MAS ARTICULOS DE ACTUALIDAD Y VIDEOS RELACIONADOS CON LA COMUNIDAD DE MADRID EN De Madrid al Cielo

MAS INFORMACION DE ACTUALIDAD con VIDEOS en Cosas de rosamar Madrileña

"Le preguntaron a Mahatma Gandhi cuáles eran los factores que destruyen al ser humano y respondió así: "La política sin principios. El placer sin compromiso. La riqueza sin trabajo. La sabiduría sin carácter. Los negocios sin moral. La ciencia sin humanidad"

Buscar en este blog

martes, 8 de noviembre de 2011

Crítica del debate Rubalcaba-Rajoy

Con todas las encuestas presagiando una debacle del PSOE en las elecciones del 20-N, Rubalcaba no tenía en el debate de ayer otra opción que dar la pelea, como reza el lema de su cartel electoral. Y lo hizo desde el primer segundo, con una agilidad retórica y argumental que dejó descolocado en algunos momentos a Rajoy, como lo evidenció el propio candidato del PP al espetar a su contrincante: “No me interrumpa, si no le va tan mal en el debate”.

El candidato socialista hostigó a Rajoy con un interrogatorio sobre ciertas ambigüedades y ausencias de su programa electoral, que el conservador intentó eludir con respuestas genéricas, vagas, y con el previsto recurso de restregar a su rival su vinculación con las medidas más impopulares adoptadas por el Gobierno de Zapatero. Es indudable que Rubalcaba llegaba al debate con ese talón de aquiles que lastra su credibilidad ante muchos votantes, pero se esforzó en todo caso por transmitir, con propuestas concretas, que no es lo mismo votar al PSOE que al PP.

Rajoy aplicó a rajatabla la estrategia de evitar respuestas comprometidas y de achacar todos los males de España al tándem Rubalcaba-Zapatero, y no aclaró ninguno de los interrogantes que le formuló su interlocutor; por ejemplo, qué va a hacer con las prestaciones de desempleo, con los activos tóxicos de los bancos, con la financiación de la sanidad, o si va a excluir a las pymes de la negociación colectiva.

Es probable que Rajoy haya complacido a quienes ya han tomado la decisión de votar por él; la incógnita que queda tras el debate es si Rubalcaba ha conseguido su homérico objetivo de animar al muy decepcionado electorado socialista.

blogs.publico.es/versionlibre


El debate visto por uno del PSOE:

¡Menuda paliza le ha dado Rubalcaba! Y eso que el debate tenía que sujetarse a unos puntos muy concretos. Si hubiera habido más apertura y menos prohibiciones del PP, lo habría machacado escandalosamente. Rajoy es un berzas, y no hay color. Rubalcaba es como una bailarina que modula impecable y armoniosamente sus propuestas. Es la inteligencia frente al oportunismo y el populismo barato de Rajoy. Demostró que sabe muchísimo más que Rajoy y que está mejor preparado. Le ganó en todos los aspectos. Probablemente le ha dado un vuelco a las encuestas.

El debate visto por uno del PP:

Rajoy ha demostrado lo gran estadista que es: prudente, elegante, firme, ilusionante. El domingo 20 España caerá rendida a sus pies. Y como ha demostrado en el debate, comienza el cambio. El cambio que nos salve de esta ruina en que nos han dejado los socialistas. ¡Y decían que Rajoy iba a ser presa fácil! Sensato, conocedor de la realidad, no vengativo, brillantísimo sin triquiñuelas. ¡Qué chaso se han llevado los socialistas! Como muy bien dijo: salvaron a España en el 96, y, estoy seguro, lo volverán a hacer. Y además cuenta con un equipo extraordinario, que no celebrará los consejos de ministros en gasolineras. Ganó en todos los aspectos. Seguro que se confirman todas las encuestas.

El debate visto por un indeciso:

No me ha convencido ninguno de los dos. Votaré a IU, que no entiendo por qué no participó en el debate. Es la única fuerza política que no se humilla, no como estos paniaguados, que son la versión griega de España. O a lo mejor no voto, ya veré. Nuestro país necesita renovarse. Ninguno presentó soluciones válidas, todo fueron palabras, y las palabras ya se sabe que es muy fácil pronunciarlas. Al final van a tener razón los que dicen que PP y PSOE son lo mismo. Perdieron los dos.

El debate visto por el articulista:

Éste es el primer debate que se valoraba como si fuera el resultado oficial de las elecciones. En tal sentido, creo que han ganado los dos, cada uno desde su posición ideológica. Mejor dicho, pienso que nada cambia y Rajoy vencerá en las elecciones por muy amplio margen, pero pienso también que ha ganado Rubalcaba puesto que, a mi entender, ha dejado seriamente erosionado a Rajoy por sus insuficiencias patentes. Pero los españoles quieren, con criterios inalterables, el cambio de Gobierno.

Dicho eso, no sé por qué Rajoy ha acudido personalmente; hubiera bastado con enviar a un secretario que leyese todo lo que Rajoy leyó, o sea, todo. O enviar a Perogrullo: ¡Hay que crear empleo!, ha sido su frase. ¡Claro! Pero no ha dicho cómo.

Rubalcaba fue mucho más preciso y le hizo varias preguntas concretas referidas a la prestación por desempleo, la privatización de la sanidad y la educación, la reforma laboral o la negociación de salarios de las pymes directamente con la empresa, cuestiones básicas a ninguna de las cuales supo contestar el señor Rajoy.

Rubalcaba debería haber hecho alguna alusión al 15-M.

Pero ya saben que yo no soy objetivo. De modo que no me hagan caso. De todos modos, ya saben: hay que crear empleo.

blogs.publico.es/arturo-gonzalez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

MIS OTROS BLOGS

Blogs y Publicaciones que sigo