prioritariamente a los acreedores financieros quienes, según los presupuestos generales para 2012, percibirán 28,8 mil millones de euros en intereses de la deuda, es decir, más de los 27,3 mil millones de recortes presupuestarios anunciados. Poder acceder a las cuentas que “justifican” tales recortes forma parte de las demandas de justicia, esencia misma de una auditoría ciudadana. Es en este contexto donde surge en España el movimiento por la auditoría ciudadana de la deuda.
Avivada por la represión del régimen heredero del franquismo1, la movilización por una educación gratuita y de calidad se transforma en primavera social.
Pueden cortar las flores, pero nunca detendrán la primavera“, Pablo Neruda.
Valencia, feudo histórico del PP (Partido popular, derecha conservadora en el poder), está plagada de historias de corrupción y numerosos megaproyectos desproporcionados, verdaderos elefantes blancos de los que el contribuyente desangrado no siempre se beneficia (Fórmula 1, la Copa América, aeropuerto sin aviones de Castellón, el complejo “Agora” y el proyecto abortado de las torres de Calatrava, la lista es larga…). A fuerza de mala gestión llegó la crisis que sirvió para justificar los famosos planes de austeridad con sus recortes a capricho en el gasto público. Esa austeridad, que reduce el poder adquisitivo de los más afectados, es lo que más sorprende en el país valenciano, conocido por su corrupción endémica y su endeudamiento, el más importante de España después del de Cataluña.
Coincidiendo con una inusual ola de frío, las imágenes de niños envueltos en mantas y abrigos en sus aulas conmocionaron a la población. A mediados de enero, Francisco Tejedor, estudiante del Instituto Almassora, fue expulsado del centro por haber publicado en Internet una foto de sus compañeros en clase, envueltos en mantas2. Exasperados, los alumnos del Lluís Vives, situado en el centro de Valencia, empezaron a cortar el tráfico frente al instituto como signo de protesta contra los recortes presupuestarios en la educación que durante todo el invierno les habían privado de calefacción en las clases3. El miércoles, 15 de febrero de 2012, justo nueve meses después del movimiento de indignación del 15M4, la intervención de las fuerzas de represión que perseguían a los menores en las calles, causando numerosos heridos y detenciones, resucitó imágenes de la reciente dictadura de Franco que la población preferiría olvidar. Las manifestaciones que tenían lugar ante el Instituto Lluís Vives se desplazan entonces frente a la comisaría para exigir la liberación de los detenidos. En una espiral represiva infernal, la policía controla y cachea a cada uno de ellos (y ellas) antes de embarcarlos en los furgones policiales. El incipiente movimiento, apoyado por cientos de jóvenes solidarios de otras instituciones, exige en vano el fin de la represión.
A partir de entonces, las protestas son cotidianas, en todos los actos se pide la dimisión de la delegada del Gobierno de Valencia, Paula Sánchez de León, se blanden los libros en son de protesta para exigir una educación digna y gratuita, se señala al PP como primer responsable y se convoca una concentración ante su sede, las acciones de solidaridad se multiplican en todo el país e incluso a nivel internacional. La tensión llega a su cenit. De hecho, el jefe de la policía de Valencia, Antonio Moreno Piquer, optó claramente por la estrategia de guerra frente a los estudiantes. Cuando se le preguntó qué pensaba hacer ante las protestas y qué fuerzas policiales pensaba usar, respondió enérgicamente golpeando con el puño en la mesa: “No es prudente revelarle al enemigo cuáles son mis fuerzas”.
Si los estudiantes son sus “enemigos”, se sabe quiénes son sus amigos: se le conoce por su relación con el ex Presidente de la organización de extrema derecha España 2000, José Luis Roberto5, y es también el responsable de las violencias contra los habitantes del barrio Cabanyal que luchan desde hace muchos años por la defensa de su barrio. La policía, que recibió el refuerzo de agentes de Barcelona, Sevilla y Valladolid, reprimió tan duramente a los estudiantes, que Amnistía Internacional pidió una investigación, por considerar6 “desproporcionado el uso de la fuerza contra los manifestantes”.
Esta movilización ejemplar impulsada por un grupo de estudiantes de entre 12 y 18 años muestra que ya no se puede aceptar la prioridad de la devolución de la deuda frente a cualquier otra consideración. La austeridad aplicada a todos para resolver la crisis ya le ha costado entre el 5 y el 15% del salario a los profesores cuyo número de puestos de trabajo no cesa de disminuir. A fin de liquidar el pago de la deuda en primer lugar, las transferencias de dinero desde la administración a las escuelas no se llevan a cabo, acumulando varios meses de retraso en los pagos, y algunos proveedores han interrumpido sus servicios (como, por ejemplo, limpieza). Privadas de ingresos, algunos colegios cortan la electricidad o la calefacción y la situación se ha vuelto alarmante. Llegó la hora de exigir responsabilidades.
Hacia una auditoría de la deuda en España
Organizada por la campaña Quién debe a quién7, más de 300 personas participaron a principios de octubre de 2011 en la jornada denominada Deudocracia en Madrid. Activistas y especialistas llegados de Islandia, Grecia, Irlanda, Portugal, Bélgica y el Estado español vinieron a exponer las peculiaridades de la lucha contra la deuda en cada uno de sus países. El encuentro terminó el 9 de octubre con una reunión de preparación para efectuar una auditoría ciudadana de la deuda del Estado español, a la que asistieron unas 20 organizaciones y movimientos sociales, incluidos los indignados8. Todas y todos sentíamos como, bajo el disfraz del déficit y de la deuda, se iban a recortar los presupuestos para los servicios públicos y a reducir nuestros derechos, éramos perfectamente conscientes del uso político que se hizo, y de que eso requería una respuesta por parte de los movimientos sociales. Una auditoría de la deuda podría diseccionar la deuda española, mostrar cómo se compone, quiénes son sus titulares y quiénes se benefician realmente de ella a fin de contraatacar las políticas de austeridad.
Seis meses más tarde, más de 70 personas provenientes de diferentes regiones del Estado se encontraron en Madrid, 23-25 de marzo de 2012, en el centro socio-cultural Eko9, ocupado por la Asamblea de Carabanchel del 15M. Esta primera reunión de la campaña de auditoría de la deuda10comenzó con la proyección del documental Interferencies11. Al día siguiente, un amplio debate dio lugar a un consenso sobre objetivos importantes para el fortalecimiento del poder popular, como por ejemplo para contrarrestar el discurso dominante y denunciar las políticas de austeridad con argumentos propios, identificar a los responsables y a quienes se benefician del endeudamiento, promover la educación popular (“la gente quiere saber qué está pasando”), realizar un informe público completo, crear un tribunal popular para juzgar a los responsables… Por último, el repudio de la deuda ilegítima y el “desciframiento” del sistema deuda son el punto de mira que debería guiar nuestro trabajo.
Abierto a todos y centrado en los principios de la horizontalidad, se da prioridad al trabajo sobre la deuda pública del Estado, es decir, que esté garantizada por las administraciones públicas, ya sea pública o privada, ya que es la que sirve como pretexto para las políticas antisociales aplicadas por los estados. En el mismo espíritu, se trata también de analizar las deudas de las comunidades autónomas y municipios y apoyar, como una plataforma cívica, cualquier iniciativa de auditoría local que pueda surgir (hospitales, Ayuntamientos…).
El último día del encuentro, se fijó un calendario de lucha, se formaron las distintas comisiones de trabajo, y se aprobó el nombre de este movimiento reivindicativo por unanimidad. Así nació la Plataforma auditoría ciudadana de la deuda13. Su lema, “no debemos, no pagamos” recuerda las campañas para la anulación de la deuda de los países del Sur, haciendo así el enlace Norte/Sur en esta lucha internacionalista. En el curso de este proceso habrá que tender a la implicación de todos los movimientos sectoriales en lucha, especialmente de todas las personas que por la naturaleza de sus trabajos pueden aportar elementos para la auditoría. En definitiva, este proceso deberá permanecer abierto e inclusivo, en coordinación con las restantes campañas Euro-Mediterráneas (Grecia, Irlanda, Francia, Portugal, Túnez, Egipto…) y del resto del mundo (Brasil, Filipinas, Ecuador, Venezuela…) a fin de alimentar las sinergias susceptibles de unir a quienes – mujeres, hombres, niños y ancianos –padecen el sistema deuda y arrebatarles el poder a los de arriba que se aprovechan de él.
Traducción: Paulino Núñez M.
NOTAS
1. El Partido Popular (PP) tiene su origen en Alianza Popular (AP), Federación fundada en 1976 de pequeños partidos conservadores liderados por ex funcionarios del régimen de Franco. Manuel Fraga, Presidente y fundador del PP, participó en el gobierno dictatorial como Ministro de Información de Franco entre 1962 y 1969. Recientemente ha recibido homenajes del PP y del Parlamento Europeo a su muerte en enero de 2012.

2. El instituto de Almassora expulsa al alumno que hizo la foto de las mantas, El Levante, 18 de enero de 2012. http://www.levante-emv.com/comunita…

3. Ver el mapa de los centros privados de calefacción: http://maps.google.es/maps/ms?msid=…

4. El 15 de mayo de 2011 marca el comienzo del movimiento de los indignados en España, o Movimiento 15M.

5. José Luis Roberto es también responsable de ANELA (Asociación Nacional de Empresarios de Locales de Alterne) y propietario de una empresa de seguridad – La Levantina – que ofrece servicio de guardería y de seguridad



8. Ver Activistas y expertos proponen una auditoría ciudadana de la deuda, Reconocen la Deuda en Europa y España como Ilegítima y proponen el No Pago. Campaña Quién debe a quién, http://quiendebeaquien.org/spip.php…


10. Ver el comunicado de prensa: http://www.quiendebeaquien.org/spip…


12. Ver: http://www.auditoria15m.org/y el artículo Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda ¡No Debemos! ¡No Pagamos! Activistas lanzan un proceso de Auditoría Ciudadana para demostrar la ilegitimidad de la deuda, denunciar a sus responsables y exigir el NO PAGO de la deuda ilegítima: http://www.quiendebeaquien.org/spip…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

MIS OTROS BLOGS

Blogs y Publicaciones que sigo