MAS ARTICULOS DE ACTUALIDAD Y VIDEOS RELACIONADOS CON LA COMUNIDAD DE MADRID EN De Madrid al Cielo

MAS INFORMACION DE ACTUALIDAD con VIDEOS en Cosas de rosamar Madrileña

"Le preguntaron a Mahatma Gandhi cuáles eran los factores que destruyen al ser humano y respondió así: "La política sin principios. El placer sin compromiso. La riqueza sin trabajo. La sabiduría sin carácter. Los negocios sin moral. La ciencia sin humanidad"

Buscar en este blog

miércoles, 27 de octubre de 2010

Retirada del cánon digital

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha declarado que el canon digital español no se ajusta a las leyes comunitarias

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha determinado que el Canon, la tasa que se aplica a la compra de todos los equipos, materiales y soportes de grabación y reproducción digital para compensar los derechos de autor que los creadores dejan de percibir a causa de las copias privadas, es un “abuso” y “no cumple” con la normativa comunitaria cuando se aplica a personas jurídicas, es decir, a administraciones, empresas o asociaciones. En definitiva, que un canon indiscriminado es ilegal.

Sin embargo, la decisión del Tribunal de Justicia es lo que se denomina una “cuestión prejudicial”. Es decir, algo así como dar la respuesta a algo que un tribunal español le ha preguntado. No cambia la Ley. El canon se va a seguir cobrando de forma indiscriminada.

Es necesario hacer oir nuestra voz y decir alto y claro que deben tramitarse con urgencia las modificaciones legales necesarias para que se deje de cobrar desde ya el canon digital de administraciones, empresas y asociaciones. Es más, es necesario exigir que la SGAE compense a administraciones, empresas y asociaciones por las cantidades millonarias que ha estado cobrando de forma ilegal.

Es fundamental que actuemos rápido. Inmediatamente después de conocer se el fallo del Tribunal, la Minsitra de Cultura, Ángeles González Sinde, ha anunciado que “buscará una alternativa”. ¿A qué refiere? La única alternativa posible es terminar de una vez por todas con este abuso por parte de la SGAE.

Llama a todos tus amigos, llama a todos tus contactos y digámosle al Gobierno que termine de una vez por todas con el Canon que de forma ilegal nos ha cobrado la SGAE.

Es hora de que nos cobremos con justicia.


Firma la petición
http://actuable.es/peticiones/retirada-del-canon-digital

Al firmar la petición estarás enviando esta carta

Destinatario: José Luis Rodríguez Zapatero

Estimado Sr. Presidente,

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha determinado que el Canon, la tasa que se aplica a la compra de todos los equipos, materiales y soportes de grabación y reproducción digital para compensar los derechos de autor que los creadores dejan de percibir a causa de las copias privadas, es un “abuso” y “no cumple” con la normativa comunitaria cuando se aplica a personas jurídicas, es decir, a administraciones, empresas o asociaciones. En definitiva, que un canon indiscriminado es ilegal.

Como bien sabe, la sentencia del Tribunal es una cuestión prejudicial que, pese a ser vinculante para nuestros tribunales, no modifica ipso facto nuestra legislación.

Por ello le solicito que actúe inmediatamente iniciando una reforma urgente de la legislación que todavía a día de hoy permite que la SGAE cobre de forma ilegal el denominado canon digital a personas jurídicas para que se adecúe a lo establecido por la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Le exigo que establezca un sistema de compensaciones para que la SGAE devuelva las cantidades cobradas de forma ilegal y compense a administraciones, empresas y asociaciones por los daños y perjuicios que dichos cobros les han ocasionado.

Atentamente,





martes, 26 de octubre de 2010

Alcanzar el éxito. Honestidad

Honestidad ante todo


Para que pueda verse el cambio debemos de ser honestos con nosotros mismos y con nuestros semejantes, porque sino de nada nos serviría, ser arrogantes, prepotentes nos hace desmejorar nuestra relación para vencer y convertir los problemas en situaciones con fáciles soluciones.

“Un rey debía de encontrar a la esposa de su hijo el príncipe.

Como en la comarca habían muchas hermosas jóvenes, decidió realizar un concurso, para lo cual convoco a todas las residentes del lugar.

Una humilde y enamorada joven pidió permiso a su madre para concursar, esta le dijo: mi hija y cómo vas a ir a ese concurso si en verdad eres tan pobre y humilde, que ni si quiera te va a mirar, ella respondió: no importa madre, iré aunque sea a verlo de lejos.

Al llegar al palacio decenas de jóvenes se aprestaban para recibir las bases de dicho premio en cuestión, el Rey anuncio, daré unas semillas a cada joven interesada en casarse con mi hijo, la que coseche las flores más bonitas al termino de 2 meses esa será la elegida, dicho esto todas se fueron corriendo a sembrar las semillas.

La joven rego y rego, las semillas, le echo abono, pero con mucha desilusión, porque nunca germino ni una sola flor.

Llegado el tiempo de la elección, la madre le desalentaba diciendo: mi hija como vas a ir con ese tarro vacio, la hija le contesto nuevamente que ella iría a ver al príncipe aunque fuera de lejos.

Al llegar se encontró con que las demás participantes habían llevado hermosos bouquets de rosas al hijo del rey.

El rey estaba maravillado por ver tantas hermosas flores, pero desilusionado por todo lo que podía ver, dijo: en verdad que todas estas rosas y flores están hermosas, si hubiese yo dado semillas fértiles, solo he visto una joven a la cual le corresponderá mi hijo.

Sorprendida la joven que tenía el tarro vacio por ser escogida por el rey dijo: me canse de regarlas con amor pero nunca floreció, el rey respondió, has sido tú la única honesta, porque todas las semillas que entregue eran estériles.”

"Solo la honestidad elimina la esterilidad en nuestras vidas, pongámosla en práctica y veremos resultados favorables".

sábado, 23 de octubre de 2010

El canon digital, ilegal…

… pero no para los consumidores. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea considera que el canon que se aplica en España no es legal, y no debe aplicarse indiscriminadamente a fabricantes y distribuidores… aunque sí ve justificación a que haya un canon por copia privada que paguen los consumidores. Una vez más, los consumidores llevan la peor parte

La reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha determinado que la aplicación del canon por copia privada a los soportes de reproducción adquiridos por empresas y profesionales para fines distintos de la copia privada no es conforme con el Derecho de la Unión.


Sin embargo, a juicio del Tribunal, cuando esos equipos o aparatos se hayan puesto a disposición de personas físicas en condición de usuarios privados, la mera capacidad de dichos equipos o aparatos para realizar copias basta para justificar la aplicación del canon por copia privada.

Por desgracia, esta sentencia viene a avalar la aplicación del canon en relación a los equipos que compren los consumidores y usuarios finales, figura contra la que se ha manifestado la OCU. No se puede aceptar que las excepciones acordadas para copias privadas estén sistemáticamente subordinadas a la garantía de una compensación (canon) para los que ostentan los derechos de autor. La OCU tampoco está a favor de la existencia de medidas técnicas que impidan la posibilidad de efectuar copias legalmente autorizadas.

A juicio de la OCU, la obligación de perseguir la "piratería comercial" no puede traducirse en una limitación general del derecho de acceso de los consumidores a la información.





Red social de hoteles en Estados Unidos para compartir listas de huéspedes indeseables

Entre quienes viajamos habitualmente, es cada vez más frecuente el uso de las redes sociales para informarnos sobre aspectos relativos al viaje que vamos a emprender. Un buen ejemplo de ello es el caso de la selección hoteles utilizando la web de recomendaciones Tripadvisor.

El objetivo es, sobre todo, evitar alojarnos en hoteles que nos ofrezcan un servicio deficiente, o sea, no recomendables.

¿Pero sabes que los hoteles también empiezan a utilizar redes sociales profesionales para avisarse sobre huéspedes indeseables? Esto ya sucede en Estados Unidos, donde la web profesional Guest Checker facilita a los hoteles crear una lista negra de huéspedes.

Con el lema, “déjales fuera antes de que se registren”, los hoteles asociados avisan sobre clientes no recomendables, con el propósito de que no sean admitidos cuando tratan de hacer una reserva.

Numerosos hoteles del mundo tienen sus propias listas negras de clientes indeseables, pero ahora con esta nueva red social profesional pueden compartirla entre ellos. No deja de ser el otro lado de la balanza de los ya imprescindibles comentarios y opiniones de huéspedes sobre los hoteles donde se han alojado, que ya son un elemento imprescindible en las webs de reservas de hoteles.

Según informa USA Today, en la actualidad casi 700 hoteles se han dado de alta como miembros de Guest Checker, los cuales tienen una lista negra de más de 1.300 huéspedes considerados como indeseables.

¿Y qué consideran un huesped indeseable? Según se explica en la propia web de Guest Checker, hay cinco niveles diferentes de comportamientos por los que un cliente puede ser incluido en su lista negra. Desde el nivel más bajo, como fumar en zonas no permitidas o utilizar instalaciones del hotel (piscina, pista de tenis…) fuera de los horarios establecidos, hasta los comportamientos más graves, como no pagar la factura, robar o provocar incidentes.

En suma, al igual que los hoteles se han tenido que acostumbrar a que los clientes cada vez estemos mejor informados sobre éllos a través de las redes sociales, ahora serán los malos clientes los que tendrán que sufrir las consecuencias del uso de redes sociales profesionales por parte de los hoteles.

GUIAS VIAJAR
Posted: 21 Oct 2010 11:09 AM PDT

lunes, 18 de octubre de 2010

La Fundación Rafa Nadal colabora con la Fundación Vicente Ferrer con la construcción de una escuela en India en Anantapur

El tenista, Rafa Nadal, y representantes de la Fundación, que lleva su nombre, han inaugurado una escuela de educación integral en la ciudad de Anantapur, en el estado indio de Andhra Pradesh, donde la Fundación Vicente Ferrer (FVF) lleva más de 40 años desplegando su programa de desarrollo integral. La Fundación Rafa Nadal ha escogido la FVF para llevar a cabo uno de sus primeros proyectos de cooperación.

El centro ofrecerá refuerzo escolar, apoyo psicosocial, sanitario y nutricional a 120 de niñas y niños de las comunidades más desfavorecidas: los dálits o intocables, los grupos tribales y las backward castes. El deporte y, en este caso, el tenis, es en una eficiente herramienta de integración para todos estos niños y niñas.

Rafa Nadal ha asegurado que espera que este proyecto ayude a las niñas y niños a formarse y a recibir todas las atenciones que necesitan y que ésto les permita tener una nueva vida. Durante la inauguración Nadal ha jugado a tenis con los alumnos de la escuela.

“El centro de educación integral financiado por la Fundación Rafa Nadal utiliza el deporte para fomentar el desarrollo de los niños y ésto es parte de la filosofía de la Fundación Vicente Ferrer. En lo relativo al tenis, el centro cuenta con tres pistas de tenis, donde los niños pueden venir a entrenar, a aprender y a jugar al tenis. Pero, además, en el centro educativo los niños van a recibir clases de apoyo en inglés, matemáticas e informática. Por una parte, para los niños de las zonas rurales, es difícil tener la oportunidad de aprender informática. Y, por otra, inglés y matemáticas suelen ser dos materias en las que tienen más dificultades y su nivel es más bajo”, ha declarado Moncho Ferrer, director de Programas de la Fundación Vicente Ferrer.

A pesar de la discriminación y de la situación de exclusión que padecen los dálits o intocables en la India, a través de la práctica del deporte se fomenta el sentimiento de solidaridad y de cohesión de grupo. Este sentimiento se traslada, progresivamente, a otras facetas de la vida cotidiana en la que los niños y niñas de diferentes castas conviven y se integran.

Aragón también existe

Que sí, hombre, que ya era hora. Que en toda esta lista de los más vendidos, en este concurso inaudito de ignorancia, manipulación y mala fe a la hora de reinventar la Historia, uno está hasta la línea de flotación de oír siempre a los mismos, como si el resto hubiera oficiado de comparsas en la murga. Y hete aquí por fin que alguien reacciona como es debido, y dice venga ya, y decide que ya es hora de poner en su sitio a unos cuantos timadores y mangantes, de esos que les pagan pesebres a sus historiadores de plantilla para que descosan y vuelvan a coser la historia a medida, y luego la meten en los libros de texto y se montan unas películas que ya las hubiera querido Samuel Bronston. Eso mientras los que saben se callan, porque son unos mierdecillas, o por el qué dirán, o porque les interesa. Y de ese modo terminamos viviendo en una España virtual, que no la conoce ni la madre que la parió. Así que olé los huevos de Aragón, o de quien decidiera montar la exposición Aragón, reino y corona, que no sé si andará por alguna parte ahora, pero que durante el mes de mayo estuvo abierta en Madrid. En toda esa mentecatez de la que hablaba antes —ahora resulta que existió un imperio catalán que hasta hace cuatro días pasó inexplicablemente inadvertido a los historiadores, o que los irreductibles vascos nunca se mezclaron en las empresas militares ni comerciales españolas— Aragón había estado mucho tiempo callado, pese a tener muchas cosas que decir; o que matizar, desde aquel lejano siglo once en que Ramiro I, contemporáneo del Cid, sentaba las bases de un reino que abarcaría Aragón, Valencia, las Mallorcas, Barcelona, Sicilia, Cerdeña, Nápoles, Atenas, Neopatria, el Rosellón y la Cerdeña, y terminó formando la actual España en 1469, gracias al enlace entre su rey Fernando II de Aragón e Isabel, reina de Castilla. Ése es el hecho cierto, y no lo cambian ni el mucho morro ni el reescribir la Historia; incluido el manejo exclusivista y fraudulento de las famosas barras que eran Senyal real no de un reino o territorio, sino de una familia o casa reinante que, como matizó Pedro IV en el siglo XIV, tiene Aragón como título y nombre principal. Casa reinante que absorbió a la casa de Barcelona, extinguida en 1150 por mutua conveniencia y deseo del titular de esta última, el conde Ramón Berenguer; que al casarse con Petronila, hija de Ramiro el Monje, rey de Aragón, adquirió como propio un linaje superior, pero renunciando al suyo, no titulándose más que príncipes junto a su esposa regina; de modo que el hijo de ambos, ya con Barcelona incorporada a la corona, se tituló rex de Aragón, y nunca de Cataluña. Por suerte no todos los archivos han caído en manos de quien yo me sé —tiemblo al pensar qué será de ellos—, y aún quedan documentos donde comprobar lo evidente. Que por cierto, en cuanto a la propiedad histórica de las famosas barras, no está de más recordar que en 1285 la crónica de Bernard Deslot precisaba aquello de: «No pienso que galera o bajel o barco alguno intente navegar por el mar sin salvoconducto del rey de Aragón, sino que tampoco creo que pez alguno pueda surcar las aguas marinas si no lleva en su cola un escudo con la enseña del rey de Aragón».

Así que cómo me alegro, oigan, de que aquél digno y viejo Aragón olvidado, marginado, asfixiado por la perra política de esté perro país, aún sea capaz de decir aquí estoy, desmintiendo a tanto oportunista y a tanto manipulador y a tanto mercachifle. Recordando que existió una corona aragonesa que constituyó el imperio más extenso del Occidente medieval, donde, bajo su nombre y sus barras, Aragón, Cataluña y Valencia compartieron aventuras, comercio, guerras e historia, enriquecieron sangres y lenguas con el latín, el catalán y el castellano, cartografiaron el mundo, construyeron naves, pasearon mercenarios almogávares y dominaron territorios que luego aportaron a lo que ahora llamamos España, con la manifestación de los fueros y libertades propios en aquella fórmula tremenda, maravillosa y solemne: el «si non, non» heredado de los antiguos godos, mediante el cual los nobles aragoneses — «que somos tanto como vos, y juntos más que vos»—, acataban la autoridad del rey de tú a tú, reconociéndolo sólo como «el principal entre los iguales».

Por eso son buenas estas iniciativas y estas exposiciones y estas cosas. Son muy buenas, incluso higiénicas; y me sorprende que, como antídoto contra la manipulación y la desmemoria que están convirtiendo este lugar llamado España en una piltrafa y en una casa de putas insolidaria y estulta, no se les dediquen más esfuerzos, ocasiones y dinero. Por ejemplo, el que se ha utilizado en la imprescindible urgencia de sustituir La Coruña por A Coruña en los rótulos de las carreteras y autovías de toda España. Incluida, supongo, la N-340 a la altura de Chiclana.

Las preguntas de Octavio

Ocurrió allá por marzo y en Galicia, así que a muchos de ustedes se les habrá olvidado. A los que seguro que se les ha olvidado de verdad es a los golfos y las golfas, quiero decir a los políticos, que se dejaron caer por el entierro con cara de circunstancias para decirle a los periodistas que la terapia era correcta. Hagan memoria. El hijo era esquizofrénico, el padre era taxista y la madre estaba al límite de los límites. Habían removido cielo y tierra para conseguir un poco de ayuda que les permitiera seguir vivos con dignidad y con decencia. Con la mínima. Sumaban ya años de palabras vacías, de palmaditas en la espalda, de mucha sonrisa y mucha larga cambiada. El diagnóstico era trastorno mental grave, con accesos de violencia. Para el chico, cuanto se movía delante era enemigo. Para hacerle frente al problema, todo lo que la administración de mierda de este país de mierda proporcionaba a esa familia —sin recursos para irse a un sanatorio de Miami—, eran drogas para dormir a un toro de lidia y buenas palabras, y cejas comprensivamente enarcadas de 9,00 a 16,00. El resto del tiempo, amén de las noches, que con un majara en casa se hacen más bien largas, aterriza como puedas. Segunda y última puntada: después de años así, un día la madre se levanta de la cama después de pasar la noche en blanco y pensándolo. Luego le corta el cuello al hijo, escribe una nota para su marido, coge el mismo camino por el que cada día llevaba a su zagal hasta el centro terapéutico o como carajo se llame, va a la playa, se mete en el agua y nada hacia adentro sin preocuparse de volver. Luego, cuando la sacan tiesa, el taxista los entierra a ella y al hijo, y todavía tiene que oír en el funeral cómo la conselleira, o la subsecretaria, o la Bernarda y su chichi, o quien carajo fuera la que estuvo largando allí, le da capotazos a la prensa y se lava las manos en una jofaina del tamaño de una plaza de toros: que si el entorno familiar no era el adecuado —evidentemente no lo era—, que si la terapia —a cualquier cosa la llaman terapia— resultaba indicada en esos casos, etcétera. Y para apuntillar, la tele se descuelga con reportajes presentados por compungidos presentadores, diciendo hay que ver, pero claro, la cosa estaba mal, el chico tenía poca solución. Incluso la madre, insinúa un médico, también necesitaba asistencia psiquiátrica. Nos ha jodido. Y cualquiera. Al final, casi resulta que la culpa fue del taxista. Al hilo de todo este asunto, mi amigo Octavio, el celta irreductible, con quien estuve el otro día tomando copas en Santiago de Compostela, me hacía a la tercera ginebra unas preguntas ingenuas. ¿Es lícito —inquiría, en esencia— que con este panorama, los señores diputados se suban el sueldo cada quince días, para pagarse con la Visa Oro putas que les metan un pepino en la recámara?... ¿Es lícito —seguía preguntando mi amigo, siempre en esencia— que no haya asistencia eficaz para la familia del taxista, y no se construyan centros adecuados porque el dinero hace falta, por ejemplo, para pagar los viajes de Fraga a Cuba?... Octavio es joven, claro. Roza la palabra desesperación, como todo ser humano lúcido; pero aún no llega a asumirla del todo. Algunos, yo mismo, habríamos podido añadirle unos cuantos es lícito más. ¿Es lícito —verbigracia— que después del entierro el taxista coja el hacha de cortar leña o la escopeta de caza y se dé una vuelta por algunas entidades y despachos oficiales para agradecer los servicios prestados?...
Hoy me va quedando ya poca página, así que dejaremos que las respuestas las decida cada quisque. En cualquier caso, déjenme meter la mano al azar en el correo y sacar una carta, una cualquiera de esos cientos que no contesto nunca, y anticiparles una nueva función para que la conselleira, o el subsecretario, o quien carajo sea el bocazas de turno, pueda salir en un próximo telediario. Ella, cincuenta años, Alzheimer grave, encamada, que vive sola con su marido. Él, más o menos de su edad, lleva meses sin dormir más de cinco minutos seguidos, porque ella no para de noche ni de día entre gritos, terrores que le van y le vienen, días que come y días que no. A ella no la quieren en una residencia privada —que además habría que pagar a tocateja—, y no puede ir a una pública porque es demasiado joven. A él, cada vez que peregrina en busca de una solución, lo único que le dan son sonrisas comprensivas para su tragedia. Resignación, ya sabe. La vida es dura. Nosotros tenemos normas, bla, bla. Ojalá pudiéramos ayudarle. Etcétera. Todo tan clásico y previsible que da náuseas por anticipado. Y luego, ya saben: después del entierro, o de la foto del furgón policial, ustedes, yo, todos nosotros, tendremos quince segundos de telediario para horrorizarnos como es debido, antes de zapear de nuevo entre la liga de campeones y el Gran Hermano y la puta que nos parió.

El hombre de la esquina

La verdad es que no sé cómo se llama. Es tipo menudo, con cara ratonil, bigotito ralo y ojos claros. Tiene en los pies un defecto de nacimiento que le impide caminar bien. Ahora debe de andar por los sesenta y pocos. Durante más de veinte años lo estuve saludando con un buenos días o un buenas tardes cada vez que me lo cruzaba en la cafetería Fuyma, en la plaza del Callao de Madrid. No era camarero, sino una especie de hombre para todo; pero alguna vez sustituyó a los camaretas de verdad cuando se iban de vacaciones. Vendió décimos, hizo de limpia, y la mayor parte del tiempo metía y sacaba cajas, barría el suelo, echaba serrín los días de lluvia, traía tabaco y cosas así. También —y es lo que más me gustaba de él— era amable y respetuoso con la lumis maduras, decrépitas bellezas gloriosas del cercano Pasapoga, que ya en plan de francas marujonas resignadas a los estragos de la vida, aposentaban los restos de su palmito en la cafetería por las tardes, haciendo punto mientras esperaban a improbables clientes. En cuanto al tipo del que les hablo, algunas noches, cuando yo era casi un crío y regresaba del diario Pueblo, o después, al salir tarde de los cines de la Gran Vía y entrar en Fuyma para el último café, me lo encontraba allí recogiendo las sillas o echando las persianas metálicas. Siempre me pareció buena gente, aunque en este perro mundo nunca se sabe. Fuyma lo cerraron hace no sé cuántos años: seis o siete, tal vez más. Una tarde estuve en la barra, trasegando algo antes de meterme en un cine; y al día siguiente había un cartel diciendo que iba a abrirse allí la sucursal de un puto banco, como siempre. Cajanosequé. Ahora —paradojas de la vida— justo al lado del banco, donde antes no había ni cafetería, ni bares ni nada, hay abiertos dos o tres de esos de diseño, de la Compañía de las Indias Tibetanas o algo así, muy agradables y siempre llenos de bote en bote, pero que nada tienen que ver con el ritmo tranquilo del viejo Fuyma, el sol entrando por los ventanales, la clientela antigua, gente pureta que parecía anclada en Celia Gómez y el bayón, y los camareros clásicos: esos fulanos serios, eficientes y con modales, capaces de hacer del suyo un digno oficio. Y entre ellos, siempre trajinando discretamente de aquí para allá, aquel curioso tipo con bigotito y cara de ratón.

Les cuento todo esto porque me lo encontré hace unos meses, en una esquina de la calle de Alcalá, pidiendo limosna. Estaba sentado en un banco que hay allí, con una caja de cartón y unas monedas a los pies. Me quedé tan estupefacto que no pude menos que preguntarle: «Pero hombre, ¿qué hace usted aquí?». Mi cara de sorpresa era tal, y el tono tan crispado, que debió de sonarle a reproche, porque pareció avergonzarse, y levantó las palmas de las manos corno si se excusara porque lo viese de aquella manera. Ya sabe, dijo. Lo de siempre. Le pregunté qué era lo de siempre, y me contó a retazos, en efecto, lo de siempre: una historia confusa de amarguras y mala suerte que nada tenía de original tratándose del país miserable en que vivimos. Una maniobra de un banco, un cierre y la jodía calle. Por suerte, contó, el dueño tuvo el detalle de arriarle alguna viruta, y ponerlo en el paro. Pero el sonante y el paro se habían acabado, y tenía hijos, creo, y una legítima; y a los sesenta años ya me contarán quién le va a dar trabajo a un inválido devuelto al corral. Así que aquí estoy, buscándome la vida en el mismo barrio. Recordando mejores tiempos. De cualquier manera —se reía con mala leche bajo su bigotillo de ratón derrotado— dicen que España va bien. Le di lo más que pude de lo que llevaba encima, y estreché la mano que me ofrecía antes de irme. Más avergonzado yo mismo que él. Desde entonces lo vuelvo a ver siempre que paso por esa esquina, y cada vez me saluda, me detengo, cambiamos unas palabras, le estrecho la mano y deslizo en ella un talego. Pero es una situación incómoda; y me deja tanta desazón dentro, que a veces procuro evitar esa esquina y doy un rodeo para no encontrármelo. Y bien sabe Dios, o quien sepa de esta mierda, que no es por ahorrarme un Hernán Cortés, sino por otra cosa que resulta difícil explicar aquí. Yo sé lo que me digo. Sin embargo, a veces, cuando eludo esa esquina varias veces seguidas, me siento peor aún. Entonces vuelvo a pasar, y a detenerme, y a estrechar su mano. Y mientras charlamos unos segundos, igual que si se tratara de un gesto casual de los viejos tiempos, vuelvo a ponerle en ella un billete. Lo hago casi furtivamente, entre nosotros, igual que hace años le dejaba en los dedos cinco duros al traerme la vuelta del paquete de tabaco. La verdad es que no me atrevo a dejarlo al pasar, en la caja de cartón que hay en el suelo, junto a sus extraños zapatos de cuero deforme. Hacerlo de ese modo sería darle limosna. Y yo a ese hombre no le he dado limosna nunca.

Caín y Abel

Pues eso. Que Abel trabajaba como un auténtico hijo de puta, dale que te pego, todo el día con el rebaño para arriba y para abajo, esquilando, y ordeñando, y levantándose con el canto del gallo para irse a currar a los campos de su padre. Tenía callos en las manos y agujetas en los ijares, y el sudor le goteaba por la nariz, clup, clup; con aquel solanero que le caía en la espalda como una manta de plomo. Luego, cuando volvía a casa a las tantas, estaba tan hecho polvo que no le quedaban ganas ni de ver Cine de Barrio, ni de cumplir con la parienta ni de nada, y la verdad es que al pobre le importaba un pimiento que el humo de los sacrificios subiera recto al cielo, se desparramara por la tierra, o se pareciera a las señales en morse de los apaches. Pasaba mucho. Era un currante nato, vaya. Un estajanovista.

Caín era todo lo contrario. Tenía una jeta que se la pisaba, había salido más vago que el peluquero de Ronaldo, y no es que el humo de los sacrificios a Yahvé le saliera por la tangente; es que ni humo, ni sacrificios, ni nada de nada. Se pasaba el día tumbado a la bartola y tocándose los huevos. Su parcela ni la pisaba, y estaba toda sin sembrar y hecha un asco de zarzas y matojos, porque además Caín se había hecho enlace sindical —que en España es título vitalicio— y con tanta asamblea y tanto agobio y tanto luchar por los compañeros y compañeras, hacía años que se había olvidado de para qué sirven un legón y un arado.

Total. Que Adán, el padre, estaba encantado con Abel y hasta las narices de Caín, y tenía unas broncas espantosas con Eva, su legítima. Al mayor lo has malcriado con tanto mimo y tanta puñeta, decía. Estoy a punto de jubilarme y ya ves el panorama agropecuario, maldita sea mi estampa: lo de las ovejas va medio bien, pero la cosa hortofrutícola es un desastre, que si no fuera por los moros de las pateras ya me contarás quién cojones iba a ocuparse de los tomates y las lechugas, leñe, que tu Caincito no da palo al agua, y yo estoy a punto de jubilarme, y como en los años del Edén no coticé a la seguridad social, resulta que vamos a quedarnos con lo justo. Eso largaba el paterfamilias, muy mosqueado. Así que para ajustarle las cuentas al viva la virgen del hijo mayor, resolvió ir a un notario y hacer testamento dejándole a Abel, además de las ovejas y los chotos, las mejores tierras, las de adentro; con hierbas para pastar y campos para arar. Y a Caín, para darle por saco, le dejó las secas y áridas que estaban junto al mar, arenales llenos de sal, donde no había llovido nunca, ni llovería aunque cayera un Diluvio. Y luego de testar, Adán fue y se murió, descojonándose de risa. A ése le he jugado la del chino, decía. Ja, ja. La del chino.

Ha pasado el tiempo, y Abel sigue allí, sudando la gota gorda. Se pasa el día encima del tractor. La sequía le ha arruinado seis cosechas, las lluvias torrenciales cuatro, los girasoles que había plantado este año para trincar subvenciones comunitarias se los ha dejado hechos una mierda la plaga de la cochinilla de la pipa, y además, para redondear la temporada, la enfermedad de las ovejas clónicas locas le ha vuelto majara a la mitad del rebaño. Para más inri, su mujer lo obliga a veranear un mes entero en La Manga, y encima le ha salido un hijo neonazi y una hija finalista del concurso Miss top Model 2001 de Almendralejo del Canto.

Pero lo que peor lleva es lo de su hermano. Porque, con aquellas tierras secas y salinas que heredó casi en la orilla del mar, Caín fue a conchabarse con un constructor del Pesoe y con un alcalde del Pepé tan analfabetos como él, pero listos y trincones que te cagas, y las hizo parcelas, y consiguió permisos de construcción masiva y se inventó playas donde no las había, y en poco tiempo lo llenó todo de adosados y de bloques de pisos hasta el horizonte. Y aunque no hay agua, ni cañerías, ni cloacas, ni infraestructura adecuada; y todo cristo bebe agua del mismo tubo y chupa luz del mismo enchufe, aquello, hasta que reviente, parece Manhattan, con manadas de guiris y veraneantes y abueletes jubilados, ingleses con una cerveza en la mano y treinta en el estómago, alemanes que —como honrados alemanes—, denuncian al vecino porque el perro ladra, y subnormales nacionales que conducen con las ventanillas abiertas para que se oiga bien la música de bakalao en diez kilómetros a la redonda. Y de vez en cuando, para restregárselo por el morro, Caín invita a su hermano a comerse una paella en el club náutico del que es presidente fundador, y le enseña el último Mercedes comprado con dinero B que acaba de traerle uno de sus socios de Zurich, y a bordo del yate le pone los videos grabados en la casa que tiene en Miami, justo al lado de la de Julio Iglesias, hey. Y Abel mira a su alrededor; desesperado, preguntándose dónde carajo puede conseguirse a estas alturas una quijada de asno.

Temas que te conviene saber a la hora de volar en un avión comercial

A la hora de volar con una compañía aérea comercial, muchas veces no somos conscientes de determinados aspectos de seguridad que debemos tener muy en cuenta. O no entendemos las razones de determinados retrasos, o no terminamos de saber por qué nuestro avíón aterriza en otro aeropuerto.

La revista norteamericana Reader’s Digest acaba de publicar un reportaje con interesantes y, a veces, curiosas consideraciones de pilotos de líneas aéreas de Estados Unidos sobre el día a día de los vuelos comerciales.

De todas estas consideraciones, es importante que muchas las tengamos en cuenta al volar con una compañía áerea, y hay otras que posiblemente sería mejor no conocer.

Si tienes curiosidad por conocer las opiniones de los pilotos norteamericanos, te adelanto algunas de ellas, y puedes leerlas todas en el reportaje publicado en Reader’s Digest (en inglés).

* “A los pasajeros les contamos todas las cosas que debe saber, pero evitamos contarles situaciones que les pueda asustar”

* “Muchas veces la línea aérea no nos facilita el tiempo suficiente para comer, por lo a veces tenemos que retrasar la salida del vuelo simplemente para conseguir comida.

* “El Departamento de Transportes pone tanto énfasis en el cumplimiento de los horarios de salida, que a veces no nos dejan esperar a 20 pasajeros de un vuelo de conexión que llegan un poco tarde”

* “No es tu imaginación. Efectivamente, las compañías han ajustado sus previsiones de horarios de forma que pueden cumplirlas mejor. Así, un vuelo cuya duración prevista es de dos horas, en realidad se hace en sólo hora y tres cuartos.”

* “Una cosa es cuando los pilotos encienden el indicador de que hay que ponerse el cinturón. Pero cuando debes estar realmente atento es cuando veas que el personal de cabina se sienta en sus puestos. Esto significa que el avión se acerca a una zona de grandes turbulencias”

* “¿Es seguro volar con un niño sobre tus rodillas? No, es extremadamente peligroso si se producen súbitas deceleraciones o descensos por turbulencias.”

* “Los pilotos nos quedamos perplejos por el gran temor que tienen los pasajeros de un avión a las turbulencias. Es totalmente imposible que una turbulencia provoque un accidente. Evitamos las turbulencias no por el temor a que el avión se vaya a caer, sino por las incomidades que producen”.

* “La mayoría de la gente tiene asumido que al viajar en un coche a 120 kilómetros por hora debe ir con el cinturón puesto. Pero cuando volamos a una velocidad de 900 kilómetros por hora en un avión, y apagamos la señal de apretarse el cinturón, la mitad de los pasajeros se los quitan. No son conscientes de que un súbito descenso haría que se golpearan con el techo del avión.”

domingo, 17 de octubre de 2010

Para mi amiga

Una mujer estaba sentada en un sofá, tomando té helado con su Madre.

Mientras hablaban de la vida, el matrimonio, de las responsabilidades y de las obligaciones de la edad adulta, la madre hizo sonar los cubos de hielo en su vaso fuertemente y luego miro fijamente a su hija.

'Nunca te olvides de tus amigas' le advirtió, dando vueltas a las hojas de té en el fondo de su vaso.

'Ellas se volverán cada vez más importantes con el paso del tiempo.

No importa cuánto ames a tu esposo, no importa cuánto ames a los hijos que tengas, vas a necesitarlas.

Recuerda salir con ellas siempre, hacer cosas con ellas siempre.

Recuerda que cuando hablo de tus amigas me refiero a TODAS las mujeres ... tus amigas, tus hijas, y todas las otras mujeres que estén ligadas a ti.

Las vas a necesitar. Las mujeres siempre las necesitamos.'

Ella escuchó a su madre. Mantuvo contacto con sus amigas y cada vez tuvo más amigas con el paso de los años.

Conforme estos fueron pasando, uno tras otro, ella fue entendiendo, gradualmente, a lo que su Madre se refería.

Conforme el tiempo y la naturaleza presentan sus cambios y sus misterios en la vida de una mujer, tus verdaderas amigas siempre permanecen.

Después de mis 40 años de vivir en este mundo, esto es lo que he aprendido:

El tiempo pasa.

La vida ocurre.

Las distancias separan.

Los hijos crecen.

Los trabajos van y vienen.

La pasión disminuye.

Los hombres no siempre hacen lo que se supone que deberían hacer.

El corazón se rompe.

Los padres mueren.

Los colegas olvidan los favores recibidos.

Las carreras o profesiones llegan a su fin.

PERO.......... Tus amigas siempre están ahí, no importa cuánto tiempo y cuantas millas haya entre ustedes.

Una amiga nunca está demasiado lejos para llegar a ella cuando la necesitas.

Cuando tienes que caminar por un valle solitario y tengas que hacerlo por ti misma, las mujeres de tu vida, estarán alrededor del valle, alentándote, orando por ti, empujándote, interviniendo por ti, y esperándote con los brazos abiertos al final del camino.

Algunas veces, incluso romperán las reglas y caminarán a tu lado ...

O vendrán y te llevaran cargada.

Amigas, hijas, abuelas, madres, hermanas, suegras, nueras, cuñadas nietas, tías, primas, sobrinas: son una bendición en la vida!

Cada día, seguimos necesitándolas.

Matrículas y poca vergüenza

A la hora de teclear este libelo semanal todavía no sé en qué habrá quedado el asunto de las matrículas y los indicativos provinciales y toda esa murga. Imagino que por una vez se habrá impuesto el sentido común y que los coches llevarán la letra estatal E con las estrellitas comunitarias, normalizando así la cosa con el resto de Europa. Lo que todavía ignoro es si la presión de los caciques de los reinos de taifas que mercadean este putiferio habrá incluido las letras provinciales en el invento, o no; ya que oí el otro día afirmar a un portavoz parlamentario de ERC que, en caso contrario, los conductores catalanes pegarían las letras CAT sobre la E, con un par de huevos. De cualquier modo, oigan, viene a dar los mismo. Que Francia lleve en sus coches una simple F rodeada del circulito de estrellas europeas o Italia la I, o que en el estado federal alemán, a un ciudadano le parezca normalísimo que su mercedes o su volswagen lleven la D de Deutschland en lugar de, por ejemplo, la B de Baviera, no debe alterarnos el pulso para nada. A fin de cuentas, cuantas más letras pongamos en las matrículas y más precisemos el origen, filiación tendencias y RH de cada cual, más claras estarán las cosas a la hora de especificar la rica variedad de los hombres (y las mujeres) y las tierras de España; que como todo el mundo sabe, es el único estado europeo que nunca existió. De cualquier modo, los partidarios de un minucioso detalleo matriculero, podrían argumentar también que el indicativo provincial responde a las medidas urgentes que se reclaman para normalizar la situación en el País Vasco. Precisamente, podrían afirmar apuntándose el tanto, eso permite organizarse de cara a la kale borroka presente y a las kales borrokas futuras; porque así, reventar neumáticos o quemar coches maketos, charnegos o de lo que se tercie podrá ser más ajustado y selectivo y no pagarán justos por pecadores. O viceversa. También podían haber sido algo más generosos e incluirnos a todos por lo menudo. A ver por qué un murciano opresor, fascista y centralista va a llevar MU en la matrícula y un cartagenero –con mil y pico años más de historia– no va a llevar CT; o uno de Ayamonte las letras AY: que añadiéndole Huelva quedaría con HAY de hay que joderse. De esa forma tendríamos un bonito tema de conversación cuando uno de aquí viajara a Holanda, por ejemplo, y el de la gasolinera, al ver la SL en la matrícula preguntase: "¿Qué, de Sierra Leona?" y el otro respondiera, con el natural orgullo patrio: "No. De Socuéllamos de la Loma".
Además recuerden que hay gentes y etnias a las que sería práctico tener controladas. Los emigrantes, por ejemplo, podrían llevar en la matrícula una (EM) así, entre paréntesis, con el añadido de (MO) –moro–, (SU) –sudaca–, (NC) – negro de color– y (CHI) –chino, o sea oriental–, según cada registro. No deberíamos olvidar (GI) – gitano– y (MA) –maricón–. Y estoy seguro de que en ciertos ambientes sería bien acogido que quienes no tengan ocho bisabuelos catalanes, o los ocho vascos, o los ocho gallegos, o los ocho de Villacapullos de la Puta Que Me Parió, lleven también una marca en la matrícula. Algo identificativo, con eficacia probada y con solera. Una estrella amarilla, por ejemplo.

Así que fíjense, soy partidario incluso de que eliminen la E. de esa forma, y de todas las que se nos ocurran, podremos seguir siendo diferentes. Podremos alardear de tardar dos mil años en hacer un país llamado España, y lograr en sólo veinte que de él no quede ni la E de la inicial. Un país de golfos, analfabetos, fariseos y soplapollas de alcaldes de Marquina que se jiñan pero no dimiten, de diecisiete comités olímpicos y selecciones de fútbol, donde hasta los bailes regionales ya son alardes de mezquindad insolidaria. Una España que entre en la estupefacta Europa no como un estado, sino como una riña a navajazos, babel de cobardes y sinvergüenzas, donde mienten como bellacos quienes se llaman nacionalistas liberales o de izquierdas, porque el nacionalismo siempre es de derechas y se alimenta de fanatismo paleto y de sacristía; y el único camino de libertad y de progreso lo traen las puertas abiertas y la solidaridad y la Cultura con mayúsculas, sin que eso signifique renunciar a la tierra, a la lengua ni a la memoria de cada cual.

Así que algunos días, cuando la náusea me colma la gorja, celebro que haya políticos y políticas, demagogos y demagogas, gilipollos y gilipollas, empeñados en ahorrarme el bochorno de pregonar en la matrícula a esta España miserable. A ver si terminamos de una vez, y todo se va a tomar por saco, y dejo de desayunarme cada día con los mismos titulares, con tanta bajeza y con tanta mierda. Y entonces puedo elegir, y me hago francés.

viernes, 15 de octubre de 2010

Ryan Air: "estupenda" companía de bajo coste.OJO CUANDO VIAJES CON ELLOS

DE UN TRABAJADOR DE RYAN AIR.

Escribo este a-mail para alertar a la gente que quiera volar con Ryan Air. Trabajo indirectamente para la compañía en un aeropuerto español, y siento vergüenza cada día al tener que "defender" a la compañía ante lo que para mí son claramente estafas a los pasajeros.
Ryan Air oferta vuelos baratísimos, a precios increíbles para tratarse de transporte aéreo, y lo que la gente no sabe es que lo hace porque saca millones cada día cobrando por excesos de equipajes, maletas, cambios de vuelo porque los pasajeros lo pierden (por mala información) o por no llevar impresa la tarjeta de embarque.
Si quieres comprar un billete con esta compañía, hazlo, pero ten en cuenta que si no imprimes tu tarjeta de embarque en casa, al llegar al aeropuerto te cobrarán 40 euritos sólo por un trozo de papel y por trayecto. Muchos pasajeros saben que lo tienen que hacer (otros no porque realmente no viene indicado claramente en su página Web, lo hacen de tal manera que muchos pasajeros piquen y se piensen que ya está todo hecho), y muchas veces al hacer la facturación en la Web misteriosamente da error y el pasajero recibe sólo una tarjeta de embarque cuando tiene ida y vuelta dentro del plazo de la facturación online (15 días antes del vuelo hasta 4 horas antes) o recibe sólo tarjeta de una parte de los pasajeros que están en una misma reserva. Si un pasajero hace su facturación online y el sistema (NO SU ORDENADOR) da error y no le imprime nada, el pasajero lo único que podrá hacer es ir al aeropuerto y pagar esos 40 euros, no hay manera de contactar con la compañía para que le reembolsen el dinero (hay un teléfono en la Web carísimo al que nunca contesta nadie y un número de fax que realmente no sirve para nada).
La franquicia de equipaje son 15 kilos, inferior a la de cualquier compañía española que permite 20 kilos, y además por la maleta tienes que pagar, cuando en cualquier otra compañía nacional te viene incluido en el precio del billete.
Si decides llevar 2 maletas, te cobran por cada una de ellas, pero lo que el pasajero no sabe porque realmente no viene bien escrito en la Web, es que esa segunda maleta no le da derecho a llevar más kilos, con lo cual llega al aeropuerto pensando que tiene 30 kilos, y lo que se encuentra es que ha pagado por esa segunda maleta y su franquicia sigue siendo 15 kilos, así que si quiere volar tiene que pagar el exceso, a 15 euros cada kilo.
Ryan Air ha decidido suprimir la facturación en el aeropuerto, y a partir de octubre todo el mundo deberá llevar la tarjeta de embarque impresa desde su casa, si el ordenador misteriosamente (sí, sí, misteriosamente) te da error tendrás que pagar una tasa que supongo, pasará de ser 40 euros al doble.
En el aeropuerto habrá un solo mostrador de facturación de Ryan Air para facturar sólo la maleta, no entrega tarjeta de embarque, y si quieres usar ese mostrador tienes que abonar ahora 5 euros al hacer la reserva, sólo por el hecho de poner la maleta en la cinta y que te la envíen al avión, supongo que a partir de octubre esa tasa también subirá.

Todos los días se reciben en Aena centenas de reclamaciones hacia la compañía, y de hecho el Ministerio de Sanidad y Política Social ha pedido al gobierno irlandés que investigue a la compañía https://www.facua.org/es/noticia.php?Id=4309 . También la Comisión Europea está investigando a Ryan Air por cancelación de vuelos comprados por los pasajeros a través de agencias, en lugar de su página Web, cosa que es totalmente legal. http://www.hosteltur.com/noticias/55101_ce-abta-feaav-piden-ryanair-cumpla-ley.html
También el portavoz de la CE ha pedido a Ryan Air que informe a todos los pasajeros en otros idiomas que no sean sólo en inglés, ya que si opera en un gran número de países europeos deberían dar más opción para pasajeros que no hablen esta lengua.
Otras "ideas" de esta compañía para captar clientes es la publicidad sin autorización, como es el caso de anuncios en los que aparecían la Reina Sofía o el presidente Sarkozy, anuncios que tuvieron que retirar al día siguiente de publicarlos. O también la idea de hacer pagar a los pasajeros por ir al baño, que están pensando en implantar de aquí a poco, o que los pasajeros vuelen de pie o exclusivamente con maleta de mano, sin equipaje facturado.
Ryan Air se está comiendo el mercado español gracias a todo el dinero que saca de la gente, los gobiernos de ciertas Comunidades Autónomas dan subvenciones a Ryan Air en lugar de dárselas a compañías españolas, con lo cual lo que están consiguiendo es que nuestras compañías quiebren y las compañías de fuera como Ryan Air, Air Berlín o EasyJet se apoderen del mercado en la aviación española.
Me gustaría que pensarais un poco en esto, ya que nuestras queridas mentes pensantes españolas dirigentes del país no sólo no hacen absolutamente nada, sino que encima ayudan con dinero a empresas extranjeras como ésta.
Perdón por el tostón pero siento mucha indignación al ver lo que veo en el aeropuerto cada día, y creo que la gente debería saber la verdad.
Os agradecería que pasarais este e-mail a vuestros amigos y familiares para alertarles de lo que hay. Gracias.

FÁBULA DEL TONTO

PARA MEDITAR SERIAMENTE...

Se cuenta que en una ciudad del interior, un grupo de personas se divertían con el tonto del pueblo, un pobre infeliz de poca inteligencia, que vivía haciendo pequeños recados y recibiendo limosnas.

Diariamente, algunos hombres llamaban al tonto al bar donde se reunían y le ofrecían escoger entre dos monedas: una de tamaño grande de 50 centimos y otra de menor tamaño, pero de 1 euro.

Él siempre tomaba la más grande y menos valiosa, lo que era motivo de risas para todos.

Un día, alguien que observaba al grupo divertirse con el inocente hombre, lo llamó aparte y le preguntó si todavía no había percibido que la moneda de mayor tamaño valía menos y éste le respondió:

- Lo sé señor, no soy tan tonto..., vale la mitad, pero el día que escoja la otra, el jueguito se acaba y no voy a ganar más mi moneda.

Esta historia podría concluir aquí, como un simple chiste, pero se pueden sacar varias conclusiones:

La primera: Quien parece tonto, no siempre lo es.

La segunda : ¿Cuáles son los verdaderos tontos de la historia?

La tercera : Una ambición desmedida puede acabar cortando tu fuente de ingresos .

La cuarta , y la conclusión más interesante: Podemos estar bien, aun cuando los otros no tengan una buena opinión sobre nosotros. Por lo tanto, lo que importa no es lo que piensan los demás de nosotros, sino lo que uno piensa de sí mismo.



MORALEJA

'El verdadero hombre inteligente es el que aparenta ser tonto delante de un tonto que aparenta ser inteligente'...

jueves, 14 de octubre de 2010

Las principales teorías económicas explicadas con dos vacas

Socialismo: Tú tienes 2 vacas. El Estado te obliga a darle 1 a tu vecino.

Comunismo: Tú tienes 2 vacas. El Estado te las quita y te DA algo de leche.

Fascismo: Tú tienes 2 vacas. El Estado las afilia a la Corporación Nacional de Vacas y te VENDE algo de leche. Las ganacias las ahorra para comprar armamento.

Nazismo: Tú tienes 2 vacas. El Estado te las quita y edifica un monumento a su pérdida heroica.

Burocratismo: Tú tienes 2 vacas. El Estado te pierde una, ordeña la otra y luego tira la leche al suelo.

Capitalismo tradicional: Tú tienes 2 vacas. Vendes una y te compras un toro. Haces más vacas. Vendes las vacas y ganas dinero. Luego te jubilas rico.

Capitalismo moderno: Tú tienes 2 vacas. Vendes 3 de tus vacas a tu empresa que cotiza en bolsa mediante letras de crédito abiertas por tu cuñado en el banco. Luego ejecutas un intercambio de participación de deuda con una oferta general asociada con lo que ya tienes las 4 vacas de vuelta, con exención de impuestos por 5 vacas. La leche que hacen tus 6 vacas es transferida mediante intermediario a una empresa con sede en las Islas Caimán que vuelve a vender los derechos de las 7 vacas a tu compañía. El informe anual afirma que tu tienes 8 vacas con opción a una más. Coges tus 9 vacas y las cortas en trocitos. Luego vendes a la gente tus 10 vacas troceadas. Curiosamente, durante todo el proceso nadie parece darse cuenta que, en realidad, tú sólo tienes 2 vacas.

Economía japonesa: Tú tienes 2 vacas. Las rediseñas a escala 1:10 y que te produzcan el doble de leche. Pero no te haces rico. Luego ruedas todo el proceso en dibujos animados. Los llamas ‘Vakimon’ e incomprensiblemente, te haces millonario.

Economía alemana: Tú tienes 2 vacas. Mediante un proceso de reingeniería consigues que vivan 100 años, coman una vez al mes y se ordeñen solas. Nadie cree que tenga ningún mérito.

Economía rusa: Tú tienes 2 vacas. Cuentas y tienes 5 vacas. Vuelves a contar y te salen 257 vacas Vuelves a contar y te salen 3 vacas. Dejas de contar vacas y abres otra botella de vodka.

Economía china: Tú tienes 2 vacas. Tienes a 300 chinos ordeñándolas. Explicas al mundo tu increíble ratio de productividad lechera. Disparas a un periodista que se dispone a contar la verdad.

Capitalismo americano: Tienes dos vacas. Vendes una y fuerzas a la otra a producir la leche de cuatro vacas. Te quedas sorprendido cuando ella muere.

Economía iraquí: Tú no tienes vacas. Nadie cree que no tengas vacas, te bombardean y te invaden el país. Tú sigues sin tener vacas.

Economía india: Tú tienes 2 vacas. Las pones en un altar para adorarlas. Después sigues comiendo arroz al curry.

Economía suiza: Hay 5 000 000 000 de vacas Es obvio que tienen dueño pero nadie parece saber quién es.

Economía francesa: Tú tienes 2 vacas. Entonces te declaras en huelga, organizas una revuelta violenta y cortas todas las carreteras del país, porque tú lo que quieres son 3 vacas.

Economía neozelandesa: Tú tienes 2 vacas. La de la izquierda te parece cada día más atractiva

Capitalismo italiano: Tienes dos vacas. Una de ellas es tu madre, la otra tu suegra, ¡maledetto!

Capitalismo británico: Tienes dos vacas. Las dos están locas.

Economía española: Tú tienes 2 vacas, pero no tienes ni idea de donde están. Pero como ya es viernes, te bajas a desayunar al bar que tienen el Marca. Si acaso, ya te pondrás a buscarlas el miércoles después del puente de San Aniceto.

Economía mexicana: Tú tienes dos vacas. Una está llena de marihuana en sus ubres y su panza. La otra aparece en una narcofosa descabezada y acribillada. El ejército resguarda el sitio del hallazgo, y deja libre a la vaca que portaba la marihuana por falta de pruebas. Días después, esta vaca aparece muerta (sin la marihuana, desde luego) en el desierto de Arizona por cruzar ilegalmente la frontera hacia Estados Unidos. El dinero producto de la venta de la hierba es blanqueado en bancos mexicanos, de Estados Unidos y del Caribe, y un rico prestanombres compra un rancho mexicano con diez mil cabezas de ganado. Sin duda, ésta fue la opción más productiva.
 
Desde elmanifiesto.com

lunes, 4 de octubre de 2010

Economistas Notables: John Maynard Keynes

Dentro de nuesta serie de Economistas Notables, hoy les mostramos al economista eminente John Maynard Keynes, considerado uno de los más importantes. Desarrolló su propio paradigma económico, el Modelo Keynesiano, que sin lugar a dudas hizo perdurar su nombre en el tiempo.


Fue el padre de la ‘macroeconomía moderna’, firme defensor del orden internacional de Bretton Woods, y de una política internacional de ‘clearing’. Célebre entre otras cuestiones, por frases míticas como:

In the long run we are all dead. (A largo plazo, todos muertos)

Biografía

Keynes nació en Cambridge el día 5 de junio de 1883, hijo de un economista profesor de la Universidad de Cambridge, John Neville Keynes, y de Florence Ada, una importante escritora de la época. Antes de conocer en 1918 a su mujer Lidya Lopokova, se le asociaron varias parejas masculinas, confirmando su homosexualidad.

En lo profesional fue considerado como un gran hombre de negocios y de ‘inversor con olfato’, a pesar de que en la crisis de 1929 estuvo a punto de arruinarse de no ser ayudado por su padre, aunque también es cierto que recuperó su posición de gran inversor en poco tiempo. Según Bertrand Russell, tercer Conde de Rusell, era una persona muy inteligente, audaz y metódico.

Fué miembro notable del Círculo de Bloomsbury, un grupo intelectual formado por la escritora Virginia Woolf, los filósofos Bertrand Russell y Ludwig Wittgenstein, por Clive Bell, por el hispanista Gerald Brenan, y por Lytton Strachey, Vanessa Bell, Duncan Grant y EM Forster.

Carrera económica

Una vez concluídos sus estudios de economía en la Universidad de Cambridge, obtuvo una beca de Alfred Marshall para poder ampliar sus conocimientos de economía, realizando estudios sobre la economía de la india, que le permitirían una pronta consecución de un importante estatus como economista, siendo nombrado miembro de la Comisión Real para la Moneda y Finanzas de la India.

Pero no sería hasta la primera guerra mundial, cuando diese el salto a la fama como economista ejemplar, colaborando con el ministro británico de finanzas, y para el asesor de finanzas de la Casa Real británica. Jugando un papel estelar en la economía de la posguerra, negociando los contratos de la recuperación con los aliados británicos, y mostrando una capacidad de análisis y de anticipación tremendas.

Principales obras de JM Keynes

Las principales obras de John Maynard Keynes como economista, fueron:

■Tratado sobre probabilidad (1920), ampliando la regla de Laplace, entre otras muchas, aplicándolas a problemas económicos reales. Realizando importantes contribuciones a la estadística y las matemáticas, bases fundamentales de la teoría económica

■Tratado sobre la reforma monetaria (1923), en el que mediante dos volúmenes analizó los tipos de cambio flexibles, y su importancia como ‘estabilizadores’ de los precios dentro de una economía local, en la que la curva de demanda se ajusta a la oferta existente en la economía

■Teoría General del empleo, el interés y el dinero (1936), sin lugar a dudas su obra maestra. En la que explicaba el devenir económico mundial en base a la demanda agregada, realizando un sesudo análisis sobre el comportamiento de la economía mundial a lo largo de la década de 1930. Y lo que fue más importante, destacó la importancia del estado en la economía, sobretodo con su capacidad de generar ‘riqueza’ en épocas áridas con un elevado desempleo. De manera que este puede ‘dirigir’ la economía con la política fiscal, estimulando aquellos objetivos de política económica más interesantes. Con esta obra ‘chocó’ contra los denominados economistas clásicos, con una teoría sobre el mercado de trabajo, considerada de revolucionaria aún para su época. Además de analizar que el ahorro y la inversión de la economía se determinan de forma independiente

■¿Cómo pagar la guerra? (1942), en la que Keynes defendía que para salir del agujero financiero en el que se encontraba sumido el Reino Unido con la segunda guerra mundial, había que aumentar los impuestos, y aumentar su hegemonía en las colonias africanas, en lugar del recurso al endeudamiento, que generaría más inflación.

Políticamente, Keynes consiguió grandes logros situándose del lado de los liberales británicos, ocupando puestos muy relevantes en la esfera pública británica. Fue miembro destacado de la delegación británica en la conferencia de Bretton Woods, donde establecieron el Banco Mundial y el FMI y sentaron las bases para el sistema económico durante varias décadas.

Todavía hoy Keynes, sigue siendo un economista ‘muy actual’, con relexiones que aún hoy siguen haciéndonos reflexionar mucho sobre el ahorro y la política económica, con afirmaciones como:

Invertir es intolerablemente aburrido y sobre exigente para cualquiera que esté exento del instinto apostador; mientras que quien lo tiene debe pagar a esta propensión el precio adecuado.

Además de otras tantas como esta:

Las compañías industriales bien manejadas, como regla, no distribuyen el total de sus beneficios a sus accionistas. En los buenos años, si no en todos los años, retienen parte de sus beneficios y los reinvierten en sus negocios. Por ende hay un elemento de interés compuesto operando en favor de una inversión industrial razonable.

Su influencia fue notable en las corrientes neoliberales de la década de los años 70. Keynes falleció en la pequeña villa de Firle en el condado de Sussex (Inglaterra), en plena actividad, y precisamente por ello, teniendo como causa final un infarto de miocardio el 21 de abril del año 1946.

En el Blog Salmón

Economistas Notables: Friedrich Engels

Friedrich Engels es conocido como el coautor de El Manifiesto Comunista, junto a Karl Marx. No obstante, aunque su obra tiene vida propia su nombre siempre quedará ligado al de Marx, de cuya obra fue el principal y más importante promotor. Sin Engels el mundo en el que vivimos tal vez hubiera sido muy distinto. Engels es nuestro Economista Notable de la semana.


Biografía

Engels nació en Barmen, Renania del Norte (Alemania), en el seno de una familia capitalista, dueña de fabricas. Fue a estudiar a Berlín, donde entró en contacto con las ideas más radicales de su tiempo. Después fue enviado por su familia a Manchester para llevar los negocios familiares y con la esperanza de alejarlo de sus ideales.

Engels apoyó a Marx económicamente y trabajó con él en algunas obras. Fue Engels el que mostró a Karl Marx el movimiento obrero inglés lo incitó a criticar la teoría económica clásica. A la muerte de Marx, Engels publicó y editó el segundo y el tercer volumen de El Capital. Además fue el líder indiscutible del socialismo y secretario de la primera Internacional y ayudó a fundar la tercera segunda.

El Manifiesto del partido comunista

Probablemente fue la obra más conocida de Engels y Marx. Lo escribieron en 1848 por encargo de la Liga de los Comunistas (fundada por el propio Marx). Se trata de una destilación de todas sus reflexiones sobre temas filosóficos, económicos y políticos.

El programa político de del Manifiesto preveía la superación de la propiedad privada de los medios de producción para transferirla al estado que dejaría de ser un “comité de dirección de los asuntos ordinarios de la burguesía” para ser la expresión política del proletariado.

El Manifiesto nos ha dejado algunos párrafos a recordar, como los siguientes:

Un fantasma recorre Europa: el fantasma del comunismo. Los Comunistas […] declaran abiertamente que sus fines solo pueden alcanzarse por el derrocamiento forzado de todas las clases sociales existentes. Dejemos que las clases dirigentes tiemblen ante una revolución comunista. Los proletarios no tienen nada que perder excepto sus cadenas. Tienen un mundo que ganar. Trabajadores de todos los países ¡uníos!

Otras obras de Friedrich Engels

Engels empezó a escribir en su primera estancia en Manchester. Entre sus obras individuales cabe destacar Situación de la clase obrera en Inglaterra en 1844, en la que observa que la mortalidad por algunas enfermedades era más alta en las ciudades que en el campo. Este libro se sigue utilizando a día de hoy como descripción de las condiciones de vida de la época.

Engels también escribió otras obras notables, la mayor parte de ellas con Marx. Con Marx escribió La ideología alemana y La sagrada familia, que ya indicaban la fuerte ideología de los autores. Estas obras pertenecen al periodo que el economista permaneció en París, que acabó por una revolución en Francia.

Más tarde volvería a Manchester donde volvió a trabajar en la empresa de la que su familia era propietaria en parte con el objetivo de apoyar a Marx económicamente. Al tiempo se desplazó a Londres con Marx, donde permaneció hasta su muerte. De sus últimos años destaca El origen de la familia, la propiedad privada y el estado. Este ensayo fue bastante controvertida en su tiempo, lo finalizó en 1888, tras la muerte de Marx en 1883.

El origen de la familia, la propiedad privada y el estado tal vez sea la obra más importante de Engels, que todavía es usada en antropología. Partiendo de los rasgos de las comunidades primitivas, Engels sostiene que los cambios en la productividad por la especialización del trabajo en las comunidades primitivas originaron el intercambio y cambiaron a la familia, el matrimonio y el régimen social. Además afirma que el estado nació para ser instrumento de la clase dominante. Con el fin de las clases sociales que establecería el comunismo el estado, que no era más que un instrumento de represión, desaparecería inevitablemente.

Friedrich Engels murió en 1895, habiendo contribuido a cambiar un mundo que ya nunca sería el mismo.

En el Blog Salmón

Economistas Notables: Adam Smith

Adam Smith, es quizá el más famoso economista del mundo, de hecho, es considerado el padre de la economía moderna al ser el autor intelectual de una teoría que combina la historia, la naturaleza humana, la ética y el desarrollo económico de manera ejemplar. Este autor nació en 1723 en la pequeña ciudad escocesa de Kirkcaldy, justo al norte de Edimburgo, y fue el hijo único de un padre que murió pocos meses antes y de una madre que vivió hasta los noventa años.


A los 14 años, Adam Smith obtuvo una beca para estudiar en la Universidad de Glasgow y más tarde otra para la Universidad de Oxford. Fue uno de los filósofos más importantes de su época y pronunció conferencias sobre ética, teología natural, jurisprudencia y economía política. Fue discípulo de Frances Hutcheson, amigo de David Hume y Francois Quesnay, y consta que sus discípulos viajaban de varios países europeos a escuchar sus ideas progresistas sobre la filosofía moral que fue la base de la ética kantiana. Adam Smith es el Economista Notable de esta semana.

La teoría de los sentimientos morales

Aunque Adam Smith era tímido y retraído, fue un excelente profesor y conferencista, querido por colegas y discípulos. En 1759, a los 36 años, publicó el primero de sus dos libros, La Teoría de los sentimientos morales, considerada una obra cumbre y excepcional en la historia intelectual del mundo, que fue aplaudida por David Hume, pese a tensionar su Treatise of Human Nature (1739). Se trata de una obra pionera en la ética y la filosofía moral, que precede a la obra monumental de Immanuel Kant. Por ello no es extraño que Kant dedique siempre palabras generosas a Adam Smith.

La importancia de esta obra es el cuestionamiento que hace Smith a la tesis de Thomas Hobbes planteadas en El Leviatán (1651) que considera al hombre un depredador del hombre homo homini lupus, el hombre es el lobo del hombre. Smith se opone a la idea de un hombre inseguro y precario que ve en otro hombre a un competidor con el cual tendrá una guerra a muerte. Para Hobbes, es esta precariedad humana la que obliga la creación del Leviatán, el Estado Político al cual el hombre transfiere su libertad y, por tanto, su capacidad de asesinar. Casi 90 años más tarde, Hume fue muy débil en su Tratado de la Naturaleza Humana. El cambio radical lo hace Smith, quien demuestra que el hombre tiene la facultad de la empatía, lo que permite a un sujeto ponerse en el lugar de otro sujeto. Con esto ofrece una concepción dinámica e histórica de la naturaleza humana, criticando la concepción utilitarista planteada por David Hume, su maestro y amigo.

En 1764, Smith dejó la enseñanza para aceptar un puesto como tutor para el hijo de un duque y pasó varios años en el continente, en particular Francia, tomando contacto con muchos pensadores franceses como Francois Quesney, la figura principal del movimiento conocido como Los Fisiócratas considerada la primera escuela de pensamiento económico. Quesnay es el autor del Tableau economique y el constructor de los esquemas del flujo circular de la renta y el gasto, que ejerció una gran influencia en Smith. A su regreso a Escocia, se retiró a Kirkcaldy y pasó 10 años en el estudio y la escritura, repensando las ideas de los fisiócratas que pensaban que cualquier política que produjera el efecto de ampliar el flujo circular era coherente con el crecimiento económico.

La riqueza de las naciones

Este análisis del proceso de crecimiento económico, se encuentra desarrollado en su obra más famosa: Investigación sobre la Naturaleza y Causas de la Riqueza de las Naciones, publicada en 1776, año de la independencia de Estados Unidos, y de la muerte de David Hume. En esta obra Smith continúa su linea antihobbsiana demostrando que el hombre es un ser social que colabora y participa con otros hombres. Temas como la división del trabajo y su clásico ejemplo de la fabricación de alfileres, el origen y uso del dinero, los precios de los bienes, los salarios de los trabajadores, los beneficios de los accionistas, la renta de la tierra y la fluctuación de los valores de la plata y el oro, son analizados en el primero de los cinco libros que componen La riqueza de las naciones.

En el Libro II, Smith se aventura en una tesis sobre el Capital y una distinción sobre el trabajo productivo y el trabajo improductivo, tema que retoma Karl Marx en El Capital. En el Libro III traza un relato del desarrollo de Europa desde la caída del Imperio Romano, mientras el Libro IV analiza y critica las políticas comerciales de los países europeos y traza los argumentos en favor del libre comercio. Toda la extensión del Libro V la deja para la recaudación de los tributos, con gran detalle histórico sobre los diferentes métodos de defensa, administración de la justicia, el poder de la Iglesia, el origen y el crecimiento de los ejércitos, y el manejo de la deuda pública en las naciones modernas. Como vemos, Smith aborda una gran variedad de temas económicos, todos de gran relevancia.

El éxito que tuvo esta obra monumental opacó el éxito alcanzado por La teoría de los sentimientos morales, en una brecha que se fue acrecentando con el tiempo. Incluso, en muchos casos, se toma La riqueza de las naciones como la obra central del pensamiento de Smith sin hacer referencia al marco ya existente en La teoría de los sentimientos morales. Este abandono se hace más evidente en las relaciones entre ética y economía que plantea Smith en su primera obra, así como en la necesidad de reconocer la pluralidad de las motivaciones humanas, y las exigencias que pone a la racionalidad.

Un elemento a tomar en cuenta en el análisis de la obra de Smith es la influencia que tuvo el poema alegórico de Bernard de Mandeville La fábula de las abejas, texto que argumentaba que los vicios individuales hacen la prosperidad pública. Este elemento se convierte en uno de los temas centrales de la obra de Smith, quien señala que la motivación para el cambio económico en el mercado no tiene que valerse de ningún otro objetivo que la búsqueda del interés propio. En el pasaje más citado de La riqueza de las naciones, Smith escribe:

“No es de la benevolencia del carnicero, el cervecero o el panadero que esperamos nuestra cena, sino de su relación con su propio interés. Nos dirigimos, no a su humanidad sino a su amor propio”

En la tradición de la interpretación de Smith como el gurú del egoísmo (como a menudo se le llama), la lectura de sus escritos no parece ir más allá de esas pocas líneas, a pesar de que esta frase da cuenta de un tema concreto como es el intercambio, y nada dice sobre la distribución o la producción. Smith discute el funcionamiento del sistema económico en general, y del mercado en particular, en relación a que los seres humanos no se guían solo por el beneficio propio, pues sostiene que la humanidad, la justicia, la generosidad y el espíritu público, son cualidades centrales para el funcionamiento de la sociedad.

La mano invisible

La “mano invisible” es una de las ideas centrales de Smith, aunque en su origen no hay una confianza ciega en el mercado:

Pero es sólo por su propio provecho que un hombre emplea su capital en apoyo de la industria; por tanto, siempre se esforzará en usarlo en la industria cuyo producto tienda a ser de mayor valor o en intercambiarlo por la mayor cantidad posible de dinero u otros bienes… En esto está, como en otros muchos casos, guiado por una mano invisible para alcanzar un fin que no formaba parte de su intención. Y tampoco es lo peor para la sociedad que esto haya sido así. Al buscar su propio interés, el hombre a menudo favorece el de la sociedad mejor que cuando realmente desea hacerlo.

En los tiempos de Adam Smith una de las obras cumbres de la ciencia era los Principios Matemáticos de Isaac Newton (1667). Es Newton el que introduce la idea de mano invisible cuando, al referirse a los astros en el Universo, señala que estos parecen estar ordenados “por la mano invisible de Dios”. A Smith le gusta esta idea de una “mano invisible” que ordena las actividades en el mercado, pero asegura que nadie puede estar guiado por motivos de rentabilidad pura. Smith está convencido de que para el correcto funcionamiento de una economía de mercado se deben regular sus falencias. Por eso defiende las ideas de la Economía Política que buscan asegurar al Estado los ingresos suficientes para proveer los servicios públicos como la educación gratuita y el alivio a la pobreza.

El tema de la desigualdad y la pobreza es clave para Smith y por eso las políticas económicas deben enmendar esta falla. Smith es plenamente conciente de que una ampliación de la desigualdad puede arrastrar al colapso a la economía de mercado, y por eso que para su correcto funcionamiento el Estado debe garantizar el acceso de todos los agentes económicos a los mecanismos de mercado, sea por la vía de la regulación y por la intervención. Al contrario de las ideas que se han masificado, Smith fue un claro defensor de la estructura institucional y de los valores sociales que trascienden el afán de lucro. Con las introducción de las ideas de una economía de mercado abierta a todos los hombres, Smith logra superar el doloroso conflicto existente entre Estado e individuo. Hace 234 años y en las puertas de la revolución industrial, Smith vislumbró un futuro promisorio para la humanidad donde los temas de le ética y el desarrollo eran indisolubles.

En El blog Salmon

Economistas Notables: Karl Marx

Tal y como nos acaba de comentar Alejandro comenzamos nuestra andadura de la sección de Economistas Notables con Karl Marx, filósofo considerado como el padre del marxismo, corriente política y económica con gran trascendencia que comenzó su andadura a principios de siglo. Pero antes de llegar a este punto conozcamos algo más sobre este gran pensador de finales del siglo XIX.


Biografía de Karl Marx

Karl Marx era un alemán de clase media con origen judío. Nació en Tréveris, (Alemania, 5 de mayo de 1818) y falleció en Londres, (Reino Unido, el 14 de marzo de 1883). Su familia judía venía marcada por los antecedentes de la línea marcada por su padre, y antecesores, rabinos todos ellos, por lo que su situación económica acomodada le permitió comenzar el estudio de Derecho en Bonn, titulación que abandonó antes de finalizar para cursar Filosofía en Berlín, doctorándose en 1841 con una tesis sobre la filosofía de la naturaleza en los filósofos deterministas griegos.

Su incorporación al mundo laboral se llevó a cabo colaborando con publicaciones impresas de la época, en Rheinische Zeitung, medio en el que llegó a ser redactor jefe y su implicación en la problemática social de la Alemania desde 1840 y los problemas con la censura, le hicieron que abandonara el pais y tuviera que exiliarse en Francia.

Principales trabajos, contribuciones y premios

Marx fue un autor muy prolijo en sus aportaciones en política, filosofía y economía, distinguiendose tres etapas claras en su vida. Estas tres etapas, vienen caracterizadas por su ciudad de residencia y por las corrientes filosóficas y políticas que tuvieron influencia en el autor.

El periodo parisino.

Después del exilio a Francia, Marx y su familia se estableció en París, ciudad en la que conoció a Engels, gran amigo y colaborador del autor que a posteriori actuó como soporte económico y moral de Marx. En París, el autor conoció y se relacionó con los grandes pensadores socialistas del momento como Bakunin, Blanc o Proudon.

En este periodo, los trabajos del autor se publicaron de manera póstuma, recopilados en Los Cuadernos de París, o los también denominados Manuscritos Económico-filosóficos de 1844. Estos cuadernos, marcan las directrices de las futuras obras del autor, pero tienen una fuerte influencia de Hegel y la corriente de pensamiento izquierdista.

Bruselas y el Manifiesto Comunista.

El traslado a Bruselas y los contactos anteriores que habían tenido Engels y Marx se volvieron a repetir mediante la Liga de los Justos, organización secreta con ideas comunistas que comenzaba a plasmar las tesis del comunismo. Marx y Engels llegaron por separado a las mismas conclusiones teóricas sobre la lucha frente al capitalismo y la corriente económica que se estaba instaurando en toda Europa.

En 1848, publicaron el Manifiesto Comunista y la liga de los justos pasó a convertirse en la Liga de los Comunistas. Los principales puntos que recoge el Manifiesto Comunista comprenden:

■La historia política e intelectual de una sociedad viene determinada por el modo de producción y la formación socio-económica que lleva aparejado cualquier sistema productivo.

■La aparición de la propiedad privada dentro de las estructuras sociales genera la lucha entre clases explotadoras y clases explotadas.

■El proletariado es la clase social que necesita emanciparse para trasladar este efecto a toda la humanidad, aboliendo en este camino, la propiedad privada en manos de los burgueses, las clases sociales y el Estado.

Este texto ha sido el Manifiesto más traducido a todos los idiomas y corrió como la pólvora por todos los paises, dando lugar a la creación del Partido Comunista en toda Europa y resto de paises.

El periodo de Londres y El Capital

A partir de la publicación de El Manifiesto Comunista, Marx se instala casi de manera permanente en Londres y comienza a elaborar El Capital, obra culmen del autor que dará lugar a la recopilación de todas sus teorías económicas, filosóficas, políticas y sociales. En estos años, se puso en marcha la Asociación Internacional de Trabajadores o Primera Internacional (1864), como la primera organización que trató de unir a los trabajadores de distintos paises.

Esta primera internacional estuvo marcada por las diferencias teóricas entre Marx, Engels y Bakunin dado que Marx defendía el socialismo científico que se mueve a través de toda su obra y Bakunin defiende la figura del anarquismo colectivista como método para poner en práctica las tesis comunistas. Estas tensiones, hicieron que la AIT desapareciera en 1876 y no se volviera a restacar la idea hasta 1889 mediante la Segunda Internacional.

El marxismo y El Capital

Toda la vida de Marx estuvo marcada por la Primera Gran crisis del capitalismo de 1830, las revoluciones de 1848 y la corriente filosófica y económica plasmada dentro del Manifiesto Comunista. En esta línea, la obra cumbre de Marx, El Capital, trilogía que recopila un tratado de crítica de la economía política del momento y del funcionamiento del mercado capitalista. El primer volumen del Capital fue publicado en 1867, mientras que los dos siguientes, se publicaron como obras póstumas gracias al trabajo recopilatorio de Engels de todo el material escrito por Marx.

En los tres volúmenes, podemos asistir a una exposición de la transformación en valor del trabajo que conlleva el proceso productivo, la introducción del plusvalor y el funcionamiento de la acumulación de capital dentro de las economías capitalistas. El círculo vicioso que describe Marx para las economías capitalistas es aquel que se retroalimenta en la acumulación de capital a costa de la introducción de plusvalor en el proceso productivo.

El segundo volumen aborda el crecimiento del capitalismo y cómo el capitalista adquiere funciones que se salen del proceso productivo como el comercio, los sistemas financieros… Todas estas funciones asistirán a una regulación que se reducen en proteger al capital y al propio capitalista bajo la premisa del funcionamiento del mercado.

El tercer libro aborda las diferencias entre los provechos (excendentes y plusvalias dentro de la producción) y cómo estos se igualan en el momento de la venta de la mercancia y finaliza mediante la distinción de los capitalistas en función de las porciones de capital que cada uno de ellos emplea dentro del propio proceso capitalista.

Las teorias económicas realizadas por Marx y las tesis plasmadas por El Capital, han sido las teorías que originaron el marxismo y que a posteriori, otras corrientes políticas económicas o filosóficas han intentado plasmar como suya, mediante adaptaciones muy polémicas sobre estas críticas. Pero debemos tomar a Marx como uno de los grandes pensadores que luchó por la defensa de la fuerza laboral y por la unión de los trabajadores en organizaciones abiertas que fuesen los vehículos para defender y mejorar sus derechos.

Respecto a toda la obra del filósofo, siempre ha estado bajo sospecha el problema de las traducciones de estos textos y las tesis iniciales de formación de capital, de separación de clases entre proletariado y burgueses y la consecuencia social propia de la mercancia, el comercio, el dinero y el capital, hacen que la revolución marxista marcara fuertemente los finales del siglo XIX y toda la historia del siglo XX.

En El Blog Salmón

Ser un español por el mundo no es tan bonito

Últimamente se ve la palabra emigrar en la boca de mucha gente, además uno ve españoles por el mundo y parece que si se abandona España nos vamos a ir a un paraíso tropical con playa donde vamos a vivir en una mansión y de paso aprendemos inglés, pues no. Ser expatriado no es tan bonito como lo pintan.

Esto vienen a que la serie sobre la juventud organizada por El País y un artículo en El Confidencial dan a entender que irse fuera de España es algo estupendo. Lo he mencionado de pasada en algún lugar, pero emigrar fuera no es tan fácil. Para empezar está el inglés, que resulta imprescindible. Se va a trabajar hablando inglés y a ser posible el idioma local, no a aprender inglés fuera. Es muy probable que tu jefe y compañeros no hablen español (tal vez no les hicieras falta si tal fuera el caso) y no van a poder trabajar contigo si no eres capaz de comunicarte eficientemente con ellos.

Aparte hay que hacerse a la idea de que muchas personas que se van acaban volviendo porque no soportan la cultura, la falta de sol o la soledad, que no todo es el saldo de la cuanta corriente a principios de mes. Conozco a varias personas que se han vuelto porque han acabado odiando ciudades que la gente ve fantástica cuando visita. Además, tengamos en cuenta que la experiencia habitual de la gente en el extranjero suele ser un mes de “aprender inglés” en Irlanda o un año de erasmus en Polonia.

Ir a trabajar es una experiencia bastante distinta a ir a estudiar, especialmente porque al ir a trabajar fuera no significa estar de fiesta todas las noches y unas pocas horas de clase. En una universidad hay una “actividad social” con clubes deportivos, asociaciones, apoyo al estudiante y otros factores que no hay en una empresa privada, especialmente una pequeña.

Un comportamiento curioso es que en el extranjero se tiende a aceptar trabajos que no he visto que se acepten aquí tan fácilmente. He visto a titulados aceptar sueldos más bajos que mileuristas por estar en una “cool” o hacer trabajos (por ejemplo de camarero) que aquí no aceptarían porque “no es de lo suyo” porque así aprenden el idioma. No sé si el salir de casa espabila a la gente o al estar fuera no hace falta “mantener la honra”, pero el comportamiento de la gente cambia bastante.

Si hay pareja ¿merece la pena la compensación de sueldo y de pérdida de la carrera profesional de la otra persona? Porque en ocasiones la otra persona tal vez no podrá trabajar en el país de destino. Ya no digamos si mueven a la progenie de país. Seguramente lo acepten si tienen menos de cinco años, pero a partir de los diez es complicado.

Hay quien puede pensar que irse a los países emergentes es una buena idea, no voy a negar que ofrezcan muchas oportunidades. Pero vamos a tenernos que hacer valer como un trabajador más, los tiempos de alquilar a occidentales para darle caché a la empresa se van pasando.

Con esto no quiero echar por tierra los sueños de quien quiera irse fuera, pero simplemente hay que tener en cuenta que emigrar no es tan fácil como ala mayoría piensa. Pueden preguntarle a personas que hayan estado fuera y hayan vuelto porque no les gustó. También reconozco que una estancia fuera puede ser bien valorada en el currículum, que puede aportar mucho profesional y personalmente, etc. Pero creo que hacía falta que en esta marea de optimismo alguien mencionara la otra cara de la moneda.

En El Blog Salmón |
Vía | El País, El Confidencial

sábado, 2 de octubre de 2010

Síntomas que aparecen con la edad y forma de tratarlos

Síntomas provocados por necesidad de algunos alimentos

Vea que interesante... a partir de una cierta edad, tenemos casi todos estos síntomas, provocados por la falta de los alimentos aquí mencionados.

1. DIFICULTAD DE PERDER PESO
LO QUE ESTÁ FALTANDO : Ácidos grasos esenciales y vitamina A.
DONDE OBTENER : semillas de linaza, zanahoria y salmón - además de suplementos específicos.

2. RETENCIÓN DE LÍQUIDOS
LO QUE ESTÁ FALTANDO : en verdad es un desequilibrio entre potasio, fósforo y sodio.
DONDE OBTENER : agua de coco, aceituna, durazno, ciruela, higo, almendras, nueces, acelga, cilantro y los suplementos ..

3. NECESIDAD DE DULCES
LO QUE ESTÁ FALTANDO : cromo .
DONDE OBTENER : cereales integrales, nueces, centeno, plátano, espinaca, zanahoria + suplementos .

4. CALAMBRE, DOLOR DE CABEZA
LO QUE ESTÁ FALTANDO : potasio y magnesio ..
DONDE OBTENER : plátano, cebada, maíz, manga, durazno, acerola, naranja, tomate y agua .

5. MOLESTIA INTESTINAL, GASES, HINCHAZÓN ABDOMINAL
LO QUE ESTÁ FALTANDO : bacilos vivos.
DONDE OBTENER : cuajada, yogurt, yakult y similares.

6. MALA MEMORIA
LO QUE ESTÁ FALTANDO : acetil colina, inositol.
DONDE OBTENER : lecitina de soja, yema de huevo + suplementos.

7. HIPOTIROIDISMO (PROVOCA AUMENTO DE PESO SIN CAUSA APARENTE)
LO QUE ESTÁ FALTANDO : yodo.
DONDE OBTENER : algas marinas, zanahoria, aceite, pera, piña, peces de agua salada y sal marina.

8. CABELLOS QUEBRADIZOS Y UÑAS FRÁGILES
LO QUE ESTÁ FALTANDO : colágeno .
DONDE OBTENER : peces, huevos, carnes magras, gelatina + suplementos.

9. FLAQUEZA, INDISPOSICIÓN, MALESTAR
LO QUE ESTÁ FALTANDO : vitaminas A, C, y E y hierro .
DONDE OBTENER : verduras, frutas, carnes magras + suplementos.

10. DESÁNIMO, APATÍA, TRISTEZA, RABIA, INSATISFACCIÓN
LO QUE ESTÁ FALTANDO : DINERO ..........
DONDE OBTENER : Si llegas a saber cómo, te ruego que me lo digas, no seas egoísta mira toda la información que te pase para que estés sanito(a)...

Archivo del blog

MIS OTROS BLOGS

Blogs y Publicaciones que sigo